El infierno no es un término bíblico

 

Por tradición o costumbres ideológicas, toda persona tiene la idea o percepción de hay un infierno, y los que mueren van allí; el diccionario de la Real Academia Española, nos dice que infierno (Del lat. infernum), es: 1.  Lugar donde los condenados sufren, después de la muerte, castigo eterno.   2. Estado de privación definitiva de Dios.

 

El diccionario de la Biblia Jerusalén (Católica) nos dice que es: es el lugar donde los pecadores son eternamente castigados después de la muerte. El AT sólo conoce una morada de los muertos (mundo subterráneo;    seol), donde habitan todos los difuntos, buenos y malos. Sin embargo, el diferente destino de justos y pecadores en el otro mundo se va poco a poco formulando con mayor claridad en el AT)    purgatorio,  vida de ultratumba,    retribución).

 

Como es de notarse, en este último, se aplica la palabra purgatorio y vida de ultratumba, con lo cual se enseña cierto estado temporal de las almas, y aún las apariciones o visiones de estas mismas.

 

El purgatorio según la doctrina católica, es el lugar donde los justos que no salen de este mundo enteramente libres de culpa (pecados veniales o reato temporal del pecado) han de expiar su culpa después de la muerte, antes de ser admitidos a la visión beatífica.

 

En tanto que el diccionario Hispan – americano de la misión (católico) nos dice: En la enseñanza católica romana, es el estado temporario de castigo y purificación de los muertos de sus pecados veniales, antes de su admisión al cielo.

 

Esto hace muy notable la influencia del latín en las traducciones actuales, como en este caso, Del lat. Infernum, el cual ha sido aplicado a la palabra griega Gehena, figurativamente el lugar de castigo para los culpables después del Juicio Final.

 

 

Pues al hablar del purgatorio como un estado temporal de castigo y purificación antes de ser admitidos en el cielo, contraviene totalmente toda la escritura, pues leemos: “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio (Heb 9:27 )”.

 

Daniel 12:2  nos dice: Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua, el castigo o la vida eterna (mateo 25:46, Revelaciones 20:12,15).

 

No es el castigo antes del Juicio, sino que tiene que haber un juicio para determinar el castigo o el perdón.

 

La palabra infierno, es aplicado en alguno pasajes de: Mateo 5.22, 29,30, 9:47, 43 y 18:8,9 entre otros en la traducción Reina Valera revisiones 1909, 1960, 1989, 1995 y la Reina Valera Gómez,  a la palabra griega gehena, en tanto que la traducción del oso, Reina Valera 1569, que es la traducción original, aplica la palabra quemadero.

 

Comprobando de esta manera la influencia romana en las revisiones a la versión Reina Valera 1569, vamos a analizar la palabra raíz la cual es G1067 Gehena.

 

 

 

G1067  γέεννα géenna; de origen hebreo. [H1516 Gai y H2011 Jinnóm]; valle del (hijo de) Hinón; gehena (o Ge-hinón), valle de Jerusalén, usado (figurativamente) como nombre del lugar (o estado) de castigo eterno.

 

H1516  גַּיְא gai; o (abr.) גַּי gai; desfiladero (por sus lados escarpados; de aquí, angosto, pero no un arroyo ni torrente de invierno):-valle.

 

H2011  הִנֹּם Jinnóm; prob. de or. for.; Jinom, apar. un jebuseo:-Hinom.

 

GEHENA En hebreo quiere decir Valle (de los hijos) de Hinnom. El valle estaba fuera de la muralla sur de la antigua Jerusalén, y se extiende desde el pie del Monte Sion hasta el valle Kidron, al este, rodeándola y fue donde los israelitas inmolaron a sus hijos al ídolo Moloch. Desde el tiempo del rey Josías (s. VII a. C.), era el lugar en donde se quemaban los desperdicios de la ciudad. El fuego que ardía continuamente en ese gran basurero pasó a ser símbolo del castigo de los impíos, en el sentido más profundo y definitivo del término.  

 

Como podemos apreciar, el valle o parte de éste, el cual estaba a un lado de Jerusalen, era utilizado para quemar todo lo que era desechado como la basura, animales muertos, etc. Pues esto es figura de los dos grupos que van a existir, los que estarán en la nueva Jerusalén y los que estarán el lago de fuego (Revelaciones 20:9 -15). Pues en ese sentido Jesús les hablaba, de la manera en que iban a ser desechados y quemados, pues en 1 de Corintios 15:55 la aplicación a la palabra hades, es la de sepulcro, lugar de donde serán levantados todos los que duermen o están los muertos, como lo dice Daniel. Porque los muertos nada saben, ni tienen más paga y no hay memoria de ellos, pues el espíritu vuelve al que lo dió (Eclesiastés 9:5, 12:7).

 

Pues aún a la palabra hades, la cual tiene como significado hades o sepulcro, el lugar de las almas de acuerdo al Diccionario Strong. también le han aplicado el término infierno, como aparece en Revelaciones 20:13, en las traducciones Sagradas Escrituras en español Reina Valera, RV 1909, Septuaginta, Reina Valera Gomes, Nácar Colunga, Nueva Versión internacional, Biblia al Día, lo que hace ilógico esto, pues la idea del infierno en la Vulgata, es la de castigo o tormento. Cuando el sentido literario es el reino de la muerte, el lugar donde están todos los muertos, el sepulcro.

 

Por tanto, la palabra infierno, no puede ser un término bíblico, sino que es una aplicación de la  Vulgata latina.

 

Esta entrada fue publicada en Evangelismo apostólico. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s