¿Es la traducción del Nuevo Mundo confiable?

Es la traducción del nuevo mundo confiable?

 

Introducción.

 

Esta traducción, durante tiempos ha sido duramente criticada. ¿Será cierto lo que opinan los opositores?

 

Antes que nada, al realizar una traducción sobre todo tratándose de las Sagradas Escrituras, debe siempre haber una independencia mental y doctrinal, por tanto vamos a revisar la traducción del nuevo mundo.

 

Como texto introductorio, vamos a ver el verso 2 del capitulo 1 de Mateo, si en realidad esta traducción se ha hecho con conocimientos de griego,

 

Según la Reina Valera 1860 leemos: Abraham engendró a Isaac….

 

Texto griego y su traducción

αβρααμ       εγεννησεν τον ισαακ

Abraham   engendró   a   Isaac

 

La palabra engendró, es la traducción de la palabra griega εγεννησεν (egenneesen) en tiempo aoristo de tercera persona de gennao que es engendrar, nacer, dar a luz, nacimiento, concebir.

 

Ahora la Biblia al día y la Dios Habla Hoy, la traducen como “fue el Padre de”, en tanto que la Traducción del nuevo mundo “llegó a ser padre de”

 

El tiempo aoristo, nos indica el tiempo pasado indicativo de la acción momentánea y no continua, observemos las tres traducciones:

 

1.- RV60.- engendró a.                     indica una acción momentanea

2.- BAD.- fue el padre de.                 Indica una acción momentanea

3.- TNM.- llegó a ser padre de.         Indica una acción continua y postergada.

 

En los puntos 1 y 2, la acción que muestran los verbos: engendró y fue, están dando la idea de algo que ocurrió momentáneamente, en tanto que el punto 3, nos indica una acción continua y en el transcurso del tiempo, ¿es correcta esta aplicación? No, porque esta insinuando que Abraham no es el padre directo de Isaac, sino que lo reconoció o adopto posteriormente a su nacimiento.

 

La palabra griega que pudo ser traducida como llegó a ser, no es otra que εγενετο (egeneto) tiempo aoristo segundo de ginomai, que significa llegar a ser, hacer, nacer, volver.

 

En  el pasaje de Lucas 6:16 leemos lo siguiente:

 

Judas hermano de Jacobo, y Judas Iscariote, que         llegó a ser el traidor.

Ιουδαν                    ιακωβου  και ιουδαν ισκαριωτην ος και     εγενετο        προδοτης

 

Como vemos, la palabra griega εγενετο (egeneto) está traducida como llegó a ser. En la RV60, y  La TNM, aplica correctamente ahora: “que se volvió traidor”.

 

¿Pero porque en Mateo 1.2, vierten erróneamente la palabra εγεννησεν (egenneesen)?

 

¿Comparando los sigiuientes escritos del Griego, de Mateo 1.2, que diferencias podemos encontrar?

 

βρααμ εγεννησεν τον ισαακ (Textus Receptus)

αβρααμ εγεννησεν τον ισαακ  (Texto Interlineal Griego – Español Wescott y Hort)

αβρααμ εγεννησεν τον ισαας  (Texto Interlineal Griego – Español Tischendorf )

αβρααμ  εγεννησεν τον ισαακ (Texto Interlineal Griego – Español Bizantino)

αβρααμ εγεννηcεν τον ιcαακ(Texto Códice Sinaitico)

 

La diferencia que vemos es en el códice sinaitico, en cuanto a la consonante “s” que se escribe distinto a los demás textos, y en el texto de Tischendorf, que Isaac, no está como acusativo, sino como sujeto nominativo. Pero la traducción no puede ser demasiado distinta a lo que expresan las escrituras.

 

¿Usted cree que la Traducción del Nuevo mundo sea consecuente al verter palabras hebreas o griegas?

 

Quizás una nueva traducción de la Biblia sea más fácil de leer que traducciones antiguas. Pero, ¿efectúa el propósito para el cual Dios hizo que la Biblia fuera inspirada? Ese propósito es enseñarle a la gente acerca de Dios, quién es él y cuáles son sus propósitos

La atalaya 1970, octubre 15 pag 630 – 632, Una nueva traducción de la Biblia… ¿honra a Dios?

 

Este es el texto expreso en la publicación de la Watchtower.

 

Ya vimos de manera introductoria la forma de verter las palabras griegas, ahora continuaremos viendo todas las inconsecuencias cometidas por el comité de traducción de la Watchtower society.

 

Continuara la segunda parte.

 
 
 
 
About these ads
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a ¿Es la traducción del Nuevo Mundo confiable?

  1. kdtools dijo:

    Cuando leo “llego a ser padre de” entiendo lo mismo si lo leo como “engendro” no veo la diferencia ni el porque quieren hacer ver a una traduccion menos que otra.

    cuando vi esta pagina pense que harian realmente una investigacion conciensuda y sin prejuicios que lastima que aya personas que den comentarios tan faltos de etica y conocimiento como el que se expresa en esta pagina, y tan faltos de un entendimiento real de los idiomas en que se escribieron las santas escrituras

    • ioannes2011 dijo:

      Paz a vos, amigo, entiendo tu inquietud, y tambien yo la tuve al principio cuando escuche, y aun me dijeron, la biblia de los evangelicos esta llena de errores, solo la traduccion del nuevo mundo es la mas perfecta obra, por tanto me dedique a corroborarlo, y encontre muchas inconsecuencias como la que muestra en el tema, mi deseo no es ofender a nadie, sino dar respuesta. gracias por tu comentario, y si puedes aclarar es bienvenido tu punto de vista, pues cual es la difenrencia entre llegar a ser y haber sido? es mucha, toma en cuenta el tiempo que ocurre, shalom

  2. Mauricio Gavilanes dijo:

    Hola a todos

    La TNM es increible. Para mi es perfecta, lo que sucede es que para poder interpetarla bien, tienen que estudiar teologia catolica.
    Y para sostener lo que esribo les adjunto algunos temas que tienen que abrir en la wikipedia
    Teorias teologicas de la trinidad de Dios- Teologia del Espiritu Santo
    ¿que es el modalismo,? ¿Que es el unitarismo? ¿ Que es el arrianismo?
    ¿Que es el tetragramaton?. Abran estos temas en la wikipedia
    ¿ Porque para los TJ el Espiritu Santo de Dios es una fuerza activa del Universo y no una persona de la trinidad como lo es para los trinitarios? y ¿ porque ? los TJ en su biblia escriben la palabra Espiritu Santo con minusculas y mas no con mayusculas como lo hacen en las demas traducciones de origen catolico y luterano
    Descubri que la expresion “fin del sistema de cosas ” que para los catolicos y protestantes es el fin del mundo equivale al fin de este sistema mundano de cosas y lo descubri abriendo la Bilblia Peshitta que es una traduccion del arameo al español, lenguaje en el cual Jesus hablaba, mas no el hebreo como comunmente se piensa.
    Abran la biblia Peshitta Mateo 13:39 y la concordancia que esta en esta respectiva cita y se van a dar cuenta de que lo que escribo no esta fuera de la verdad.
    La expresion “fin del sistema de cosas” de la TNM equivale a la frase ” fin del mundo”. y lo descubri a traves de la biblia Peshitta.
    Bendiciones a todos

  3. Mauricio Gavilanes dijo:

    Hola
    ¡Si! ,Jesus fue el Dios unigenito cuando estuvo en el cielo con su Padre Jehova.
    Sino que me responden a lo que consta escrito en Juan 17:5 ( en esta cita biblica muy claramente Jesus se refiere a su Padre con la frase ” con la gloria que tuvo contigo” antes de que el mundo existiese). Otra es Juan 8:58
    En proverbios 8:22-35 en el versiculo 30 (fuente biblia catolica ” Dios habla hoy) se refiere a que Jesus juguetaba o se deleitaba con las maravillas del cielo y estuvo a lado de su Padre como un obrero maestro en la creacion de todas las cosas del universo. Esta cita biblica se refiere a la sabiduria que es la palabra o verbo de Dios. y tiene concordancia con Juan 1:1y2.
    Proverbios 8:22-35 en adelante se refiere a cuando Dios creo la sabiduria que vendria a ser la palabra o verbo divino de Dios, es decir Jesus su Hijo
    En Juan 1.2 se refiere a que el verbo o la palabra estaba con Dios, mas no que era Dios, por esta situacion es que los TJ en su biblia escriben en Juan 1:1 la frase “era un Dios”
    Otra cita biblica que demuestra que Jesus es el unigenito de la creacion es Colosenses 1:15; 2 Co 4:4 en esta ultima se refiere a Jesus como la imagen de Dios.
    Juan 17:25 es otra cita que demuestra que Jesus es el Hijo de Dios y asi hay muchas mas que demuestran que Jesus tiene su grado de divinidad.
    Al escribir esto nadie puede negar que se la ha entregado toda la potestad y autoridad para juzgar asi como para que todas las oraciones al Padre sean dirigidas en nombre de el 1 TIm 2:5 ya que Jesus es nuestro mediador, abogado, intercesor por nuestros pecados

  4. Hipolito Willy dijo:

    Hola a todos
    Para que tengan una idea mas clara de lo que es la Traduccion del Nuevo mundo de las Santas Escrituras he pegado de la wikipedia lo siguiente:

    Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras De Wikipedia, la enciclopedia libre
    Saltar a: navegación, búsqueda Existen desacuerdos sobre la neutralidad en el punto de vista de la versión actual de este artículo o sección.
    En la página de discusión puedes consultar el debate al respecto.

    Edición de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras en diversos idiomas.La Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (NM o TNM) es una edición de la Biblia publicada por la Watchtower Bible and Tract Society of New York, Inc. y la International Bible Students Association of Brooklyn, New York, dos entidades que pertenecen a los Testigos de Jehová. Existen versiones completas en unos 250 idiomas y Dialectos diferentes, además de otras que comprenden solo el texto griego del Nuevo Testamento y una edición interlinear del griego al inglés, también se ha publicado un DVD en lenguaje de señas. En las Escrituras Hebreas, el nombre Jehová aparece un total de 6973 veces, porque los traductores tomaron en cuenta, entre otras cosas, el hecho de que en algunos lugares los soferim habían cambiado el Tetragrámaton por ’Adho•nái y ’Elo•hím. La misma frecuencia con que aparece este nombre demuestra la importancia que tiene para su Portador, el Autor de la Biblia. El número de veces que se emplea en todas las Escrituras es muy superior al de cualquiera de los títulos que se le aplican, como “Señor Soberano” o “Dios”, es una de las traducciones literalmente más exacta de la biblia .

    Contenido [ocultar]
    1 Historia
    1.1 Con respecto al anonimato del comité de Traducción
    1.2 Idiomas disponibles
    1.3 Diferencias entre ediciones
    2 Características
    2.1 Objetivo
    2.2 Fuentes
    2.2.1 Texto Principal de la Obra
    2.2.2 Notas a Pie de página de la Edición con Referencias (1987) en español
    2.3 Uso del Tetragrámaton
    2.4 El Canon
    2.5 Uniformidad de Términos
    2.6 Traducción de Verbos
    2.7 Versículos Faltantes
    2.8 Lenguaje Moderno
    3 Comentarios favorables y desfavorables sobre la TNM
    3.1 Sobre la Sección Hebrea – Antiguo Testamento (A.T.)
    3.2 Sobre la Sección Griega Nuevo Testamento (N.T.)
    3.3 Juan 1:1
    3.3.1 El Verbo (o La Palabra) era Dios
    3.3.2 El Verbo (o la Palabra) era un dios
    3.3.3 El Verbo (o La Palabra) era divino (o tenía naturaleza divina)
    3.3.4 Comentarios
    3.4 Colosenses 1:15,16
    3.4.1 “Porque en él fueron creadas todas las cosas”
    3.4.2 Argumento Gramatical
    3.4.3 “Porque por medio de él todas las [otras] cosas fueron creadas”
    3.4.3.1 Ventajas de la Traducción del Nuevo Mundo
    4 Véase también
    5 Enlaces externos
    6 Referencias

    [editar] HistoriaEn 1946, se hizo a la Junta de Directores de la “Watchtower Bible & Tract Society of New York, and Pennsylvania. Inc.”, bajo la presidencia de Nathan Homer Knorr (1905 – 1977), quien hizo el anuncio formal, la propuesta de elaborar esta versión de la Biblia para “solucionar los problemas presentados por las traducciones antiguas al inglés”, en especial la “King James Version”, que regularmente utilizaban, cuyo lenguaje se consideraba desactualizado para oídos modernos. Según su explicación:

    “Los testigos de Jehová reconocen que están endeudados con las muchas versiones […] Sin embargo, todas esas traducciones, hasta las más recientes, tienen sus defectos. Hay inconsecuencias o maneras de verter no satisfactorias, que están infectadas de tradiciones sectarias o filosofías mundanas y, por lo tanto, no están en plena conformidad con las verdades sagradas que Jehová ha hecho que se escriban en su Palabra. Particularmente desde 1946 el presidente de la Sociedad Watch Tower Bible and Tract había estado buscando una traducción fiel de las Escrituras basada en los idiomas originales… una traducción que fuera entendible para los lectores modernos. […] El 3 de septiembre de 1949, en las oficinas centrales de la Sociedad en Brooklyn, el presidente anunció a la Junta Directiva la existencia del Comité de Traducción de la Biblia del Nuevo Mundo, y que aquel comité había completado una traducción moderna de las Escrituras Griegas Cristianas. […] en reconocimiento de la obra no sectaria de la Sociedad de fomentar la educación bíblica por toda la Tierra…”.

    (“Toda Escritura es Inspirada de Dios y Provechosa”, Watch Tower Bible & Tract Society, 1990. Estudio nº 7, p. 324, pr. 17 y 18).
    [editar] Con respecto al anonimato del comité de TraducciónQue el comité de Traducción prefiriera permanecer anónimo ha sido blanco de severas críticas. La traducción, según sus fuentes oficiales, fue realizada por un “comité de hombres capacitados”, llamado Comité del Nuevo Mundo, cuyos miembros pidieron expresamente que su identidad fuera dejada en anonimato durante su vida y después de su muerte inclusive.[1] Según sus declaraciones, la razón que dan para ello es “no glorificarse a sí mismos, sino dar la gloria a Dios”, y además que la obra debe “acreditarse a sí misma, y no por los que la hicieron”. La Sociedad Watchtower, a cuyo cargo fueron dejados los derechos de traducción, ha cumplido con esta solicitud hasta hoy.[2]

    De acuerdo con la revista La Atalaya del 1 de febrero de 1951, la razón del anonimato de los traductores se justificó así: “Los hombres que constituyen el comité de traducción han indicado [...] que su deseo es permanecer anónimos, y específicamente no desean que sus nombres sean publicados mientras vivan ni después de su muerte. El propósito de la traducción es exaltar el nombre del Dios viviente y verdadero”.

    Para 1960 se había completado la “Traducción del Nuevo mundo de las Santas Escrituras Hebreo-Arameas”, que incluye el Antiguo Testamento, así como la “Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras Griegas Cristianas”, que incluye el Nuevo Testamento, ambas en inglés. Durante aquellos años de traducción, el Comité de Traducción de la Biblia del Nuevo Mundo afirma haber “efectuado una investigación intensa y cuidadosa para asegurarse que la traducción tuviera consecuencia interna en la selección de palabras al inglés y usara el mejor texto posible de diversos manuscritos”. [cita requerida]

    La labor del comité de traducción no se terminó en 1960. Fue en 1961 cuando por primera vez se imprimió la Traducción del Nuevo Mundo en un solo volumen en inglés, edición que incorporó una revisión de toda la labor que se había efectuado anteriormente y algunas notas en el texto principal que se hallaban en las ediciones anteriores. La edición de 1961 fue la que se tradujo al español de 1967. En la segunda revisión en inglés, en 1970, se modificaron, por razones lingüísticas tanto del inglés como de los idiomas originales, más de 100 palabras o expresiones que se habían usado en la edición de 1961.

    Desde que se publicó la edición de 1961 en un solo tomo, se han publicado otras cuatro actualizaciones, en las cuales se han realizado correcciones; un ejemplo se apreció en La Atalaya del 1 de septiembre de 1979, pag. 4 sobre Levítico 23:21. En inglés la más reciente edición tuvo lugar en 1984 (en español 1987), cuando se publicó una edición de letra grande con un amplio apéndice, 12.500 referencias marginales, 11.400 notas instructivas y una concordancia.

    ¿Quiénes fueron los traductores? En el libro Razonamiento a partir de las Escrituras se explica que cuando presentó como regalo los derechos de publicación de su traducción, el Comité de Traducción de la Biblia del Nuevo Mundo pidió que sus miembros permanecieran anónimos. La Sociedad Watch Tower Bible and Tract of Pennsylvania ha aceptado su petición. Los traductores no buscaban prominencia para sí, sino solo honrar al Autor Divino de las Santas Escrituras. A través de los años, otros comités de traducción han adoptado un punto de vista similar. Por ejemplo, la sobrecubierta de la Edición con Referencias (1971) de la New American Standard Bible declara: “No hemos usado el nombre de ningún docto como referencia o para recomendaciones porque creemos que la Palabra de Dios debe ser juzgada por sus propios méritos”.

    [editar] Idiomas disponiblesPara 2012, esta traducción estaba disponible, completa o en parte, en 108 idiomas ditintos y 174 million ejemplares.[3]

    Está disponible completa en afrikáans, albanés, alemán, árabe, armenio, búlgaro, cebuano, checo, chichewa, chino (en alfabeto tradicional, simplificado y pinyin), cibemba, cingalés, coreano, croata, danés, efik, eslovaco, esloveno, español (también en braille), finlandés, francés, georgiano, griego, holandés, húngaro, igbo, ilocano, indonesio, inglés (también en braille), italiano, japonés, kiniaruanda, kirguís, kirundi, lingala, macedonio, malgache, maltés, noruego, osetico, polaco, portugués (también en braille), rumano, ruso, samoano, sepedi, serbio (en alfabeto cirílico y latino), sesoto, shona, sranantongo, suajili, sueco, tagalo, tsonga, tswana, turco, twi (akuapem y ashanti), xhosa, yoruba y zulu.

    Además, hay partes disponibles (en general, el Nuevo testamento) en amhárico, azerí (en alfabeto cirilico y latino), birmano, camboyano, chitonga, estonio, ewé, fijiano, gilbertense, gun, criollo haitiano, hiligaynon, hindi, hiri motu, italiano en braille, kannada, kaonde, kazako, lenguaje de señas americano, lenguaje de señas brasileño, lenguaje de señas colombiano, lenguaje de señas italiano, lengua de señas mexicana, lenguaje de señas ruso, letón, lituano, luganda, luvale, malayalam, nepalí, pangasinán, papiamento (Curazao), panyabí, pidgin de las islas Salomón, sango, silozi, tailandés, tamil, tok pisin, tongano, tumbuka, tuvaluano, ucraniano, uzbeko y vietnamita.

    [editar] Diferencias entre ediciones
    Portada de la Traducción del Nuevo Mundo del año 1967 basada en la versión en inglés del año 1961Existen algunas diferencias entre las ediciones de 1961 y la de 1987, tal es el caso de Hebreos 1:6.[4] [5]

    Hebreos 1:6 Pero cuando introduce de nuevo a su Primogénito en la tierra habitada, dice: “Y que todos los ángeles de Dios le adoren”.

    Traducción del Nuevo Mundo de 1961.
    Hebreos 1:6 Pero cuando introduce de nuevo a su Primogénito en la tierra habitada, dice: “Y que todos los ángeles de Dios le rindan homenaje”.

    Traducción del Nuevo Mundo de 1987 con referencias..
    En dicha edición la cita es acompañada por la siguiente nota:

    “Podamos rendir [...] servicio sagrado.” Gr.: la‧tréu‧o‧men; J22(heb.): na‧‛avódh, “podamos servir (adorar)”. Véase Éx 3:12, n.

    Traducción del Nuevo Mundo 1987 con referencias..
    Sin ninguna justificación lingüística, las nuevas ediciones de la Nuevo Mundo traducen el verbo griego προσκυνέω (proskynéo) como “adorar” las 19 veces que se refieren al Padre, pero “rendir homenaje” las 15 veces que se refieren al Hijo. Esto sin importar que el acto signifique postrarse de rodillas

    [editar] CaracterísticasLa Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras fue presentada por el Comité del Nuevo Mundo de La Sociedad Watch Tower como “una traducción literal y confiable de la Biblia realizada a partir de las mejores copias de los manuscritos originales hoy disponibles”.Esta traducción de la Biblia posibilita una aproximación casi palabra por palabra del hebreo y griego al inglés y de allí a otros idiomas. Es la principal versión utilizada por los testigos de Jehová (aunque no la única) en su estudio personal, reuniones y obra pública.

    Según los traductores, se ha intentado ser lo más literal posible hasta donde lo permite el idioma de destino [inglés] sin perder comprensión, sabiendo que siempre es difícil alcanzar un consenso general, especialmente en la selección de palabras. En la versión con referencias (Rbi8-S), aparecen al pie de página lecturas alternativas donde, según lo han considerado los traductores, no ha sido posible seguir al pie de la letra en el texto principal.

    Cuando en el texto aparecen corchetes simples ([]), es porque se ha agregado una palabra o frase auxiliar que no aparece en el original con el fin de dar sentido a la oración.

    De los idiomas originales se tradujo al inglés, y se ha utilizado esa edición inglesa como base para la posterior traducción a otros idiomas modernos, entre ellos el español (que fue el primero en contar con la edición completa en el año de 1967) pero cotejando los manuscritos originales.

    [editar] ObjetivoEl objetivo de la obra en las palabras de los propios autores:

    “Es una gran responsabilidad traducir las Santas Escrituras de sus lenguas originales —el hebreo, el arameo y el griego— al habla moderna. Traducir las Santas Escrituras quiere decir verter a otro idioma los pensamientos y dichos de Jehová Dios, el Autor celestial de esta biblioteca sagrada de sesenta y seis libros que hombres santos de la antigüedad pusieron, por inspiración, en forma escrita para provecho de nosotros los que vivimos hoy. Ciertamente esta tarea impresiona por su seriedad. Los traductores de esta obra, que temen y aman al Autor Divino de las Santas Escrituras, sienten hacia Él la responsabilidad especial de transmitir Sus pensamientos y declaraciones con la mayor exactitud posible. También se sienten responsables ante los lectores anhelantes de conocimiento que dependen de una traducción de la Palabra inspirada del Dios Altísimo para su salvación eterna. Imbuidos del sentido de tan solemne responsabilidad, en el transcurso de muchos años este comité de hombres dedicados ha producido en inglés la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. Al principio, entre 1950 y 1960, la obra entera se presentó en seis tomos. Desde el comienzo fue el deseo de los traductores unificar todos los tomos en un solo libro, dado que las Santas Escrituras son en realidad un solo libro de un Solo Autor. Aunque los tomos originales contenían referencias marginales y notas a pie de página, la edición revisada que vio la luz pública en 1961, en forma de un solo volumen, no contuvo notas ni referencias marginales. En 1970 se presentó una segunda revisión, y en 1971 la tercera revisión, con notas a pie de página. En 1969 el comité presentó una traducción interlineal, The Kingdom Interlinear Translation of the Greek Scriptures, que bajo cada línea del texto griego revisado por Westcott y Hort (reimpresión de 1948) interpola una traducción literal, palabra por palabra, al inglés. Durante los pasados 36 años la Traducción del Nuevo Mundo ha sido traducida en parte o por entero a otros diez idiomas, y cuenta con una impresión y distribución total que sobrepasa los 48.000.000 de ejemplares. Para información sobre las características de esta edición revisada y cómo puede ayudar a sus usuarios, remitimos al lector a la Introducción. Hemos presentado la revisión de 1984 en inglés a la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania para su impresión, traducción a otros idiomas principales y distribución. La hacemos así asequible, con un profundo sentido de gratitud al Autor Divino de las Santas Escrituras, que nos ha favorecido con tal privilegio, y en cuyo espíritu hemos confiado al realizar esta revisión. Esperamos que Él bendiga a los que usen esta traducción para progresar en sentido espiritual.”

    Prologo de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (con Referencias) Edición 1987[6]
    [editar] Fuentes[editar] Texto Principal de la ObraPara la sección Hebreo-Aramea de las Escrituras (Antiguo Testamento), el comité traductor usó el texto refinado de la Biblia Hebraica de Rudolf Kittel, las ediciones 7ma., 8va. y 9na. (1951-1955), universalmente reconocido y base de la mayoría de las traducciones modernas del hebreo a distintos idiomas. Para actualizar las notas al pie de página de la Edición con Referencias de la Traducción del Nuevo Mundo se usó la Biblia Hebraica Stuttgartensia, de 1977.

    La sección griega de la Biblia (Nuevo Testamento) fue traducida principalmente del texto maestro preparado por Westcott y Hort, publicado en 1881, usando la reimpresión de 1948. Para las notas al pie de página de la edición con referencias se consultó también el texto griego de Nestlé entre otros.[7]

    [editar] Notas a Pie de página de la Edición con Referencias (1987) en españolSe lista a continuación algunas de las Obras consultadas para la elaboración de las notas a pie de página de la Versión con Referencias de la Traducción de Nuevo Mundo (Rbi-8S), con sus respectivas simbologías utilizadas en esta edición.

    א(’Álef) Códice Sinaítico, gr., siglo IV E.C., Museo Británico, E.H., E.G.
    A Códice Alejandrino, gr., siglo V E.C., Museo Británico, E.H., E.G.
    ad Aid to Bible Understanding, Watch Tower Bible and Tract Society, Brooklyn, 1971.
    Al Códice de Alepo, heb., c. 930 E.C., Israel, E.H.
    Aq Traducción gr. de Aquila de las E.H., siglo II E.C.
    Arm Versión Armenia, siglos IV a XIII E.C.; E.H., E.G.
    B Ms Vaticano 1209, gr., siglo IV E.C., Ciudad del Vaticano, Roma, E.H., E.G.
    B 19A Véase Leningrado.
    Bauer A Greek-English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature, de W. Bauer, segunda ed. en inglés, por F. W. Gingrich y F. W. Danker, Chicago y Londres (1979).
    BDB Hebrew and English Lexicon of the Old Testament, por Brown, Driver y Briggs, Oxford, reimpresión de 1978.
    BHK Biblia Hebraica, por Kittel, Kahle, Alt y Eissfeldt, Privilegierte Württembergische Bibelanstalt, Stuttgart, ed. séptima a novena, 1951-1955, E.H.
    BHS Biblia Hebraica Stuttgartensia, por Elliger y Rudolph, Deutsche Bibelstiftung, Stuttgart, 1977, E.H.
    C Códice Ephraemi rescriptus, gr., siglo V E.C., París, E.H., E.G.
    Ca Códice de El Cairo, heb., 895 E.C., El Cairo, Egipto, E.H.
    D Códices de Beza, gr. y lat., siglos V y VI E.C., Cambridge, Inglaterra, E.G.
    Gins. Massoretico-Critical Text of the Hebrew Bible, por C. D. Ginsburg, Londres, 1926.
    Gins.Int Introduction to the Massoretico-Critical Edition of the Hebrew Bible, por C. D. Ginsburg, Ktav Publishing House, Nueva York, reimpresión de 1966.
    Gins.Mas The Massorah, por C. D. Ginsburg, Ktav Publishing House, Nueva York, reimpresión de 1975.
    GK Gesenius’ Hebrew Grammar, por E. Kautzsch y A. E. Cowley, Oxford, Inglaterra (1910).
    Int The Kingdom Interlinear Translation of the Greek Scriptures, Watch Tower Bible and Tract Society, Brooklyn, 1985, una traducción palabra por palabra del griego al inglés
    It Antiguas versiones latinas, Ítala, siglos II al IV E.C.; E.H., E.G.
    J1 Mateo, heb., publicado por J. du Tillet, con una traducción lat. por J. Mercier, París, 1555.
    J2 Mateo, heb., incorporado como capítulo separado en ’É•ven bó•chan [“Piedra Probada”], de Shem-Tob ben Isaac Ibn Shaprut, 1385. Mss de los siglos XVI y XVII, Jewish Theological Seminary, Nueva York.
    J3 Mateo y Hebreos, heb. y lat., por Sebastian Münster, Basilea, 1537 y 1557 respectivamente.
    J4 Mateo, heb., por J. Quinquarboreus, París, 1551.
    J5 Evangelios litúrgicos, heb., por F. Petri, Wittemberg, 1573.
    J6 Evangelios litúrgicos, en alemán, lat., gr. y heb., por Johann Clajus, Leipzig, 1576.
    J7 Escrituras Griegas Cristianas en 12 idiomas, entre ellos heb., por Elias Hutter, Nuremberg, 1599.
    J8 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por William Robertson, Londres, 1661.
    J9 Evangelios, heb. y lat., por Giovanni Battista Jona, Roma, 1668.
    J10 The New Testament [...] in Hebrew and English, por Richard Caddick, tomos I-III, de Mateo a 1 Corintios, Londres, 1798-1805.
    J11 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por Thomas Fry y otros, Londres, 1817.
    J12 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por William Greenfield, Londres, 1831.
    J13 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por A. McCaul, M. S. Alexander, J. C. Reichardt y S. Hoga, Londres, 1838.
    J14 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por J. C. Reichardt, Londres, 1846.
    J15 Lucas, Hechos, Romanos y Hebreos, heb., por J. H. R. Biesenthal, Berlín, 1855, 1867, 1853 y 1858 respectivamente.
    J16 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por J. C. Reichardt y J. H. R. Biesenthal, Londres, 1866.
    J17 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por Franz Delitzsch, Londres, ed. de 1981.
    J18 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por Isaac Salkinson y C. D. Ginsburg, Londres.
    J19 Juan, heb., por Moshe I. Ben Maeir, Denver, Colorado, 1957.
    J20 A Concordance to the Greek Testament, por W. F. Moulton y A. S. Geden, cuarta ed., Edimburgo, 1963.
    J21 The Emphatic Diaglott (interlineal griego-inglés), por Benjamin Wilson, Nueva York, 1864, reimpresión por Watch Tower Bible and Tract Society, Brooklyn, 1942, derechos de autor expirados y no reimpreso más por la Sociedad, pero aparecido en una edición de los Estudiantes de la Biblia, conforme a esta misma, impreso en la India en el año de 2004.
    J22 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por United Bible Societies, Jerusalén, 1979.
    J23 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por J. Bauchet, Roma, 1975.
    J24 A Literal Translation of the New Testament [...] From the Text of the Vatican Manuscript, por Herman Heinfetter, Londres, 1863.
    J25 St. Paul’s Epistle to the Romans, por W. G. Rutherford, Londres, 1900.
    J26 Salmos y Mateo 1:1–3:6, heb., por Anton Margaritha, Leipzig, 1533.
    J27 Die heilige Schrift des neuen Testaments, por Dominik von Brentano, tercera ed., Viena y Praga, 1796.
    J28 The New Covenant Commonly Called The New Testament—Peshitta Aramaic Text With a Hebrew Translation, publicado por The Bible Society, Jerusalén, 1986.
    JTS Journal of Theological Studies, Clarendon, Oxford.
    KB Lexicon in Veteris Testamenti Libros, por L. Koehler y W. Baumgartner, Leiden, Países Bajos, 1953.
    KB3 Hebräisches und Aramäisches Lexikon zum Alten Testament, por W. Baumgartner, tercera ed., Leiden, Países Bajos, 1967 —.
    Leningrado Códice de Leningrado B 19A, heb., 1008 E.C., E.H., Biblioteca Pública Estatal Saltykov-Shchedrin, Leningrado, U.R.S.S.
    LSJ A Greek-English Lexicon, de H. Liddell y R. Scott, revisado por H. S. Jones, Oxford, 1968.
    LXX Septuaginta (Versión de los Setenta), gr., originalmente producida en los siglos III y II a.E.C., E.H. (A. Rahlfs, Deutsche Bibelgesellschaft, Stuttgart, 1935).
    LXXא Véase א.
    LXXA Véase A.
    LXXB Véase B.
    LXXBagster Septuaginta (con una traducción en inglés de sir Lancelot Brenton, S. Bagster & Sons, Londres, 1851).
    LXXL Septuaginta (P. de Lagarde, Göttingen, Alemania, 1883).
    LXXThomson Septuaginta, traducida por C. Thomson, ed. Pells, Londres, 1904.
    M Texto masorético hebreo encontrado en el Códice de Leningrado B 19A, conforme se presenta en BHK y BHS.
    Nestle-Aland Novum Testamentum Graece, 26.a ed., Stuttgart, 1979.
    NM Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, Watch Tower Bible and Tract Society, Brooklyn, revisión de 1987.
    P45 Papiro Chester Beatty 1, gr., siglo III E.C., Dublín, E.G.
    P46 Papiro Chester Beatty 2, gr., c. 200 E.C., Dublín, Ann Arbor, Michigan, E.U.A., E.G.
    P47 Papiro Chester Beatty 3, gr., siglo III E.C., Dublín, E.G.
    P66 Papiro Bodmer 2, gr., c. 200 E.C., Ginebra, E.G.
    P74 Papiro Bodmer 17, gr., siglo VII E.C., Ginebra, E.G.
    P75 Papiro Bodmer 14, 15, gr., c. 200 E.C., Ginebra, E.G.
    1QIsa El Rollo del Mar Muerto de Isaías, Jerusalén, encontrado en 1947 en la Cueva Núm. 1 de Qumrán.
    Sam Pentateuco samaritano, originalmente producido alrededor del siglo IV a.E.C. (Ediciones: Biblia Polyglotta, por Brian Walton, Londres, tomo I, 1657; Der hebräische Pentateuch der Samaritaner, por A. von Gall, 1914-1918 [reimpreso en Berlín, 1963]).
    si-S “Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa”, Watch Tower Bible and Tract Society, Brooklyn, 1968.
    Sn Hebrew Old Testament, por N. H. Snaith, Israel, 1970.
    Sy, Syp Peshitta siríaca, aram. cristiana, originalmente producida en el siglo V E.C. (editada por S. Lee, Londres, 1826, y reimpresa por United Bible Societies, 1979).
    Syc Siríaca Curetoniana, originalmente producida en el siglo V (Edición: The Curetonian Version of the Four Gospels, por F. Crawford Burkitt, tomo I, Cambridge, Inglaterra, 1904).
    Syh Versión siríaca Filoxeniana-Harclense, siglos VI y VII E.C.; E.G.
    Syhi Versión de Jerusalén (Jerosolimitana), siríaco antiguo, siglo VI E.C.; E.G.
    Sys Códice Sinaítico siríaco, siglos IV y V E.C., Evangelios.
    Sym Traducción griega de las E.H., de Símaco, c. 200 E.C.
    T Targumes, paráfrasis aram. de partes de las E.H.
    TJ Targum de Jonatán, Targum de Jerusalén I (Pseudo-Jonatán) y Targum de Jerusalén II (Targum Fragmentario).
    TO Targum de Onkelos (Targum Babilónico), Pentateuco.
    TP Targum Palestinense, Ciudad del Vaticano, Roma, Pentateuco.
    TDOT Theological Dictionary of the Old Testament (ed. en inglés), Eerdmans Publishing Company, Grand Rapids, E.U.A., 1974 —.
    TDNT Theological Dictionary of the New Testament (ed. en inglés), Eerdmans Publishing Company, Grand Rapids, E.U.A., 1964-1976.
    Th Traducción griega de las E.H., de Teodoción, siglo II E.C.
    TR Textus Receptus (Texto Recibido) de las E.G., por R. Stephanus, 1550.
    UBS The Greek New Testament, por United Bible Societies, 3.a ed., 1975.
    Vg Vulgata latina, de Jerónimo, originalmente producida c. 400 E.C. (Iuxta Vulgatam Versionem, Württembergische Bibelanstalt, Stuttgart, 1975).
    Vgc Vulgata latina, recensión clementina (S. Bagster & Sons, Londres, 1977).
    Vgs Vulgata latina, recensión sixtina, 1590.
    Vgww Novum Testamentum Latine secundum editionem Sancti Hieronymi ad Codicum Manuscriptorum Fidem, por J. Wordsworth y H. J. White, Oxford, 1911.
    VT Vetus Testamentum, E. J. Brill, Leiden, Países Bajos.
    W Evangelios de Freer, siglo V E.C., Washington, D.C.
    WH The New Testament in the Original Greek, por Westcott y Hort, ed. de 1948 (reimpreso en Int).
    ZorellGr Lexicon Graecum Novi Testamenti, tercera ed., por F. Zorell, París, 1961.
    ZorellHeb Lexicon Hebraicum et Aramaicum Veteris Testamenti, por F. Zorell, Roma, 1968.
    [editar] Uso del TetragrámatonArtículo principal: Jehová.
    El Tetragrámaton Hebreo, que es el nombre de Dios, se ha traducido como Jehová cada vez que aparece en los textos originales; un total de 6.973 veces en el Antiguo Testamento. El término fue usado también 237 veces en las Escrituras Griegas Cristianas (Nuevo Testamento) al decidir el equipo de traductores eliminar el término griego kurios Señor o theos Dios e introducir en su lugar Jehová. Respecto a lo último, el comité de traducción afirma que se ha incluido el nombre divino en las Escrituras Griegas Cristianas, especialmente cuando los escritores cristianos hicieron citas directas a textos de las Escrituras Hebreas que contenían el nombre, y cuando el contexto indica que el personaje aludido corresponde al portador de dicho nombre. El uso del tetragrámaton en el nuevo testamento a levantado una ola de críticas, debido principalmente a que no existe ninguna copia griega que haya llegado a nuestros días que lo use. Con respecto a eso los traductores contestan que hace un tiempo tampoco existían copias de la Septuaginta que contuvieran el tetragrámaton ya que las copias más completas datan del siglo V. Sin embargo se han descubierto fragmentos más antiguos que si contienen el nombre, los cuales datan de la época de Jesús. En conclusión el nombre divino fue removido de las copias de la septuaginta posteriores el primer siglo y algunos creen que con el nuevo testamento ocurrió algo parecido, por ello los traductores no ven en este trabajo un inserción del nombre sino una restitución del mismo.

    Descubrimientos recientes hechos en Egipto y en el desierto de judea nos permiten ver de primera mano el empleo del nombre de Dios en tiempos precristianos. Estos descubrimientos son significativos para los estudios del N[uevo] T[estamento] porque forman una analogía literaria con los documentos cristianos más primitivos y quizás expliquen como usaron el nombre divino los autores del N.T. En las páginas siguientes presentaremos una teoría de que el nombre divino (y posiblemente abreviaturas de él) estaba originalmente escrito en el NT, en las citas hechas del A[ntiguo] T[estamento] y en alusiones a él y que, andando el tiempo, fue reemplazado principalmente con el sustitutivo κs (abreviatura para Kyrios,”Señor”). Esta eliminación del tetragrámaton, según nuestro parecer, creó en la mente de los cristianos gentiles primitivos una confusión en cuanto a la relación entre el “Señor Dios”, y el “Señor Cristo” que se reflejó en la tradición de MSS del texto mismo del NT

    George Howard, Universidad de Georgia E.U.A.,Journal of Biblical Literature, Vol 96,1977, pag. 63
    Sobre el uso del término Jehová, el Comité del Nuevo Mundo ha seguido la línea del Hebraísta Pfeiffer,[8] quien hizo la siguiente observación: “Prescindiendo de lo que se diga sobre su origen incierto, ‘Jehovah’” (Jehová en español), “es y debe seguir siendo la traducción apropiada de Yahweh al Inglés,”[9] Si bien existen muchos otros expertos que favorecen el término Yahvé, o incluso otros prefieren dejar las letras hebreas sin vocales YHVH, el uso de uno u otro es decisión de los traductores según su criterio lingüístico y dogmático.

    [editar] El CanonArtículo principal: Biblia.
    La Traducción del Nuevo Mundo no utiliza, como la mayoría de las versiones, los términos Antiguo Testamento y Nuevo Testamento, porque, según sus autores, no es la mejor forma de clasificar los libros. El uso del término “testamento”, proviene del hebreo berit (“alianza” o “disposiciones entre dos contratantes”) a través del griego diathéké y del latín testamentum. Por tanto, su significado original es el de Nueva Alianza. Y en ese contexto en la Biblia hay más de dos pactos o alianzas registrados. Por esa razón los libros se clasifican según el Idioma en que se escribieron originalmente:

    1.Escrituras Hebreo-Arameas con 39 Libros que comprenden de Génesis a Malaquías.
    2.Escrituras Griegas Cristianas con 27 Libros de Mateo a Revelación (Apocalipsis).
    De esta forma la traducción consta de 66 libros.

    Los libros deuterocanónicos que aparecen generalmente en las versiones católicas no han sido traducidos por ser considerados apócrifos o no inspirados.

    La división en capítulos y versículos se ha hecho en español según la distribución de la Versión Reina Valera, para facilitar la búsqueda y la comparación.

    [editar] Uniformidad de TérminosSegún los traductores, para cada palabra hebrea o griega en particular se ha procurado tener una traducción española equivalente hasta donde les ha sido posible; la idea es mantener la uniformidad dentro de la obra. Por ejemplo cada vez que en hebreo aparece la palabra néphesh se traduce alma; lo mismo se puede decir de su equivalente griego psykhé. Se hace también la distinción entre palabras similares pero con un matiz distinto por ejemplo el griego gnó•sis (conocimiento) se diferencia de e•pí•gno•sis (conocimiento exacto), o syn•té•lei•a (Conclusión) se diferencia de té•los (fin), solo para dar algunos ejemplos. Estas sutiles diferencias que comúnmente se pasan por alto, se presentan aquí para dar mayor claridad al lector.

    Cuando una palabra pudiera causar confusión, han optado por la transliteración para evitar interpretaciones. Ejemplo: las palabras Sheol (hebreo), Hades (griego) Y Gehena (griego), se han mantenido transliteradas en vez de traducirlas como infierno, como lo hace la mayoría de las versiones. De esta manera el lector puede llegar a su propia conclusión sobre el uso de estas palabras en el contexto bíblico.

    Para palabras que tienen más de un significado, se toma como base el contexto inmediato y el fondo histórico; en el caso del Nuevo Testamento se toma como base el Antiguo Testamento.

    Para diferenciar entre palabras que se escriben de manera idéntica pero tienen distinto significado, los traductores han aceptado como autoridades a peritos en palabras, como L. Koehler y W.Baumgartner.[10]

    [editar] Traducción de VerbosEn Hebreo los verbos no tienen tiempos, sino estados, acción completa o incompleta, de modo que usualmente se deben usar auxiliares para dar el sentido correcto. Se ha tenido cuidado especial en transmitir con precisión lo que el original muestra.

    Ejemplo:

    Génesis 2:2. La mayoría de las versiones utiliza términos como descansó, o cesó, para referirse a la acción que Dios hizo el séptimo Día creativo. Sin embargo en hebreo el verbo está en un estado imperfecto, una acción iniciada pero no terminada. Por lo tanto la Traducción del nuevo mundo usa el término procedió a descansar, para transmitir la idea correcta de la acción, que indica una acción incompleta o continua, o acción en progreso.

    Por lo tanto, en hebreo la acción que tomara lugar en el pasado podría indicarse mediante verbos en el estado imperfecto si tal acción se considerara incompleta, mientras que la acción que tiene lugar en el futuro podría indicarse mediante verbos en el estado perfecto si esa acción se considerara completa. El estado imperfecto del verbo hebreo podría verterse al español empleando palabras auxiliares como “procedió a”, “pasó a”, “continuó”, etc. y mediante el pretérito imperfecto.

    En cuanto a la característica fundamental del estado imperfecto en hebreo:

    “La característica fundamental de todos los imperfectos es lo inacabado o incompleto de lo implicado. [...] Lo inacabado de estos imperfectos, cuando están en el modo indicativo, aparece o en forma progresiva o en forma frecuentativa. Se depende del contexto como indicación de una o de la otra forma, pues la estructura del verbo es la misma en ambos casos.
    Si el contexto indica un solo acto o estado, la fuerza es progresiva. La acción se pinta en proceso de desarrollarse. En tal caso la idea primaria del verbo en inglés no es suficiente para comunicar de lleno su significado. Hay que añadir un auxiliar como ‘proceder’, o un adverbio como ‘gradualmente’, si el traductor ve que la ocasión requiere hacer resaltar todo el vigor. Cuando una narración va desenvolviéndose con rapidez y la secuencia de acontecimientos es más importante que el cuadro vívido del progreso de algún suceso en particular, el traductor quizás dependa únicamente de adverbios conjuntivos como ‘después’ para indicar tanto la secuencia como el progreso. En este caso el progreso no queda resaltado de lleno. Hay simplemente movimiento de un acto o estado a otro sin que se pinte claramente progreso dentro del segundo. Este uso restringido en la traducción significa que el traductor no ve ninguna razón especial para destacar más aún en ese lugar la idea de una acción en progreso. Si hiciera eso, el relato se haría pesado en inglés [y en español]. Por otra parte, si el traductor ve que la narración se enriquece al destacar todo el contenido expresivo del verbo, puede hacer eso. Si el contexto indica que el estado o acto tiene lugar más de una vez, la fuerza es frecuentativa. De nuevo, la idea principal del verbo en inglés [y en español] no basta para comunicar de lleno el significado. Hay que añadir un auxiliar como ‘continuó’, o un adverbio como ‘frecuentemente’, para revelar el significado pleno de repetición o suceso habitual”.

    James Washington Watts[11]
    La Traducción del Nuevo Mundo no sigue la teoría de la WAW Consecutiva o Conversiva, que trae confusión e inexactitud a la traducción correcta de los verbos.

    Una característica importante y distintiva del griego y que contribuye a su exactitud es su uso de los tiempos verbales. En los tiempos de los verbos entran en juego dos factores: el aspecto de la acción (factor principal) y el grado temporal de la acción (factor secundario). En griego hay tres aspectos principales de la acción verbal, cada uno de ellos con características modificantes:

    1.La acción continua (“estar haciendo”), expresada principalmente en tiempo presente, la cual es una acción progresiva o que se repite habitual o sucesivamente;
    2.La acción acabada (“haber hecho”), normalmente en tiempo perfecto.
    3.La acción puntual o instantánea (“hacer”), en tiempo aoristo.
    También hay otros tiempos, como, por ejemplo, el imperfecto, el pluscuamperfecto y el futuro.

    A continuación se ilustra la diferencia entre los tiempos griegos. En 1 Juan 2:1, el apóstol dice: “Si alguno peca, abogado tenemos ante el Padre” (NC[12] ). En este pasaje el verbo griego para “pecar” está en aoristo, de modo que la acción es puntual o instantánea. En esta ocasión el tiempo aoristo indica un solo acto de pecar, mientras que el tiempo presente denotaría la condición de ser un pecador, o la acción continua o progresiva de pecar. De manera que Juan no se refiere a alguien que persiste en una práctica de pecar, sino a alguien que “comete un pecado”. (Compárese con Mt 4:9 NM, donde el aoristo indica que el Diablo no le pidió a Jesús que le adorase constante o continuamente, sino tan solo, “un acto de adoración”.).

    El no distinguir entre los tiempos presente y aoristo cuando se traduce, dificulta la comprensión de la idea original. Por ejemplo, en la traducción Nácar-Colunga puede parecer que el apóstol Juan se contradice al comparar el pasaje citado antes con las palabras de 1 Juan 3:6, 9. Esta traducción dice: “Todo el que permanece en Él no peca” y “Quien ha nacido de Dios no peca”. Esta traducción no transmite con claridad la acción continua que da a entender el tiempo presente de los verbos griegos empleados. Sin embargo, algunas versiones modernas, en lugar de traducir esta expresión por “no peca”, tienen en cuenta la acción continua y traducen los verbos correspondientes: “No practica el pecado”, “no se ocupa en el pecado” (NM); “no sigue en el pecado”, “[no] vive entregado al pecado” (FS[13] ); “no continúa pecando”, “no practica el pecado” (Valera), y “no anda en pecado”, “no practica el pecado” (PNT[14] ) (véanse también NTI,[15] NVI[16] ). Del mismo modo, Jesús mandó a sus seguidores: “Sigan, pues, buscando primero el reino”, más bien que simplemente, “buscad primero su Reino”; con el uso del tiempo presente indica un esfuerzo continuo. (Mt 6:33; NM; BJ[17] ).

    Igualmente, cuando se trata de prohibiciones, los tiempos presente y aoristo son claramente distintos. En el tiempo presente una prohibición significa más que no hacer una cosa: significa dejar de hacerla. Por lo tanto, cuando Jesucristo iba al Gólgotha, no les dijo meramente a las mujeres que le seguían: “No lloren”, sino: “Dejen de llorar por mí”, pues ya estaban llorando. (Lu 23:28.) Asimismo, a aquellos que vendían palomas en el templo, Jesús les dijo: “¡Dejen de hacer de la casa de mi Padre una casa de mercancías!”. (Jn 2:16.) En el Sermón del Monte dijo: “Dejen de inquietarse” en cuanto a la comida, la bebida o la ropa. (Mt 6:25.) Por otro lado, en el aoristo la prohibición era una orden de no hacer una cosa en ningún tiempo o momento. Jesús dijo a sus oyentes: “Por lo tanto, nunca se inquieten [es decir, no se inquieten en ningún momento] acerca del día siguiente”. (Mat 6:34.) De modo que en este texto se emplea el aoristo para significar que los discípulos no solo no deberían inquietarse, sino que no deberían inquietarse en ningún momento.

    Otro ejemplo de lo importante que es tener en cuenta el tiempo del verbo griego a la hora de traducir se halla en Hebreos 11:17. Algunas traducciones pasan por alto su significado especial en este caso. La traducción Bover-Cantera dice con referencia a Abrahán: “El que había recibido las promesas ofrecía al unigénito”. El verbo griego que aquí se traduce “ofrecía” está en el tiempo imperfecto, lo que transmite la idea de que se pretendió o se intentó realizar la acción, pero de hecho no se llevó a cabo. Por lo tanto, según lo que sucedió en realidad, es más exacto traducir el verbo griego por “trató de ofrecer”. Asimismo, cuando en Lucas 1:59 se hace referencia al tiempo de la circuncisión del hijo de Zacarías y Elisabet, se emplea el tiempo imperfecto, lo que indica que en lugar de la traducción “le llamaban con el nombre de su padre, Zacarías” (Val, 1960), el pasaje debería decir “iban a llamarlo por el nombre de su padre, Zacarías” (NM). Esto concuerda con lo que realmente sucedió: que al niño se le llamó Juan, según las instrucciones del ángel Gabriel. (Lu 1:13.)[18]

    La Traducción del Nuevo Mundo toma en cuenta estos aspectos a la hora de traducir, se intenta transcribir con la mayor precisión posible, no solo el acontecimiento, sino también el tiempo y la duración de este. Muchas veces este afán ha hecho que se produzcan lecturas que sin ser incorrectas gramaticalmente, sean distintas a las formas clásicas.

    [editar] Versículos FaltantesSe ha dicho que la Traducción de Nuevo Mundo está incompleta o mutilada porque tiene algunos versículos menos que otras ediciones[cita requerida], esto se debe a que se ha tomado como base el texto crítico (también llamado texto científico) de Westcott y Hort.

    El texto de Westcott y Hort al hacer un análisis comparativo de los distintos manuscritos disponibles, y discriminarlos según antigüedad, clasificó algunos versículos como no originales, o repeticiones posteriores no necesarias (los cuales si aparecen en el llamado Textus Receptus), y esto se refleja en todas las traducciones hechas a partir de este texto maestro, la Traducción del Nuevo Mundo, edición regular (TNM) se limita a dejar el vacío en aquellos pasajes. Ejemplo de ellos son: Marcos 9:44,46; 11:26; Hechos 28:29; en estos casos aparece el número del versículo seguido de un guion (-). En 1 Juan 5:7 solo dice: “Porque hay tres que dan testimonio:”, omitiendo lo que se considera una añadidura posterior de índole trinitaria. En la Versión de la Traducción del Nuevo Mundo con Referencias, se explica (tanto en una nota a pie de página como en un apéndice) que el pasaje es una añadidura que no sale en los manuscritos más antiguos. Sin embargo, todos los versículos cuestionados han sido conservados en las notas al pie, en la Traducción del Nuevo Mundo, con Referencias (RBI-8).

    Ejemplo de otra traducción basada en los mismos manuscritos antiguos y con algunos de los mismos versículos faltantes es la evangélica Nueva Versión Internacional editada por la Sociedad Bíblica Internacional. También la Biblia de Jerusalén, de imprimatur católico, La Nacar Colunga, La Torres Amat, Nestle Alan 27ª Ed. y la Biblia latinoamericana (1995).

    Algunos textos marcados como discutidos pero que se han incorporado con notas explicativas son:

    Final Largo de Marcos contiene la siguiente nota:
    Ciertos manuscritos (ACD) y versiones (VgSyc,p) antiguos añaden la siguiente conclusión larga, pero אBSysArm la omiten:

    Final corto de Marcos contiene la siguiente nota:
    Algunos manuscritos y versiones recientes contienen una conclusión corta después de Marcos 16:8, como sigue:

    Relato de la mujer Adúltera tiene la siguiente nota:
    Los manuscritos אBSys omiten los versículos 53 hasta el capítulo 8, versículo 11, que dicen (con algunas variantes en los diversos textos y versiones griegos) como sigue:

    [editar] Lenguaje ModernoEn vista del desarrollo del idioma español, se ha procurado eliminar terminologías que, siendo correctas, ya no son tan frecuentemente usadas por la totalidad de los hispano-hablantes modernos.

    La Biblia originalmente se escribió en el lenguaje común de la gente y se pretende mantener esa característica. Ejemplos de ello son las siguientes:

    Vos o Vosotros, cambiado por usted, ustedes o Tú
    Gracia, cambiado a bondad inmerecida
    Calcañar, cambiado a talón
    Anatema, cambiado a Maldito
    Concupiscencia, cambiado por Deseo
    Bienaventurados, cambiado por Felices
    [editar] Comentarios favorables y desfavorables sobre la TNMPor ejemplo, La New Catholic Encyclopedia dice sobre la edición con referencias de la TNM que tiene “un impresionante aparato crítico. La obra es excelente excepto cuando el conocimiento científico entra en conflicto con las doctrinas aceptadas por el movimiento”. Específicamente se critica la traducción de Kyrios como “Jehová” en 237 ejemplos en el NT, la traducción de “significa” en vez de “es” en Mateo 26:26 y la adición de la palabra “otras” en Colosenses 1:16-17.[19] También el erudito evangélico Daniel B. Wallace afirma que la Traducción del Nuevo Mundo es la peor traducción al inglés debido a una “polarización sectaria del grupo y falta de erudición bíblica genuina”.[20]

    Por otro lado, varios eruditos han expresado comentarios favorables de esta traducción bíblica, como los siguientes:

    [editar] Sobre la Sección Hebrea – Antiguo Testamento (A.T.)”En mi investigación lingüística relacionada con la Biblia hebrea y sus traducciones, a menudo hago referencia a la edición en inglés de la que se conoce como la Traducción del Nuevo Mundo. Al hacerlo, se confirma repetidas veces mi impresión de que esta obra refleja un esfuerzo honesto de alcanzar una comprensión del texto lo más exacta posible. Da evidencia de un amplio dominio del idioma original y vierte las palabras originales a otro idioma de forma fácil de entender y sin desviarse innecesariamente de la estructura específica del hebreo. (…) Toda declaración en un idioma permite un cierto margen de interpretación o de traducción, de modo que la solución lingüística en cualquier caso dado puede estar sujeta a debate. Pero nunca he descubierto en la Traducción del Nuevo Mundo ningún intento tendencioso de leer algo que el texto no dice.”

    Benjamin Kedar (catedrático en la Universidad Hebrea de Jerusalén)
    Con respecto a los críticos el mismo autor expresó:

    “Hace varios años cité de la llamada Traducción del Nuevo Mundo entre varias versiones de la Biblia en artículos que tratan sobre cuestiones puramente filológicas (como la forma de verter el hiphil causativo del participio hotel). En el curso de mis estudios comparativos hallé la TNM bastante iluminadora: da evidencia de una aguda comprensión de las características estructurales del hebreo así como de un esfuerzo honesto de verter estas de forma fiel en el idioma destino. Una traducción está obligada a ser un compromiso, y como tal, sus detalles están sujetos a crítica; esto también aplica a la TNM. Pero en la porción correspondiente a la Biblia hebrea, nunca he encontrado una traducción obviamente tan errónea que pueda tener su explicación en un prejuicio dogmático. A los antagonistas de la Biblia de la Watchtower que acuden a mí para que clarifique mis puntos de vista, les he pedido repetidas veces que nombren versículos específicos para examinarlos de nuevo; pero, o bien no lo han hecho, o bien los versículos mencionados (p.ej. Génesis 4:13; 6:3; 10:9; 15:5; 18:20; etc.) no demostraban su aseveración de que se trata de una traducción tendenciosa.”

    Benjamin Kedar (catedrático en la Universidad Hebrea de Jerusalén)
    “Las traducciones originales de las Escrituras Hebreas al idioma inglés son muy pocas. Por lo tanto, con mucho gusto damos la bienvenida a la publicación de la primera parte de la Traducción del Nuevo Mundo [de las Escrituras Hebreas], de Génesis a Rut. [...] Es patente que se ha hecho un esfuerzo especial para que esta versión sea completamente fácil de leer. Nadie podría decir que carece de frescura y originalidad. Su terminología no toma nada de versiones previas”…“Vale la pena adquirir la Versión del Nuevo Mundo. Es animada y natural, y estimula al lector a pensar y estudiar. No es obra de representantes de la Alta Crítica, sino de doctos que honran a Dios y Su Palabra”.

    (Alexander Thomson, The Differentiator, junio de 1954, página 131,136)
    [editar] Sobre la Sección Griega Nuevo Testamento (N.T.)Por ejemplo, la revista Andover Newton Quarterly de enero de 1963 dijo: “La traducción del Nuevo Testamento es prueba de que en ese movimiento hay eruditos cualificados para resolver inteligentemente los muchos problemas de la traducción bíblica”.

    El hebraísta y helenista Alexander Thomson escribió: “Está claro que la traducción es obra de eruditos cualificados e inteligentes que han procurado presentar en inglés tanto del sentido verdadero del texto griego como es posible expresar” (The Differentiator, abril de 1952, págs. 52-57).

    “Está claro que esta traducción es obra de doctos hábiles, que se han esforzado por extraer del texto griego, la máxima expresión, en inglés, de su sentido verdadero. El objetivo de esta versión es adherirse a un solo significado en inglés para cada una de las palabras griegas principales, y ser lo más literal posible.[..]. La palabra que por lo general se vierte ‘justificar’ se vierte por lo común muy correctamente ‘declarar justo’.[...]. La palabra para ‘cruz’ se vierte ‘madero de tormento’ y esto es otra mejora.[...]. Lucas 23:43 se vierte bien: ‘Verdaderamente te digo hoy: Estarás conmigo en el paraíso’. Esta lectura es mucho mejor que la que presenta la mayoría de las versiones”

    (Alexander Thomson, comentarista sobre Hebreo y griego)[21]
    El texto completo de este artículo puede encontrarse aquí. Cabe señalar que el señor Alexander Thomson, del que se hacen algunos comentarios aquí, es considerado de poca importancia por los detractores de la Traducción del Nuevo Mundo.

    “Soy especialista diplomado en textos bíblicos, conozco bien las obras que se utilizan actualmente en el estudio de la Biblia y, por cierto, no soy testigo de Jehová. Pero sé reconocer una publicación de calidad cuando la veo, y su ‘Comité de la Traducción del Nuevo Mundo’ ha hecho un trabajo de gran calidad. La ‘Traducción del Nuevo Mundo’ es una traducción literal de primera calidad que es fiel al griego y evita las imprecisiones tradicionales. En muchos aspectos es superior a las traducciones más conocidas de la actualidad”.|Texto del profesor Jason BeDuhn de la Northern Arizona University[22] }}

    “La traducción del Nuevo Testamento es prueba de que en ese movimiento hay eruditos que están capacitados para tratar inteligentemente con los muchos problemas de la traducción bíblica.”

    (Andover Newton Quarterly, enero de 1963.)[23]
    [editar] Juan 1:1Artículo principal: Prólogo del Evangelio de Juan.
    Griego: kai the.ós en ho ló.gos (και θεος ην ό λογος).
    Una crítica común tiene que ver con la identidad de La Palabra o El Verbo que aparece en Juan 1:1, todos concuerdan en que se trata de Jesucristo. Sin embargo muchas versiones tradicionales, traducen el término señalando que Jesús es Dios, mientras que la Traducción del Nuevo Mundo señala que es un dios.

    «En el principio era el Verbo, el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios. »

    (Juan 1:1 Versión Reina Valera 1995)
    « En [el] principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era un dios.»

    (Juan 1:1 Traducción del Nuevo Mundo)
    [editar] El Verbo (o La Palabra) era DiosArgumento gramatical

    Los que favorecen esta traducción, argumentan que al no emplearse el artículo definido lo que quiere expresar el autor es la consustancialidad del “Verbo”(Jesús) y “El Dios”, aplicándole el mismo término θεὸς, de forma más atributiva que sustantiva.

    Se afirma que al designar a Cristo como un dios, no solo se le rebaja sino que se atenta contra reglas básicas del Griego Koiné al intepretar el término θεὸς como sustantivo común, de hecho de ser así el autor usaría la palabra θεῖος [G2304: theios (dseíos)], parecido a dios (neutro como sustantivo, divinidad), divino. Algunas traducciones que vierten en forma similar a la Versión Valera: Nueva Versión Internacional, Castilian, Biblia en Lenguaje Sencillo, La Biblia de las Américas, etc. De hecho la misma Traducción del Nuevo Mundo en Juan 20:28 entre otras citas, vierte de la misma manera θεὸς, en Juan 1:1 hay una excepción al respecto.

    [editar] El Verbo (o la Palabra) era un diosArgumento gramatical

    Los Traductores de la TNM, afirman que si bien en el Griego original no existían los artículos indefinidos, y que son necesarios para dar el sentido correcto a las oraciones españolas. Su argumento puede expresarse como sigue:

    En Griego un sustantivo precedido de un artículo definido señala una identidad, mientras que un sustantivo sin artículo precedente delante de un verbo señala una cualidad. Por ejemplo en Juan 4:24 el Texto griego dice pneuma o Theos (Literalmente «espíritu el Dios»), aquí la mayoría de las traducciones sobreentienden un verbo (πνευμα [εστιν] ό θεος) es así como la versión Valera dice: «Dios es Espíritu» (se agrega la palabra « es»), esto porque el artículo está delante de la palabra Dios señalando identidad y quedando como sujeto de la oración. Sin embargo, algunas versiones consideran que la palabra «espíritu» pasa a ser un complemento predicativo sin artículo que antecede al verbo, al ser así se considera indefinido, un ejemplo de ello lo encontramos en la King James Version y la American Standard Version que dicen: «God is a Spirit» (Dios es un espíritu), la Traducción del Nuevo Mundo lo vierte de forma similar. El caso de Juan 1:1 es muy similar al anterior en griego «theós en ho ló.gos» («dios era la palabra»), el sujeto «La Palabra», tiene artículo por lo que es definido, el predicado («dios») carece de artículo, y al igual que el término «espíritu» del ejemplo anterior está precediendo al verbo, por lo que si es admisible decir «Dios es un espíritu», también se puede decir «La palabra era un dios», puesto que ambos textos son gramaticalmente similares.

    Por otra parte en Juan 1:1 aparece dos veces la palabra «Theós» (Dios), en la primera se dice que «la Palabra (Jesús) estaba con (griego πρός lit. ‹hacia›) Dios» (Gr. ho Theós = El Dios (Padre)) este primer «Theos» tiene artículo por lo que se identifica con un personaje definido (el Padre), sin embargo el segundo «theos» está sin artículo (Gr. kai «theós en ho lógos». Literalmente: «y dios era La Palabra» [gr. ό λογος = «La Palabra» (identidad: Jesús)]). Al no llevar artículo, no se trata que «la Palabra sea Dios», sino que la Palabra tiene «cualidad» de ser «theos»,«un dios» (un ser divino), pero no «el theos» con quien estaba «en el principio».

    Un ejemplo de cómo se debe agregar el artículo indefinido en Español es la construcción gramatical que aparece en Hechos 28:6.

    «Ellos estaban esperando que él» [El Apóstol Pablo] «se hinchara o cayera muerto de repente; pero habiendo esperado mucho, y viendo que ningún mal le venía, cambiaron de parecer y dijeron que era un dios»(theon : dios en acusativo)”

    Hechos 28:6 Versión Reina Valera 1995)
    [editar] El Verbo (o La Palabra) era divino (o tenía naturaleza divina)Argumento gramatical

    Philip Harner presenta cinco diferentes formas de organizar las palabras de Juan 1:1c, resultando de ello diferentes oraciones que ofrecen cinco informaciones diferentes.

    “A la luz de este examen del uso de Juan, nosotros podemos dar atención especial al versículo al cual estamos interesados, Juan 1:1. Nuestro estudio sugiere que el predicado anarthrou (sin artículo) en este versículo es primariamente cualitativo en significado y que sería definido únicamente si hubiera alguna indicación del contexto o el significado. Como una ayuda en el entendimiento de este versículo sería de ayuda preguntar qué pudo Juan haber escrito tanto como lo que él escribió. En términos de los diversos órdenes de palabras y el vocabulario disponible para él, Juan podría haber escrito lo siguiente:

    A. ό λογος ην ό θεος (“la palabra era el Dios”).
    B. θεος ην ό λογος (“Dios era la palabra”).
    C. ό λογος θεος ην (“la palabra Dios era”).
    D. ό λογος ην θεος (“la palabra era un dios”).
    E. ό λογος ην θειος (“la palabra era divina”).
    Obsérvese que la explicación de Harner muestra que, si lo que Juan quería era decir que el Hijo era divino, debió escribir ό λογος ην θειος, o al menos ό λογος ην θεος. Pero lo que Juan escribió fue θεος ην ό λογος, y por ello Philip Harner explica: “la cláusula pudiera traducirse: «El Verbo era de la misma naturaleza que Dios»”.[24] Y además: “Esta sería una forma de representar el pensamiento de Juan, que es, como yo lo entiendo, que ho lógos, no menos que ho theós, tiene la naturaleza de theós”.[25] Pero decir que el Padre y el Hijo tienen la misma naturaleza, no es otra cosa que equipararlos.Pero hay que recordar que no existe manuscrito griego que contenga, la palabra era un dios.

    “Por último, Juan nos dice que la Palabra era Dios. Este es un dicho difícil de entender para nosotros; y es difícil porque el griego, la lengua en que escribió Juan, tiene una manera de decir las cosas que es diferente del español. Cuando se usa un nombre en griego, casi siempre se le antepone el artículo determinado. La palabra para Dios es theós, y el artículo determinado correspondiente es ho. Cuando se habla de Dios en griego, no se usa solamente theós, sino ho theós. Ahora bien, cuando no se usa el artículo determinado con un nombre, ese nombre se usa como adjetivo. Juan no dijo que la Palabra era ho theós, lo que habría querido decir que la Palabra era el mismo que Dios. Dijo que la Palabra era theós—sin artículo definido—, lo que quiere decir que la Palabra era, podríamos decir, del mismo carácter y cualidad y esencia y ser que Dios. Cuando Juan dijo que la Palabra era Dios, no estaba diciendo que Jesús es el mismo que Dios, sino que Jesús es lo mismo que Dios. De dos personas íntimamente compenetradas se dice que piensan y sienten lo mismo de tal manera que, si se conoce a una, es como si se conociera a la otra. Jesús está tan íntima y totalmente identificado con Dios en pensamientos, sentimientos y carácter que, conociéndole a Él, conocemos perfectamente a Dios.”

    (Dr. William Barclay,Comentario al Nuevo Testamento, volumen 5, Juan I; ed. CLIE, 1996, pág. 53 y 54)[26]
    El sacerdote jesuita John Mckenzie expone por su parte:

    “En las palabras de Jesús y mucho del resto del NT, el Dios de Israel (griego: ό θεος) es el Padre de Jesucristo. Es por esta razón que el título ό θεος, el cual ahora designa al Padre como una realidad personal, no es aplicado en el NT a Jesús mismo; Jesús es el Hijo de Dios (de ό θεος). Esta es una materia de uso y no una regla, y el sustantivo es aplicado a Jesús pocas veces. Juan 1:1 debería ser traducido rigurosamente: ‹La Palabra esta con Dios (el Padre), y la Palabra era un ser divino›”

    John L. McKenzie, S.J.[27]
    No obstante, el NT sí emplea la cláusula ό θεος para aplicarla al Hijo, en Juan 20:28, donde Tomás lo llama “mi Señor y mi Dios” empleando el artículo definido.

    [editar] ComentariosA continuación, algunas citas de académicos modernos y antiguos sobre la forma de traducir Juan 1:1, no necesariamente con respecto a la Traducción del Nuevo Mundo:

    “Nosotros notamos el uso del artículo (HO) que Juan tiene en esta sentencia. Él no escribe sin cuidado a este respecto, no es que él no esté familiarizado con las sutilezas de la lengua griega. En algunos casos él usa el artículo, y en otros lo omite. Él añade el artículo para el “LOGOS”, pero para el nombre “THEOS” lo añade algunas veces. Él usa el artículo cuando el nombre “THEOS” se refiere al que es Increado y Causante de todas las cosas, y el lo omite cuando El LOGOS es llamado THEOS(dios)….El Dios verdadero es “HO THEOS”…”

    (Orígenes de Alejandría,[28] )
    “Cuando la Divina Escritura antepone el artículo a sustantivos, entonces esto significa algo que es solo propio y verdadero de lo cual dice ser, pero cuando carece de artículo, esta hace una declaración más general de cada cosa que se dice, como por ejemplo…muchos son llamados dioses, pero cuando se dice ” el Dios ” (ho theos) significa aquel quien solo y apropiadamente lo es; y más simple sin el artículo, de aquellos que son llamados a esto por gracia”

    (Cirilo de Alejandría,[29] )
    ” Por consiguiente el Dios verdadero es uno, pero esos que son llamados dioses, por un abuso del lenguage, son numerosos, por eso, la Sagrada Escritura… indica que este es el Dios verdadero que esta señalado por el uso del artículo”

    (Filón de Alejandría[30] )
    Dr. J.R. Mantey (que es citado en las páginas 1158-1159 de la Traducción Interlineal del Reino de la Sociedad Watchtower en inglés): “Una sorprendente mala traducción”. “Obsoleta e incorrecta”,”No es ni erudito ni razonable traducir Juan 1:1 ‘La palabra era un dios’”.[31] “Entonces la siguiente declaración de Juan es que la palabra era Dios, es decir, de la misma familia o esencia que caracteriza al Creador. O, en otras palabras, que ambos son de la misma naturaleza, y que esa naturaleza es la existencia más alta, esto es, divina”.[32]

    Dr. Philip B. Harner de la Universidad de Heidelberg: “El verbo precedente a una forma anártrica probablemente significaría que el LOGOS era ‘un dios’ o persona divina de cierta clase, perteneciente a la categoría general de TEOS, pero un ser distinto de HO TEOS. En la forma que Juan uso, la palabra TEOS está colocada al principio para énfasis”. Sugería la traducción: “la Palabra tenía la misma naturaleza que Dios”[33]

    En cuanto al uso de la Traducción del Nuevo Mundo de Inglés en el volumen primero de 1953 los Territorios del Noroeste (Génesis a Ruth), el Dr. Harold H. Rowley (1890-1969) criticó lo que llamó “la literalidad de madera” y “la construcción dura”. Se caracteriza esto como “un insulto a la Palabra de Dios”, citando a Génesis 15:05, 04:13, 06:03, 18:20, 04:08, 19:22, 24:32 y 24:66 como ejemplos. Rowley concluyó: “De principio a fin el [primer] volumen es un ejemplo brillante de cómo la Biblia no debe ser traducido.”[34] de revisión publicado Rowley es de fecha enero de 1953, seis meses antes de que el volumen fue lanzado en realidad,[35] [36] Rowley no ha actualizado su revisión después de la edición de julio 1953 o la revisión de 1961, y murió antes de la publicación de revisiones posteriores en 1970, 1971 y 1984.[37]

    [editar] Colosenses 1:15,16Griego pan’ta (παντα).

    Aquí la crítica común tiene que ver con la relación que tiene Jesús con el resto de la Creación. ¿Fue creado por Dios o él es el Dios creador?.

    “15 Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación; 16 porque por medio de él todas las [otras] cosas fueron creadas en los cielos y sobre la tierra, las cosas visibles y las cosas invisibles, no importa que sean tronos, o señoríos, o gobiernos, o autoridades. Todas las [otras] cosas han sido creadas mediante él y para él.

    Colosenses 1:15,16 Traducción del Nuevo Mundo
    “15 Cristo es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación, 16 porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hayen la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.”

    Colosenses 1:15,16 Versión Reina Valera 1995
    [editar] “Porque en él fueron creadas todas las cosas”Todas las traducciones establecen que Jesús es el “Primogénito de toda la Creación”, pero esta declaración es entendida de modos diferentes. Para unos el término Primogénito tiene que ver con excelencia, lo que significaría que Jesús no fue creado sino que fue el más grande con relación a la creación sin ser parte de ella. Por eso el versículo 16 afirma que “porque en él fueron creadas todas las cosas” (Versión Reina-Valera).

    Según este entendimiento Jesús como parte de una Trinidad, jamás fue creado sino que él es también el Dios Creador.

    [editar] Argumento GramaticalPara empezar son criticas de parte del clero, ya que existen argumentos en los cuales la doctrina de la trinidad queda sin fundamento y sin una base biblica.Estos lo hacen los que afirman que Cristo es parte de la trinidad, lo que hay que explicar fue de Dios creo a jesucristo, y el fue el obrero maestro de la creación, todo se debe a una mala interpretación del hebreo y griego.

    [editar] “Porque por medio de él todas las [otras] cosas fueron creadas”Los que afirman que primogénito tiene el significado exclusivo de “primer hijo”, consideran que Jesús fue creado y por lo tanto es parte de la creación de Dios, y que él ayudó a Dios a hacer el resto. Por esta razón NM traduce: “porque por medio de él todas las [otras] cosas fueron creadas”. Tal como

  5. Hipolito Willy dijo:

    ¡Claro que es una biblia confiable!

    ¡Les da palo! a muchas sobre todo en las concordancias, es muy completa
    Lo interesante seria conocer el verdadero codice Leningrado de donde se saco su contexto.

    Bendiciones a todos

  6. Hipolito Willy dijo:

    LA TRADUCCION NUEVO MUNDO, LA MEJOR DE LA HISTORIA 3 diciembre
    dic 03, 2010- Blogs Cristianos

    ——————————————————————————–

    Una de las cosas mas odiadas por la apostasia profesional, es la TRADUCCION DEL NUEVO MUNDO DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS (que llamaremos TNM), y a la que el golferio apostata llama, la “Biblia de la Watchtower”.
    Conozco meticulosamente, todas las objeciones que tienen a casi cada versiculo de nuestra traduccion. Pero hoy vamos a centrarnos en un reciente acontecimiento que demuestra aplastantemente, que enseñamos la Verdad transparente.

    En el siglo I, habia una importante comunidad judia en Egipto, y una escuela en Alejandria, dirigida por el filosofo judio Filon.
    Como la Biblia nos indica, hubo egipcios asociados al cristianismo desde sus primeros dias:
    (Hechos 2:10) y de Frigia y de Panfilia, de Egipto y de las partes de Libia, que está hacia Cirene, y residentes temporales procedentes de Roma, tanto judíos como prosélitos
    (Hechos 18:24) Ahora bien, cierto judío de nombre Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, llegó a Éfeso; y estaba bien versado en las Escrituras
    COPTO, significa “egipcio”, pero en relacion a su religion cristiana.
    Los 4 evangelios fueron traducidos al copto, en lo que se conoce como la “VERSION SAHIDIC COPTA”.
    “El Nuevo Testamento copto es uno de los principales recursos para la historia del texto del Nuevo Testamento. Importante como las versiones en latin y siríaco, es más importante aun ahora para saber con precisión cómo el texto se desarrolla en Egipto -. “El texto del Nuevo Testamento, Kurt y Barbara Aland (Eerdmans, 1987), p. 200

    Y esta traduccion de los Evangelios al copto es realmente una prueba a favor de la Watchtower y su TNM.
    A pesar de los numerosos papiros y pergaminos descubiertos en griego de las Escrituras, se presta mucha atencion a esta version en copto. El texto alejandrino (llamado así desde Alejandría en Egipto) es considerado por muchos como “el mejor texto y el más fiel en la preservación de los originales”.
    Hay manuscritos biblicos en copto del año 300 e.c., que indican que antes de esa fecha ya habia traducciones de los evangelios al copto.
    Por que estamos hoy hablando de estas copias en copto?
    PORQUE SON TESTIGOS ADICIONALES, QUE ARROJAN LUZ SOBRE VARIOS VERSICULOS TEOLOGICAMENTE IMPORTANTES DE LAS ESCRITURAS GRIEGAS.
    Por ejemplo en 1 Timoteo 3:16, la secta catolica dice que “Dios fue hecho carne”, y esto lo apoyan los apostatas. Pero la TNM dice:
    (1 Timoteo 3:16) Realmente, se reconoce que el secreto sagrado de esta devoción piadosa es grande: ‘Él fue puesto de manifiesto en carne, fue declarado justo en espíritu, se apareció a ángeles, fue predicado entre naciones, fue creído en [el] mundo, fue recibido arriba en gloria’
    QUE DICE LA VERSION COPTA?
    La lectura copta ΠΑΙ ΝΤΑ Ϥ ΟΥѠΝ Ϩ ΕΒΟΛ Ϩ Ν ΤСΑΡΞ, “éste que se manifestó en la carne,” apoya la lectura de los mejores textos griegos que dicen que “él” o el que “[ὃς] en lugar de” Dios “[Θεὸς] fue manifestado en carne. BIEN POR LA TNM!!!!

    En Tito 2:13, los catolicos y apoyados por los apostatas, hablan de una sola persona “Dios y Salvador Jesus”. Pero la TNM dice:
    (Tito 2:13) “mientras aguardamos la feliz esperanza y la gloriosa manifestación del gran Dios y de[l] Salvador nuestro, Cristo Jesús”
    Se habla de dos personas, Dios y Jesus.
    QUE DICE LA VERSION COPTA?
    Los traductores al copto entienden el texto griego de μεγάλου θεοῦ καὶ σωτῆρος ἡμῶν Χριστοῦ Ἰησοῦ como una referencia a dos personas en lugar de uno. En lugar de un posible “nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo”, el copto tiene dice ΜΠΝΟ Ϭ ΝΝΟΥΤΕ ΜΝ ΠΕΝСѠΤΗΡ ΠΕΧΡΙСΤΟС ΙΗСΟΥС es decir, “el gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo” BIEN POR LA TNM!!!!!

    Pero, mis queridos hermanos, la joya de la corona es JUAN 1:1. Este texto, es basico en la doctrina apostata para tergiversar la Biblia.
    Estos personajes instalados en la mentira, se agarran en la excusa de que las traducciones al griego y al siríaco de los Evangelios, carecen de articulos definidos e indefinidos y acusan a la Watchtower de poner articulos donde no los hay. Observemos:
    (Juan 1:1) En [el] principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era un dios
    Saben una cosa asombrosa? El copto usa articulos definidos e indefinidos gramaticalmente.
    Los catolicos, protestantes y nuestros apostatillas, hacen la siguiente traduccion del griego, para apoyar su “trinidad”:
    καὶ θεὸς ἦν ὁ λόγος, como “el Verbo era Dios”
    Los traductores coptos podrían haber escrito ΝΕ ΠΝΟΥΤΕ ΠΕ Π Ϣ Α Ϫ Ε, “el Verbo era Dios”, si eso es lo que su comprensión del griego koiné les hubiera dictado. Pero no escribieron eso. Por el contrario, tradujeron el griego de Juan 1:1 como ΝΕΥΝΟΥΤΕ ΠΕ Π Ϣ Α Ϫ Ε, es decir, “la Palabra era un dios.”
    La Sahidic copta ΝΕΥΝΟΥΤΕ ΠΕ Π Ϣ Α Ϫ Ε se puede traducir como “el Verbo era divino” o “el Verbo era un ser divino.” Denotativamente, la copta Sahidic ΝΕΥΝΟΥΤΕ ΠΕ Π Ϣ Α Ϫ Ε se puede traducir como “la Palabra era un dios”, y este es el sentido general del copto.
    Y puede ser traducido al Inglés estándar con el artículo indefinido Inglés: “un divino, un dios.” – Bentley Layton, una gramática copta, 2 ª edición (Harrassowitz Verlag, 2004), página 227
    BIEN POR LA TNM!!!!!!
    La versión copta Sahidic es un valor significativo para los estudiantes y estudiosos de la Biblia. Una prueba mas de que la TNM de la Watchtower es la mejor version biblica existente

  7. Hipolito Willy dijo:

    Hola a todos

    Traten de no enviar virus. Parece que a algunos que escriben a este blog no les gusta, o les incomoda que se les escriba la verdad. Recuerden que la propia biblia dice que la verdad nos hara libres Juan 8:32

    Bendiciones a todos

  8. Rafael Perez dijo:

    ¿En qué sentido son uno Jesús y su Padre?Tema relacionado:

    ¿Es Jesucristo Dios?
    En Juan 10:30, Jesús dijo: “Yo y el Padre somos uno”. Muchas personas utilizan este versículo para justificar su creencia de que Jesús y el Padre forman parte de un Dios trino. Pero ¿es eso lo que Jesús quiso decir?

    Echémosle un vistazo al contexto. En el versículo 25, Jesús mencionó que sus obras las hacía en el nombre de su Padre. Y en los versículos 27 al 29 explicó que su Padre le había encomendado el cuidado de sus “ovejas”, refiriéndose a los discípulos. Estas dos declaraciones carecerían de sentido si Jesús y su Padre fueran el mismo ser. En este pasaje, lo que Jesús estaba diciendo podría resumirse así: “Nadie puede quitarme mis ovejas porque nadie puede quitárselas al Padre. Como mi Padre y yo somos tan unidos, quitármelas equivaldría a quitárselas a él”. Para ilustrar este punto de otro modo, imaginemos que un hijo dice: “Si alguien le hace daño a mi padre, es como si me lo estuviera haciendo a mí”. ¿Verdad que nadie pensaría que son la misma persona? Más bien, sus palabras demuestran la estrecha relación que existe entre ellos, igual que la que hay entre Jehová Dios y Jesús.

    Ellos también son “uno” en el sentido de que tienen los mismos objetivos, normas y valores. Jesús nunca quiso independizarse de Dios, a diferencia de Satanás y de nuestros primeros padres. Él mismo explicó: “El Hijo no puede hacer ni una sola cosa por su propia iniciativa, sino únicamente lo que ve hacer al Padre. Porque cualesquiera cosas que Aquel hace, estas cosas también las hace el Hijo de igual manera” (Juan 5:19; 14:10; 17:8).

    Aunque Dios y Jesús son muy unidos, cada uno posee una personalidad distinta. Jesús tiene sus propios sentimientos, pensamientos y experiencias, y puede tomar decisiones por su cuenta. Aun así, decidió someterse a la voluntad de su Padre, pues él mismo declaró: “Que no se efectúe mi voluntad, sino la tuya” (Lucas 22:42). Si Jesús no tuviera la posibilidad de tomar decisiones diferentes a las de su Padre, estas palabras no tendrían sentido. Además, si fueran realmente el mismo ser, indistinguible el uno del otro, ¿por qué le oró Jesús a Dios? ¿Y por qué admitió humildemente que había cosas que él no sabía, pero su Padre sí? (Mateo 24:36.)

    En muchas religiones se rinde culto a dioses que luchan entre sí, pese a ser miembros de la misma familia. Por ejemplo, en la mitología griega, Cronos derrocó a su padre, Urano, y devoró a sus propios hijos. ¡Qué diferente es la relación que Jehová tiene con su Hijo! Entre ellos hay verdadera unidad y amor. Sin duda alguna, saber esto nos motiva a quererlos más. Jesús también habló de la posibilidad de estrechar nuestro vínculo con ellos cuando oró a favor de sus discípulos: “Hago petición [...] para que todos ellos sean uno, así como tú, Padre, estás en unión conmigo y yo estoy en unión contigo, que ellos también estén en unión con nosotros” (Juan 17:20, 21). ¡Qué privilegio poder estar en unión con los dos seres más importantes de todo el universo!

    Tal como hemos visto, cuando Jesús declaró que él y su Padre eran uno, no estaba diciendo que fueran parte de una misteriosa Trinidad. Más bien, estaba describiendo la profunda relación que tiene con Dios, la más estrecha que puede existir.

  9. Rafael Perez dijo:

    lunes 14 de diciembre de 2009
    Académicos Trinitarios Confiesan que La Teoría de la Trinidad no es Bíblica
    Por Julio César Clavijo Sierra
    Con un fragmento del capítulo 1 del libro “Un dios Falso Llamado Trinidad”

    La Trinidad es el dogma que proclama que Dios es la unidad de tres “algos” (como dice el neotrinitarismo) o tres personas divinas (como dice el trinitarismo clásico), que son coiguales y coeternas, y que han compartido su gloria y un amor mutuo desde toda la eternidad. No obstante, dichas declaraciones trinitarias no se encuentran en la Biblia. No hay ni una sola porción de la Escritura que diga que Dios existe como la unidad de tres “algos” divinos. Ninguna porción de la Escritura hace cualquier declaración trinitaria. Si los trinitarios realmente amaran la Escritura, solo podrían aceptar lo que ella declara explícitamente: Que hay un solo Dios que es Espíritu (Juan 4:24) y que se manifestó en carne [la manifestación en carne es llamada el Hijo - Lucas 1:35] para venir a salvarnos por amor a nosotros (Isaías 9:6, Mateo 1:23, 1. Timoteo 3:15-16). El trinitarismo es una herejía que esconde de los hombres el misterio de la piedad o de la misericordia de Dios.

    El trinitario promedio asume que la trinidad está en la Biblia, porque ha sido engañado para que piense que los Credos Ecuménicos (especialmente el Credo de Atanasio) son una correcta conclusión de la enseñanza bíblica sobre Dios. Por eso cuando ellos leen la Biblia, ya no permiten que la Biblia hable por sí misma (Sola Escritura), sino que la reinterpretan acomodándola a su dogma preconcebido. Por eso cuando ellos leen en la Biblia cualquier referencia a Dios como Padre, como Espíritu, o a su manifestación en carne como el Hijo, ellos asumen ilegítimamente que estas son referencias al “Padre trinitario”, al “Hijo trinitario” y al “Espíritu trinitario” que aparecen en el Credo de Atanasio, y por eso no han podido entender el correcto significado de las referencias bíblicas a Dios por medio de aquellos títulos.

    No obstante, los propios académicos trinitarios son conscientes de que ninguna parte de la Escritura expresa los argumentos trinitarios, pero lamentablemente aceptan dogmáticamente aquella doctrina aun sin apoyo bíblico. Reconocidos escritores trinitarios (de las corrientes católica y protestante), han afirmado que el dogma de la trinidad no es parte del Texto Sagrado, sino que es el resultado de un desarrollo muy posterior a la fecha en que la Biblia fue terminada de escribir.

    El escritor trinitario Pablo Santomauro, intentando refutar nuestros planteamientos, lo único que logró fue convertirse en víctima de sus propias palabras, dándonos la completa razón cuando acepta que ninguna parte de la Biblia expresa que “hay un Dios en tres personas distintas”. También cuando sin ningún temor por la Palabra de Dios, se atreve a decir que la enseñanza que la Biblia nos revela acerca de Dios es infantil, embrionaria o como un capullo de doctrina que necesitó madurarse con el pensamiento de hombres que vivieron en un periodo extrabíblico hasta poder formular que Dios era una trinidad. Además cuando concluye que la doctrina infantil de la Biblia, debe ser interpretada con los ojos maduros de los Credos Ecuménicos que son la flor doctrinal. Las declaraciones de Pablo Santomuaro deben ser rechazadas por cualquiera que crea que la Biblia es la revelación definitiva, madura y completa de Dios, y por ende no era susceptible de ningún desarrollo posterior. Veamos algunas palabras de Pablo Santomuaro.

    “…la doctrina de la Trinidad no aparece totalmente formada… en la Biblia” “…todo trinitario acepta que en el AT [Antiguo Testamento] la doctrina no aparece definida en una fórmula que podamos poner en un pizarrón [es decir, que pueda ponerse por escrito]“. “Todo esto es una cortina de humo con el fin de evitar discutir si la doctrina [de la Trinidad] puede o no encontrarse en el Nuevo Testamento en la etapa de su infancia”. “Clavijo trata de presentar a un autor (Scholwalter) como alguien que afirma que la Trinidad no está en el Nuevo Testamento ni siquiera en forma embrionaria. Como vemos en el texto inmediato, la realidad muestra lo contrario”. “La formulación de la doctrina de la Trinidad [en los credos de Nicea (325 d.C.), Constantinopla (381 d.C.) y Atanasio (aprox. 470 d.C.)] es la flor que se abrió del capullo que se encuentra en la Biblia”. “Las Formulaciones post-bíblicas de la Trinidad [en los credos de Nicea, Constantinopla y Atanasio] deben ser apreciadas como parte de la progresión histórica de la doctrina que fue revelada originalmente en el Nuevo Testamento”. [Pablo Santomauro. La Deshonestidad Intelectual de los Pentecostales Unicitarios. Recursos Cristianos Iglesia Triunfante. http://www.recursosevangelicos.com/showthread.php?threadid=10595%5D [Nota: Para ver una refutación completa a ese artículo, lea el material titulado: "Pablo Santomauro y su Falso Testimonio de Deshonestidad Intelectual", que también se ha titulado "La Honestidad Intelectual de los Pentecostales del Nombre de Jesús", en http://www.pentecostalesdelnombre.com/honestidad_pentecostales.pdf%5D

    A continuación colocamos un fragmento del capítulo 1 del libro "Un dios Falso Llamado Trinidad", que presenta a varios académicos trinitarios, tanto católicos romanos como protestantes, confesando que el dogma de la Trinidad no es bíblico. [Todos los resaltados de las citas, son nuestros]

    EL ARGUMENTO TRINITARIO
    -
    Presentamos a continuación unas palabras que se encuentran en una reconocida obra de “teología”, donde el escritor (quien es un destacado teólogo trinitario) asegura que ni la palabra trinidad, ni la “doctrina” de la trinidad se encuentran en las páginas de las Sagradas Escrituras. El escritor reconoce que la “doctrina” de la trinidad es una “conclusión sacada inductivamente”, frase acuñada para justificar el uso de la imaginación (o reinterpretación) trinitaria. Además asegura que “la doctrina de la trinidad no se apoya exactamente en la misma base como las doctrinas formalmente enunciadas”, por lo cual reconoce que la Biblia cuenta con doctrinas claramente establecidas de las cuales la trinidad no hace parte. Aun con todo y eso, expresa “reclamamos para ella una autoridad igual” y “Estas afirmaciones han de ser recibidas por todos los que conocen las Escrituras como regla de fe”. Veamos esa declaración:

    “Reconociendo que la palabra trinidad no se encuentra en el Texto Sagrado y que la doctrina que representa tampoco es enseñada directamente, el Dr. W. Lindsay Alexander afirma:

    “Pero aunque una verdad no esté formalmente anunciada en la Escritura, puede estar implicada en las afirmaciones de la misma que llegan a ser la expresión propia y necesaria de estas afirmaciones. En este caso la doctrina es una conclusión sacada inductivamente de lo que anuncia la Escritura, así como una ley natural – como la de la gravitación – es una enseñanza de la naturaleza. Entonces, mientras admitimos que la doctrina de la trinidad no se apoya exactamente en la misma base como las doctrinas formalmente enunciadas de la Escritura; reclamamos para ella una autoridad igual sobre la base de que está implicada en los aciertos de la Escritura, y es la propia evolución y expresión de ésta. Como una doctrina es una inducción humana de las enseñanzas de la Escritura; pero siendo hecha imparcialmente la inducción, es tanto una enseñanza de Dios en su Palabra como lo es cualesquiera otra de las doctrinas que El ha anunciado formalmente allí.

    Los fenómenos (para usar fraseología baconiana) con los que aquí tenemos que tratar son, por una parte, el hecho claramente revelado que hay un solo Dios; y, por otra parte, la no menos claramente revelada verdad de que hay tres a quienes se les asignan los atributos y las cualidades de Deidad en el más alto grado, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Estas afirmaciones han de ser recibidas por todos los que conocen las Escrituras como regla de fe: la cuestión es: ¿Cómo han de ser construidas como tales, sin hacer injusticia a ninguna, para obtener una justa y armoniosa expresión de la verdad completa contenida en ellas?” (System of Biblical Theology, I, 94, 95)”
    [Lewis Sperry Chafer, D.D. litt. D. Teología Sistemática. Introducción al Trinitarismo. Tomo I. Volumen I. Capítulo XVII, pág. 279. Traducido por Veis Carballosa, Rodolfo Mendieta P, M. Francisco Liévano R.]

    LA TRINIDAD, NO SE ENCUENTRA EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

    Seguidamente, vamos a presentar cinco declaraciones hechas por escritores trinitarios, que afirman que la trinidad es una enseñanza que no se encuentra ni es explícita en el Antiguo Testamento. Por favor, no pierda de vista que estas declaraciones provienen de escritores trinitarios.

    Primera declaración:

    “El Antiguo Testamento no nos dice que en Dios hay un Padre, persona distinta de las otras dos, dícenos que Dios es Padre… El impío, el que no observa la Ley de Yahvé, no puede ser llamado su hijo. El hombre justo, por el contrario, tiene a Dios por padre, es un «hijo de Dios»… Sobre unas 2.000 veces, en el Antiguo Testamento Dios es llamado «Elohim». Todo el mundo está de acuerdo en reconocer que este nombre, que es un plural, no significa nada en contra del monoteísmo de Israel. Por el contrario, los exegetas ven más bien en él un plural de intensidad o de excelencia y de majestad, significativo de que el Dios de Israel es el único Dios verdadero. Pero en modo alguno cabe sospechar en él una revelación, siquiera oculta, de la Trinidad. Los semitas carecían del sentido de tal misterio, para comprometerse en ese camino. Por la misma razón no se puede admitir tampoco que Génesis, 1, 26, donde Dios-Elohim dice: «Hagamos un hombre», sugiera una deliberación de las tres divinas personas. Si dicho plural es atribuido a Dios, es para subrayar que es un viviente y que, ante la importancia de la obra que va a realizar: el hombre, su libertad se determina bajo la guía del amor” [Bernard Piault. El Misterio de Dios, Uno y Trino. Capítulo 1. Versión en línea. Edit. Casl I. Vall. Andorra 1958. http://www.mercaba.org/FICHAS/TRINIDAD/misterio_dios_uno_trino_01.htm%5D "es una cosa buena para examinar la revelación que Dios hizo a las personas judías en el Antiguo Testamento. Nosotros no encontraremos en él una lección de Trinidad – no hay ninguna" [Bernard Piault. Enciclopedia del Siglo Veinte del Catolicismo. Qué es la Trinidad. Vol. 20]

    Este escritor habla con toda honestidad. El Antiguo Testamento no trae ni una sola lección de trinidad. El pueblo de Israel jamás conoció esa enseñanza. La trinidad es una enseñanza ajena al Antiguo Testamento. Aún así, Bernard Piault, se refiere a una cierta sospecha de revelación oculta de la Triniiad, porque él intenta reinterpretar algunas porciones del Antiguo Testamento, para amoldarlas a las declaraciones del Credo de Atanasio.

    Segunda declaración:

    “La doctrina del Dios Triuno posee una historia asombrosa. Convencido que esta doctrina es una doctrina cristiana que se originó en la revelación divina, yo comienzo a estudiar en el registro auténtico de la revelación divina que se encuentra en los sagrados escritos del Antiguo y Nuevo Testamento ¿Qué nos cuenta el Antiguo Testamento sobre Dios? Nos dice que hay un Dios, un Dios maravilloso de vida, de amor, de rectitud, de poder, de gloria y de majestad, que es el creador y Señor de todo el universo, que está intensamente interesado en las diminutas personas de Israel. Nos cuenta acerca de su Palabra, de su Sabiduría, de su Espíritu, del Mesías que enviará, de un Hijo de Hombre y de un Sirviente Sufrido por venir. Pero no dice explícitamente nada, ni siquiera implícitamente, acerca de un Dios Triuno que es Padre, Hijo y Espíritu santo… en ninguna parte hace que nosotros encontremos cualquier doctrina trinitaria de tres personas distintas con vida divina y actividad en la misma Deidad” [Edmun J. Fortman. El Dios Triuno, pág. 6. Baker Book House, Grand Rapids, MI. 1972]
    -
    Aún cuando el escritor anterior afirma que está convencido de que la trinidad es una doctrina cristiana que se originó en la revelación divina, tiene que concluir que el Antiguo Testamento no habla ni de manera implícita, ni de manera explícita acerca del dios trino. Así, no puede afirmar más de lo que la Biblia enseña. Al mirar con sumo cuidado el Antiguo Testamento, no podemos concluir que en alguna porción se enseñe la “doctrina” trinitaria, pero sí podemos encontrar la preciosa verdad de que existe un Dios maravilloso de vida, de amor, de rectitud, de poder, de gloria y de majestad, que es el Señor de todo el universo.

    Tercera declaración:

    “Trinidad: (1) En el Antiguo Testamento. Como reconocen la mayoría de los padres de la iglesia, el dogma cristiano de la trinidad, no fue conocido por el Antiguo Testamento. Algunos santos padres y muchos teólogos creen hallar el dogma cristiano en aquellos pasajes de la Escritura que introducen a Dios hablando en plural (Gén. 1:26, 3:22, 11:7, Is. 6:8), en las teofanías bíblicas (Gén. 16:7-13, 18:1-22, 21:11-13), en la invocación «santo» tres veces repetida (Is. 6:3) o en el sal. 77:7s, así como en Dt. 6:4. Con más frecuencia consideran padres y teólogos al ángel de Yahvéh, la palabra de Dios y, sobre todo, la sabiduría de Dios como personas divinas o hipóstasis, y los lugares correspondientes como una revelación, siquiera inicial, del Hijo de Dios. De igual modo entienden también los pasajes en que se habla del Espíritu Santo de Dios (Is. 62,1, Sal. 51:13; sab. 1:5, 7:22, 9:17, cf. Dan 4:5s 15, 5:11s). Sin embargo, como los métodos de la exégesis filológica e histórica prohiben introducir en la interpretación del Antiguo Testamento ideas del Nuevo Testamento, todos los datos citados han de interpretarse con la mayor reserva y a lo sumo pueden estimarse como preparación remota del dogma cristiano de la revelación bíblica progresiva.” [Herbert Hoag. Diccionario de la Biblia. Edición castellana preparada por el R.P. Serafínde Ausejo, O.F. M, CAP. Profesor de Sagrada Escritura. La base de la presente edición es el Bibel – Lexicon que publicó en alemán el Dr. Herbert Hoag. págs. 1967-1968. Editorial Herder. Barcelona 1978. Trinidad]

    Esta porción trae declaraciones bastante interesantes. El escritor afirma que la mayoría de los llamados “padres de la iglesia”, que son los padres de la iglesia católica, con todo y ser trinitarios, afirmaron que el dogma de la trinidad no fue conocido en el Antiguo Testamento. También afirma que los pocos “padres” que creyeron encontrar esa enseñanza en el Antiguo Testamento, hicieron lo mismo que han hecho algunos teólogos, y es hacer interpretaciones bastante reforzadas de algunos textos, en los que introducen el dogma de la trinidad que supuestamente aprendieron del Nuevo Testamento. No obstante, esta última declaración, es solo un intento desesperado de justificar el dogma extrabíblico de la trinidad, pues este no se encuentra ni el Antiguo ni en el Nuevo Testamento.

    Cuarta declaración:

    “La exégesis católica viene a coincidir en estos dos puntos: a) La Trinidad no pertenece a la fe del pueblo de Israel por no haber sido propuesta con la suficiente claridad en el Antiguo Testamento. b) En algún modo se le preparaba para recibirla, en cuanto ciertos elementos del misterio están indicados, tanto que en el Nuevo Testamento nos da la plena exposición de la doctrina contenida en el Antiguo Testamento.” [Enciclopedia de la Biblia (Sexto Volumen Q-Z). pág. 1107. Ediciones Garriaga, S.A. Barcelona, Segunda Edición, 1969]

    Esta declaración trae verdad y mentira. La verdad que contiene, es que afirma que la trinidad no pertenece a la fe del pueblo de Israel y tampoco fue propuesta en el Antiguo Testamento. La mentira que contiene, es que da a entender que la trinidad si está plenamente expuesta en el Nuevo Testamento, pero esta declaración es falsa, pues en ningún lugar del Nuevo Testamento se encuentra si quiera, la más sencilla declaración trinitaria que afirma: “un Dios en tres personas”.

    Quinta declaración.

    “La revelación de la Trinidad es algo específico del Nuevo Testamento. En el Antiguo Testamento hay sólo insinuaciones o, por mejor decir, indicios que, a la luz de la revelación del Nuevo Testamento, y según las interpretaciones de los Padres a algunos pasajes, pueden tomarse como gérmenes de explicitación de lo que es la misteriosa vida divina…
    1. Antiguo testamento. Diversos Padres de la Iglesia han querido ver en los textos en que se emplea el plural con relación a Dios (especialmente en los textos del génesis que narran la creación) y en algunas teofanías un preanuncio de la Trinidad. No parece, sin embargo, que ahí se encuentre una insinuación del misterio (se trata más bien de un plural mayestático); de modo que los comentarios patrísticos deben ser interpretados como acomodaciones hechas a la luz del Nuevo Testamento.” [Ediciones Rialp. Sección Trinidad Santísima I. Sagrada Escritura, Tradición y Magisterio. A. Revelación del Misterio Trinitario Gran Enciclopedia Rialp: GER Editor: Madrid: Rialp, 1989-1991 imp.]

    Esta declaración trae inmersas verdad y mentira. La verdad que contiene, es que afirma que en el relato de la creación en el que Dios dijo: “hagamos al hombre” no se está hablando de ninguna trinidad, sino que se trata más bien de un plural mayestático. La mentira que contiene, es que afirma que algunas declaraciones del Antiguo Testamento pueden tomarse como el origen o el inicio para la idea trinitaria que según ese escritor, sí aparece clara en el Nuevo Testamento. Tal y como hemos expuesto, la “doctrina” de la trinidad no aparece ni explícita ni implícitamente, ya sea en el Antiguo o en el Nuevo Testamento. Ninguno de estos dos Testamentos expresa si quiera la más sencilla declaración trinitaria que dice: “un Dios en tres personas”. La trinidad es una enseñanza falsa. (Para mayor información, vea el Capítulo 12. Pasajes Controversiales del Antiguo Testamento).

    LA TRINIDAD NO SE ENCUENTRA EN EL NUEVO TESTAMENTO

    A continuación veremos cinco declaraciones de escritores trinitarios de las ramas protestante y católica que afirman que la trinidad no se encuentra en el Nuevo Testamento. No perder de vista que son escritores trinitarios.

    Primera declaración:

    “Por otro lado, el NT no habla realmente de triunidad. Nosotros la buscamos en vano en la formula triádica del NT. … La Cristiandad temprana, sin embargo, no tiene el problema de la Trinidad todavía en vista” [Gerhard Kittel. Diccionario Teológico del Nuevo Testamento, Vol. 3, pág. 108. Copyright © 1964 Wm. B. Eerdmans Publishing co.]

    Este escritor, dice cosas ciertas. El Nuevo Testamento no habla acerca de la trinidad. Todo el que quiera buscar la trinidad en el Nuevo Testamento no hace más que buscarla en vano. Algunos han creído que la trinidad se encuentra en Mateo 28:19, donde la Escritura dice: “bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”, pero ese versículo jamás dice que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo sean tres personas distintas y un solo Dios verdadero. Solo eso sería trinidad y la Biblia no dice eso. Contrario a lo que piensan muchos trinitarios, el texto lejos de hablar de la trinidad lo que hace es ratificar que hay un solo Dios, pues habla de un solo nombre y por lo tanto identifica a un solo ser. Ese ser es el Dios único y su nombre es Jesús. El cumplimiento de dicho mandamiento se puede apreciar en Hechos 2:38 y otras muchas citas, que nos enseñan que el bautismo del verdadero cristiano, es en el nombre de Jesús. (Para mayor información vea el capítulo 4. Mateo 28:19 y el Bautismo en el Nombre de Jesús)

    Segunda declaración:

    “La Trinidad. El Nuevo Testamento no contiene la doctrina desarrollada de la Trinidad. A la Biblia le falta la declaración expresa de que el Padre, el Hijo, y el Espíritu santo son iguales, y por consiguiente, en igual sentido, el propio Dios” [Colin Brown,. Nuevo Diccionario Internacional de Teología del Nuevo Testamento. Vol 2, pág. 84. Zondervan Publishing House]

    Esta declaración es excelente para nuestra discusión. El Nuevo Testamento no contiene ninguna “doctrina” trinitaria. El Nuevo Testamento no hace ninguna confesión trinitaria como más adelante apareció en los credos extrabíblicos.

    Tercera declaración.

    “La Trinidad no es, por supuesto, una palabra Bíblica. Como tampoco lo son triunidad, trino, trinal, subsistencia, ni esencia. Sin embargo las empleamos, y a menudo es de mucha ayuda, al tratar de expresar esta doctrina que esta tan llena de dificultades. Adicionalmente, esta es una doctrina la cual, en el Nuevo Testamento no esta explícita aunque a menudo se dice que esta implícita en el Antiguo Testamento y explícita en el Nuevo. Pero explícito significa “caracterizado por una expresión total y clara,” el cual es un adjetivo difícil de aplicar a esta doctrina. Sin embargo, la doctrina nace de las Escrituras, por lo tanto es una enseñanza bíblica.” [Charles Caldwell Ryrie. Teología Básica. pág. 60. Chicago: Moody Publishers]

    La declaración anterior, trae verdad y mentira: La verdad que contiene, es que la palabra trinidad y sus conceptos equivalentes no son palabras bíblicas. También dice la verdad cuando afirma que esa doctrina está repleta de dificultades. Eso es completamente cierto. La mayor dificultad de esa doctrina es que no es bíblica y por lo tanto es una doctrina falsa que no se puede sustentar con la Escritura. De igual manera dice la verdad, cuando afirma que esa doctrina no es ni explícita ni implícita dentro de las Sagradas Escrituras.

    Sin embargo, miente completamente, cuando afirma que esa doctrina nace de las Escrituras y que por eso es una enseñanza bíblica. Una enseñanza solo es bíblica si está en la Biblia y se puede encontrar en ella sin la ayuda de interpretaciones reforzadas. El hecho de que algunos hayan tomado las Escrituras y las hayan torcido con sus interpretaciones dogmáticas para inventarse al dios trinitario, no quiere decir, que por el hecho de que ese invento se originó en una adulteración del Texto Sagrado, sea una doctrina bíblica.

    Cuarta declaración:

    “Típicamente, las palabras, triunidad y trinidad son usadas para ayudarnos a expresar una doctrina que es escritural, aunque repleta de dificultades para la mente humana. De nuevo, Es necesario enfatizar, que esta es una doctrina que no esta explícitamente declarada ni en el Antiguo ni en el Nuevo Testamento, pero que esta implícita en ambos.” [J. Hampton Keathley, III, Th.M. Artículo: "La Trinidad"
    http://www.bible.org/foreign/spanish/discipleship/camino1/trinidad.htm ]

    Esta declaración trae verdad y mentira: La verdad que contiene, es que la “doctrina” de la trinidad no está declarada explícitamente en ninguno de los dos Testamentos. La otra verdad, es que esa doctrina está repleta de dificultades, y eso ocurre precisamente porque no es una enseñanza bíblica. La mentira que contiene, es que la trinidad está supuestamente implícita en los dos Testamentos, pero esa declaración es sencillamente una falacia. Lo implícito no puede contradecir lo explícito. La Biblia dice que Dios es uno, pero la trinidad afirma que es tres en uno, contradiciendo las declaraciones explícitas de la Escritura. Dios está interesado más que ningún otro en que los hombres sean salvos y por eso reveló la Escritura. Si Él no dijo nada claro acerca de la trinidad, es porque esa enseñanza sencillamente no es bíblica. Lo más grave de todo, es que la “teología” trinitaria, aún sabiendo que esa “doctrina” no aparece en la Biblia, reclama para ella la categoría de la doctrina principal de la supuesta fe cristiana.

    Quinta declaración:

    “Hasta donde el Nuevo Testamento está interesado, uno no encuentra en él una doctrina real de la Trinidad… Hay sin embargo, al mismo tiempo, en el Nuevo Testamento, los rudimentos de un concepto de Dios que era susceptible de desarrollo extenso y de clarificación, a lo largo de las líneas doctrinales” [Bernard Lohse. Una Breve Historia de la Doctrina Cristiana. Págs. 37, 39. Philadelphia: Fortress 1966]

    La declaración anterior trae verdad y mentira: La verdad que contiene, es que el Nuevo Testamento no trae ninguna doctrina real de la trinidad. La mentira que contiene, es que asegura que la idea de Dios que presenta el Nuevo Testamento era susceptible de desarrollo. No, eso es falso, y es un gran pecado argumentar eso. La idea de Dios que se presenta en la Biblia no es susceptible de ningún desarrollo, y simplemente debe creerse como se enseña en la Escritura sin llegar a inventar nada. El desarrollo adicional al que se refiere dicho escritor, fue el invento de la idea trinitaria, con la cual ese escritor simplemente ratifica que aquellos que desarrollaron la trinidad tuvieron que pensar más allá de lo que está escrito. Si pensaron más allá de lo que está escrito, entonces cometieron el pecado de torcer las Escrituras para su propia perdición (Apocalipsis 22:18)

    LA TRINIDAD NO SE ENCUENTRA EN TODA LA BIBLIA

    La trinidad no es ninguna doctrina bíblica. Hasta los mismos teólogos trinitarios lo han reconocido. Sin embargo creen y confían en esa enseñanza, ya que han querido ser sabios en su propia opinión. Sin embargo, la Biblia nos enseña que antes de ser sabios en nuestra propia opinión, debemos temer a Dios y debemos apartarnos del mal (Proverbios 3:7).

    Vamos a mostrar cinco declaraciones hechas por teólogos trinitarios de las ramas católica y protestante, donde ellos declaran que la “doctrina” de la trinidad no está en la Biblia.

    Primera declaración:

    “El Antiguo Testamento… no dice explícitamente nada o de una manera implícita que hay un Dios triuno que es Padre, Hijo, y Espíritu santo…No hay ninguna evidencia de que algún escritor sagrado sospechó de la existencia de una paternidad y filiación divinas dentro de la Deidad. Incluso, querer ver en el Antiguo Testamento, sugerencias o señales de la trinidad de personas, es ir más allá de las palabras expresadas por los escritores sagrados…

    …obviamente, no hay doctrina trinitaria en los sinópticos y los Hechos. Pero hay restos de la estructura triádica del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo en ambos…Los escritores del Nuevo Testamento nos dicen que hay sólo un Dios, el Creador y Señor del universo, quien es el Padre de Jesús. Llaman a Jesús el Hijo de Dios, Mesías, Señor, Salvador, Verbo, Sabiduría. Le asignan funciones divinas de creación, salvación, juicio. Algunas veces le llaman Dios explícitamente…Nos dan en sus escritos un plan triádico básico y fórmulas triádicas. Ellos no hablan en términos abstractos de naturaleza, sustancia, persona, relación, circumincessio, misión, pero presentan en su propio estilo las ideas detrás de estos términos. Ellos no dan ninguna declaración formal ni ninguna formula de la doctrina de la trinidad, no se encuentra ninguna enseñanza explícita de un Dios en tres personas divinas co-iguales. Pero sí nos dan un trinitarismo elemental, la información de la que la doctrina del Dios Triuno puede ser formulada… En los sinópticos y en Hechos existen trazas del patrón triádico de Padre, Hijo y Espíritu. La expresión más clara de este patrón se encuentra en la fórmula baptismal donde Mateo presenta a los tres juntos como una tríada y una unidad al mismo tiempo. Pero en ninguna parte nosotros encontramos cualquier doctrina trinitaria de tres personas distintas en la vida divina y activas en la misma Deidad” [Edmund J. Fortman. El Dios Triuno, págs. 6, 14-16. Baker Book House, Grand Rapids, MI. 1972]

    Mejor declaración no podría hacerse. Ni el Antiguo ni el Nuevo Testamento se habla acerca de la trinidad. En ninguna parte de las Sagradas Escrituras nosotros encontramos alguna “doctrina” trinitaria. En este fragmento encontramos que:

    Edmund Fortman reconoce que en ninguna parte del Antiguo o del Nuevo Testamento nosotros “encontramos cualquier doctrina trinitaria de tres personas distintas en la vida divina y activas en la misma Deidad”. Además reconoce que ninguno de los escritores del Nuevo Testamento “dan una declaración formal o fórmula de la doctrina de la Trinidad, ni una enseñanza explícita de que en Dios hay tres personas divinas co-iguales”.

    Edmund Fortman, reconoce que los autores del Nuevo Testamento nunca utilizan alguno de los términos abstractos que fueron inventados para poder formar la trinidad. (Recordemos que para los trinitarios, la doctrina de Dios que contiene el Nuevo Testamento no está formada, sino que es un embrión o capullo de doctrina). Fortman dice de los autores del Nuevo Testamento: “Ellos no hablan en términos abstractos de naturaleza, sustancia, persona, relación, circumincessio, misión…”. No obstante, inventa que ellos “presentan en su propio estilo las ideas detrás de estos términos”. Para su infortunio, no puede presentar ninguna prueba que sostenga semejante afirmación ya que no existe.

    Como todo trinitario, Edmund Fortman reinterpreta la Escritura poniéndose las gafas oscuras del Credo de Atanasio, por lo cual tuerce la Escritura para “armonizarla” con ese escrito extrabíblico. Esa es la razón por la cual ignora por completo que la Escritura habla de un solo Dios que es Espíritu y que fue manifestado en carne, cuyo nombre es Jesús. Esa es también la razón por la cual él reinterpreta la Escritura para referirse torpemente a Dios como “ellos” y para imaginarse que los términos Padre, Hijo y Espíritu Santo, son tres coordinaciones situadas “en el mismo nivel… en lo que tiene que ver con divinidad y personalidad”.

    Segunda declaración:

    “En las Escrituras, aún no hay ningún término por el cual las Tres Personas Divinas sean denotadas juntas. La palabra trias (de la cual su traducción latina es trinitas) fue primeramente encontrada en Teófilo de Antioquía cerca del año 180 D.C. El habla de “la Trinidad de Dios (el Padre), su Palabra y su Sabiduría” (“Ad. Autol”, II, 15). El término, era usado antes de su tiempo. Más tarde, aparece en su forma Latina de trinitas en Tertuliano (“De pud”. C. Xxi). En el siglo siguiente, la palabra tiene uso general. Se encuentra en muchos pasajes de Orígenes (“In Ps. Xvii”, 15). El primer credo en el cual aparece es aquel del pupilo de Orígenes, Gregorio Thaumaturgus. En su Ekthesis tes pisteos compuesto entre los años 260 y 270″ [Enciclopedia Católica. Santísima Trinidad. G. H. JOYCE. Traducido por Carolina Eyzaguirre A.
    http://www.enciclopediacatolica.com/t/trinidad.htm%5D

    Sí, en la Biblia nada indica una pluralidad de personas en la Deidad. Tuvieron que pasar muchos años para que la "doctrina" de la trinidad apareciera, y eso ocurrió cuando algunos hombres perversos cambiaron al Dios de la Biblia por un dios falso llamado trinidad.

    Tercera declaración:

    "La Trinidad es una parte importante de la doctrina cristiana tardía, está claro que el término no aparece en el Nuevo Testamento. Igualmente, el concepto desarrollado de tres compañeros iguales en la Deidad encontrada en las formulaciones de los credos tardíos no puede descubrirse claramente dentro de los confines del canon. Los creyentes posteriores sistematizaron las diversas referencias a Dios, Jesús, y el Espíritu, encontradas en el Nuevo Testamento, con la finalidad de luchar contras las tendencias heréticas de cómo los tres se relacionan. La elaboración del concepto de la Trinidad también sirve para defender la iglesia de las acusaciones de bi o triteísmo. Debido a que los "cristianos adoraban a Jesús como un dios" (Plinio, Epístolas 967), cómo podían reclamar ser la continuación de la tradición monoteísta del Dios de Israel". Varias respuestas son sugeridas, debatidas, y rechazadas como heréticas, pero la idea de una Trinidad, un Dios subsistiendo en tres personas y una sustancia, finalmente prevaleció. Mientras que los autores del Nuevo Testamento dicen bastante sobre Dios, Jesús y el Espíritu de ellos, ningún escritor del Nuevo Testamento se expande en la relación entre los tres con los detalles que los escritores cristianos de épocas posteriores lo hicieron. La primera evidencia neotestamentaria por una fórmula está en 2 Corintios 13.13... Una formulación más conocida se encuentra en Mateo 28:19... Mateo registra un conexión especial entre Dios el Padre y Dios el Hijo, pero no llega a proclamar que Jesús es igual a Dios. Es el Evangelio de Juan el que sugiere la idea de igualdad entre Jesús y Dios .... El cuarto Evangelio comienza con la afirmación de Jesús como el Verbo y terminan con la confesión de Tomás de que Jesús es Señor y Dios..." [Daniel N. Scholwalter. Compañía Oxford de la Biblia. Trinity. pág. 782. Bruce M. Metzger y Michael D. Coogan, Editors]

    Daniel N. Scholwalter, reconoce que “está claro que el término no aparece en el Nuevo Testamento” y que de igual manera, “el concepto desarrollado de tres compañeros iguales en la Deidad encontrada en las formulaciones de los credos tardíos no puede descubrirse claramente dentro de los confines del canon”.

    Reconoce que en los siglos inmediatamente posteriores al establecimiento de la iglesia cristiana, se dieron varias controversias en torno a la naturaleza de Dios, al decir que “Varias respuestas son sugeridas, debatidas, y rechazadas como heréticas”.

    Afirma que aquellos hombres que desarrollaron la trinidad, se expandieron en consideraciones de relaciones entre tres personas divinas, cosa que no hicieron los escritores del Nuevo Testamento, cuando dice que: “ningún escritor del Nuevo Testamento se expande en la relación entre los tres con los detalles que los escritores cristianos de épocas posteriores lo hicieron”.

    Finalmente, el escritor reconoce que con el transcurrir del tiempo, la gran mayoría de personas que llegaron a denominarse cristianas, aceptaron la idea de tres compañeros iguales en la Deidad, a pesar de que ese concepto no puede descubrirse claramente en la Biblia. Estas son sus palabras: “pero la idea de una Trinidad, un Dios subsistiendo en tres personas y una sustancia, finalmente prevaleció”.

    Lo interesante de estas declaraciones, es que afirman que el concepto desarrollado de la trinidad no se puede encontrar en ninguna parte del canon (texto revelado) sino en un tiempo muy posterior. El escritor afirma que la “doctrina” de la trinidad llegó a ser importante para la cristiandad tardía. El asunto es que para el tiempo en que la trinidad fue inventada, muchos de los que se llamaban cristianos, habían apostatado de la fe. Por eso, el hecho de que aceptaran una doctrina falsa, que enseñaba a un dios falso, era algo apenas natural.

    Cuarta declaración:

    “1) La Sagrada Escritura no ha desarrollado teología trinitaria alguna en el sentido de esa descripción. Pero constituye la base de la misma porque, sobre el fundamento del monoteísmo veterotestamentario, habla de Dios en el nuevo Testamento como Padre, Hijo y Espíritu Santo, a la vez que presenta los primeros planteamientos para un razonamiento sobre ese misterio al hacer ciertas afirmaciones sobre las relaciones del Padre y del Hijo, y de ambos con el Espíritu Santo.
    2) La doctrina trinitaria en sentido estricto se inicia históricamente con el problema de cómo puede conciliarse el monoteísmo del Antiguo Testamento (y de la filosofía) con la revelación bíblica de que Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo. Pero, sobre todo, intenta exponer la relación dialógica de Jesucristo con el Padre de forma que se mantenga la unidad de Dios. Eso ocurre siempre eliminando las concepciones mentales insatisfactorias.” [Beinert, Wolfgang. Diccionario de Teología Dogmática. pág. 211. Versión castellana de Claudio Gancho. Editorial Herder, Barcelona 1970]

    La afirmación anterior, trae declaraciones bastante interesantes. Afirma que en la Santa Escritura no se ha desarrollado ninguna “doctrina” trinitaria. Sin embargo miente cuando afirma que la Escritura es la base para la “doctrina” trinitaria. La Escritura no es la base para ninguna “doctrina” trinitaria porque nosotros debemos conformarnos únicamente con lo que está escrito. Pensar más allá de eso es simplemente ignorar las Escrituras y el gran poder de Dios (Mateo 22:29). El Nuevo Testamento habla de Dios y lo llama Padre porque él es nuestro Padre Eterno. También lo llama Espíritu porque Dios es Espíritu, y lo llama Hijo porque Dios fue manifestado en carne. Nada de eso indica ninguna trinidad para que uno llegue a pensar eso.

    El escritor afirma que históricamente el asunto de la trinidad se inicia con un problema. Ese problema consistió en como “armonizar” el monoteísmo bíblico con el supuesto monoteísmo filosófico. La verdad es que las dos cosas no se podían armonizar sin caer en la desgracia de la mentira, pues el supuesto monoteísmo filosófico estaba manchado de paganismo. ¿Por qué estos hombres se dieron a la tarea de supuestamente armonizar el monoteísmo bíblico con la filosofía? Sencillamente, porque no le quisieron creer a la Palabra Bendita y no se conformaron con lo que está escrito, sino que adulterando la Sagrada Escritura, inventaron doctrinas extrañas para su propia perdición. (Para mayor información vea el Capítulo 3. La Tradición y la Filosofía en el Desarrollo de la “Doctrina” Trinitaria)

    “Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.” (2. Pedro 2:1)

    FUE UN DESARROLLO GRADUAL

    Dado que la “doctrina” trinitaria no se encuentra en ninguna parte de las Sagradas Escrituras, su invención, desarrollo y ajuste, se debió a un proceso gradual que se concretó muchos años después de que la Biblia fue escrita (En el capítulo 3. La Tradición y la Filosofía en el Desarrollo de la “Doctrina” Trinitaria, se hace una exposición más amplia de este asunto).

    ¡Hasta los mismos teólogos trinitarios saben eso! Por ahora vamos a mostrar cuatro declaraciones de algunos teólogos trinitarios de las ramas católica y protestante que ratifican esta situación.

    Primera declaración.

    “La presentación acumulada intelectualmente del misterio divino es algo trascendente a nuestras categorías mentales que es difícil hacerlo sin entrar en la categoría del hombre. A lo que no puede menos que añadirse el choque que podía producir en la mentalidad del pueblo judío con su celoso, pero estrecho monoteísmo, y por otra parte, el peligro de ser mal entendido y confundido con alguna de las formas de politeísmo más o menos purificado adoptada en el ambiente pagano de aquellos tiempos. Fue, pues, providencial que la formulación del dogma trinitario en los esquemas de los símbolos de la fe fuese dejada al trabajo de la Iglesia, que buscó una inteligencia de ella bajo la asistencia del Espíritu de la verdad, ocasionalmente movida por las herejías y errores que oponían la fe sencilla de la cristiandad primitiva, ya la incomprensibilidad del misterio, ya principalmente las contaminaciones del sincretismo filosófico-religioso de la época.

    Por tanto, en la exposición del misterio de la Trinidad en la Sagrada Escritura no debemos buscar un formulado conceptual equivalente en su aspecto exterior a las fórmulas de los símbolos posteriores; sino más bien a los elementos que constituyen la sustancia del misterio, que a su vez ha sido llamado con razón por los padres antiguos Substantia Novi Testamenti. Y también por lo dicho es obvio que sean mucho más numerosos los pasajes en que se habla en particular de alguna de las divinas personas, que los que nos presentan el misterio en su totalidad.” [Enciclopedia de la Biblia (Sexto Volumen Q-Z). pág. 1106. Ediciones Garriaga, S.A. Barcelona, Segunda Edición, 1969]

    En la cita que acabamos de mostrar, dicho escritor afirma que el asunto de la trinidad no se encuentra en las Sagradas Escrituras. La explicación que nos da, es que sí esa enseñanza hubiera quedado inmersa en el Nuevo Testamento, hubiera atentado nada más y nada menos que contra el estricto monoteísmo de los judíos, por lo cual habría chocado contra la mentalidad de ellos. Además, afirma que si la enseñanza trinitaria hubiera quedado plasmada en la Escritura, podría haber sido confundida con politeísmo. Por eso dice que el desarrollo, la formulación y los esquemas de esas doctrinas tuvieron que ser desarrollados por la iglesia.

    Pero ¿Por cuál iglesia fue desarrollada la “doctrina” de la trinidad? De hecho no fue por la verdadera iglesia cristiana que se ha aferrado y creído a la Escritura con un amor inmenso y entrañable, sino por la cristiandad apóstata que no amó la verdad y adulterando la Palabra se inventó a otro dios. La verdadera iglesia jamás ha tenido que pensar más allá de lo que está escrito, pues la Biblia es su confianza y es su Palabra profética más segura. La falsa iglesia cristiana que no ha querido conformarse solamente a la Escritura, desarrolló una “doctrina”, en la que no fue dirigida por el Espíritu Santo, sino por el espíritu de error, y por eso el resultado fue una “doctrina” que presenta a otro dios y enseña otro evangelio.

    “Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.” (Gálatas 1:8-9)

    El Nuevo Testamento no es ninguna sustancia para la falsedad de la trinidad (Substantia Novi Testamenti) sino la verdad revelada que debemos creer. Cuando alguien afirma que el Nuevo Testamento no contiene toda la verdad, sino que es el origen o la base de una verdad aún mayor, ha demostrado que no ama la Escritura y que la considera insuficiente. En el Nuevo Testamento encontramos la verdad que la “teología” trinitaria no ha querido creer, y es que el único y sabio Dios fue manifestado en carne como un hombre para redimirnos de toda iniquidad. No hay allí ninguna idea trinitaria, sino la más hermosa declaración de amor, pues Dios amó tanto a la humanidad, que él mismo y no otro vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. El Nuevo Testamento proclama que sólo Jesús es Dios, que Jesús es el único Dios.

    Segunda declaración:

    “Aunque la Biblia enseña la verdad de la Triunidad de Dios de una manera implícita tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, el desarrollo y delineamiento de esta doctrina fue dada debido al surgimiento de grupos heréticos o de maestros que negaban ya sea la deidad de Cristo o la del Espíritu Santo. Esto llevó a la Iglesia primitiva a cristalizar la doctrina de la Triunidad. De hecho, Tertuliano, en 215 DC fue el primero en manifestar esta doctrina utilizando el término, Trinidad.” [Earle E. Cairns. Cristianismo a Través de los Siglos. pág. 122. Zondervan, Grand Rapids. 1967]

    Ya hemos visto que la “teología” trinitaria utiliza el falso argumento de que la trinidad está implícita tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, pero nada de eso es cierto. La trinidad no se encuentra en la Escritura ni de manera implícita ni de manera explícita, sencillamente porque no es una doctrina bíblica.

    La Iglesia primitiva nunca cristalizó la “doctrina” de la trinidad, pues la Iglesia primitiva simplemente creyó a lo que dice la Escritura. Contrario a lo que dice el escritor que acabamos de mencionar, la enseñanza trinitaria no surgió para defender la deidad de Cristo o la del Espíritu Santo, sino que surgió para negarla. Toda la Biblia nos enseña la Deidad de Cristo. La Biblia dice que Cristo es el Dios santo manifestado en carne (Mateo 1:23, Colosenses 2:8-10). La trinidad dice lo contrario, dice que Cristo es una segunda persona de Dios. La trinidad no solo atacó a la doctrina bíblica de un solo Dios, sino que rebajó la Deidad de Jesús, pues negó que Jesucristo fuera él único Dios, es decir el Padre Eterno manifestado en carne. El trinitarismo presenta una imagen distorsionada acerca de Jesús, pues aún cuando dice que Jesús es Dios, afirma que hay otros dos que son tan Dios como él. De esa manera, la “teología” trinitaria le quita mérito a la plenitud de la Deidad de Cristo como está descrita en la Biblia.

    La Biblia enseña que Dios es Espíritu y es Santo, por esa razón uno de los títulos de ese único Dios, es Espíritu Santo. Sin embargo la trinidad en contravía a la Escritura, afirma que el Espíritu Santo es una tercera persona, y que hay otros dos que son tan Dios como él. Tal como se puede apreciar, el trinitarismo no surgió como producto de una defensa a la Deidad del Espíritu Santo como el único Dios que es, sino que surgió para negarla.

    Tercera declaración:

    “En relación a la batalla que la iglesia primitiva tuvo que llevar a cabo, Walter Martín escribe:

    A medida que el Nuevo Testamento fue completado hacia el cierre del primer siglo, la tierna iglesia batallaba por su vida en contra de viejos adversarios –– la persecución y el error doctrinal. Por otro lado estaba el imperio Romano, el Judaísmo Ortodoxo, y las hostiles religiones paganas, y por el otro lado estaban las herejías y las doctrinas que causaban división. El Cristianismo Primitivo fue realmente un período peligroso.

    Probablemente ninguna doctrina fue objeto de más controversia en la iglesia primitiva que la de la Trinidad. Ciertamente la enseñanza de “un solo Dios en tres Personas” fue aceptada en la iglesia primitiva, pero solamente al ser desafiada esta enseñanza fue que emergió una doctrina sistemática de la realidad.” [J. Hampton Keathley, III, Th.M. Artículo: La Trinidad. Citando a Martin, págs. 22-23
    http://www.bible.org/foreign/spanish/discipleship/camino1/trinidad.htm%5D

    Dicho escritor nos dice algo verdadero. El Nuevo Testamento fue completado al terminar el siglo primero. Durante ese tiempo la Iglesia primitiva batallaba contra la falsa doctrina. Había muchos peligros. En efecto, la doctrina de más controversia fue la de la trinidad, no porque fuera la doctrina bíblica, sino precisamente porque la verdadera iglesia se dio cuenta de que esa era una enseñanza falsa a la que tocaba atacar con todas las fuerzas.

    La enseñanza de "un solo Dios en tres personas" es sencillamente un absurdo y contradice a la Palabra de Dios. Esa enseñanza jamás fue aceptada por la Iglesia primitiva. Esa enseñanza surgió dentro del seno de la cristiandad apóstata. Con el desarrollo de la trinidad, no emergió ninguna doctrina sistemática de la realidad, sino que realmente surgió una gran herejía.

    Cuarta declaración:

    "Cairns discute de esta manera aquel tiempo de controversia teológica en la iglesia primitiva y el extremo cuidado que se le dio a este asunto:

    Fue una era en la que los principales dogmas de la Iglesia cristiana fueron desarrollados. La desfavorable connotación que lleva la palabra "dogma" en una era de laxitud doctrinal, tal como la presente, no debe oscurecer el valor del dogma para la Iglesia. La palabra "dogma" vino a través de la forma latina de la palabra Griega dogma, la cual se derivó del verbo dodeo. Esta palabra significa pensar. Los dogmas o doctrinas formulados en este período fueron el resultado de un intenso pensamiento y búsqueda del alma con el fin de interpretar correctamente el significado de las Escrituras acerca de los puntos disputados y evitar las opiniones erróneas (doxai) de los filósofos." [J. Hampton Keathley, III, Th.M. La Trinidad. Citando a Cairns, pág. 141.
    http://www.bible.org/foreign/spanish/discipleship/camino1/trinidad.htm%5D

    De acuerdo a lo que hemos leído en esta declaración, el escritor afirma que los dogmas de la iglesia, fueron desarrollados en el periodo de controversias doctrinales de la edad post apostólica. Pero ¿sería la verdadera iglesia la que estaba desarrollando dogmas? Ciertamente no. La iglesia verdadera tiene y ha tenido toda su confianza en la Escritura. La fe fue dada una vez a los santos (Judas 3) y está plasmada en la Santa Escritura. La invención de los dogmas que surgieron de un "intenso pensamiento" fueron el resultado de la adulteración que hiciera de la Biblia, la cristiandad apóstata, y que trajeron consigo la aceptación del dogma de la trinidad. Juntamente con esta aceptación, se desarrollaron otros dogmas, tales como la adoración de imágenes, la veneración a María y a los santos, el bautismo de niños, y muchas otras doctrinas que van en contravía de la Palabra de Dios.

    FUE DESARROLLADA EN LOS CONCILIOS ECUMENICOS

    La declaración definitiva de la trinidad, tal y como la conocemos el día de hoy, se dio sólo hasta el final del cuarto siglo, después de ser desarrollada en los llamados concilios ecuménicos del cuarto siglo. Asimismo, fue perfeccionada en el Credo de Atanasio, escrito a finales del quinto siglo.

    Primera declaración:

    "todo esto subraya el punto que la Cristiandad primitiva no tenía una doctrina explícita de la Trinidad como se elaboró como consecuencia en los credos de la iglesia temprana" [James L. Barrer. Apostasía en la Divina Iglesia. pág. 44. Salt Lake City UT, 1960]

    La anterior declaración, ratifica que la cristiandad primitiva no conoció la “doctrina” de la trinidad. ¿Por qué no la conoció? Porque confiaba únicamente en la Escritura y nada más que en la Escritura. Dicho escritor afirma, que la doctrina explícita de la trinidad se elaboró en los credos de la iglesia temprana. Pero ¿cuál era esa iglesia temprana que elaboró esos credos? Nuevamente tenemos que decir que no fue la Iglesia verdadera, pues esta confió únicamente en lo que la Biblia enseña. La invención de esos credos a los cuales se les ha dado más valor que a la misma Biblia, no fue el trabajo de la verdadera iglesia del Señor, sino que fue el trabajo de la cristiandad apóstata.

    Segunda declaración:

    “la iglesia católica enseña el misterio incomprensible de que Dios se ha revelado a la humanidad como una trinidad de personas — el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Tres Personas, Un Dios. El misterio de la trinidad es la doctrina central de la fe católica. Sobre él se basan el resto de enseñanzas de la iglesia. La iglesia estudió el misterio con gran cuidado y, después de cuatro siglos de clarificación, decidió indicar la doctrina de esta manera: En la unidad de la divinidad hay tres personas, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, verdaderamente distintos cada uno de los otros.” [El Manual Católico. 1988]

    Cómo lo dice este escritor, para que existiera una verdadera “doctrina” trinitaria tuvieron que pasar cuatro siglos. Fue por el cuarto siglo cuando por fin se hizo una declaración explícita de la trinidad. La Biblia terminó de ser escrita por el año 100, y el dogma trinitario fue formulado hasta el cuarto siglo. Ciertamente la trinidad no es la enseñanza original que tuvo la Iglesia primitiva acerca de Dios, en efecto, la trinidad es un dios falso inventado por la cristiandad apóstata.

    “Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma.” (Jeremías 6:16)

    Tercera declaración:

    “El punto, entonces, es simplemente este: Mientras que el termino Trinidad nunca es utilizado específicamente ni la doctrina explicada específicamente en la Escritura. No obstante esta implícitamente establecida. Los concilios de la iglesia, en su lucha en contra de la herejía, se vieron forzados a pensar a través de lo que la Biblia decía acerca de cómo Dios existe. El resultado fue la doctrina de la Triunidad, pero permítanme enfatizarlo, el desarrollo de esta doctrina estuvo basado en un cuidadoso estudio de las Escrituras.” [J. Hampton Keathley, III, Th.M. Artículo: "La Trinidad"
    http://www.bible.org/foreign/spanish/discipleship/camino1/trinidad.htm%5D

    Este escritor ratifica que la "doctrina" de la trinidad no está en la Escritura, pero se atreve a afirmar que el desarrollo del dogma trinitario estuvo basado en un cuidadoso estudio de las Escrituras. Eso sencillamente no es cierto. El desarrollo de la "teología" trinitaria no estuvo basado en un cuidadoso estudio de las Escrituras sino en un trabajo artificial, en el cual se mezcló paganismo filosófico y religioso con la verdad revelada, lo cual dio como resultado la aparición de muchas doctrinas falsas, entre ellas la más notable, la de la trinidad. Los concilios de la iglesia que desarrolló el dogma de la trinidad, no fueron concilios de la verdadera Iglesia del Señor, sino de la iglesia Católica.

    Cuarta declaración:

    "…En el curso de su refutación se precisó la doctrina de la Trinidad cristiana y halló su formulación la ortodoxia de la fe en esta materia. La culminación de este proceso tuvo lugar ante todo en los dos primeros concilios ecuménicos de la historia de la iglesia, Nicea (325) y Constantinopla I (381). El segundo asignó al Espíritu lo que el primero le había atribuido al Verbo; estos dos concilios, apoyados en la floreciente reflexión teológica de la época (desde Atanasio hasta los padres capadocios), establecieron la doctrina esencial frente a las herejías que desnaturalizaron el dogma trinitario." [Paul Pourpard. Diccionario de las Religiones. Versión Castellana de DIORKI de la obra dirigida por el cardenal Paul Poupard, Dictionnaire des Religions, Presses Universitaires de France, Paris. pág.1784. Editorial Herder, S.A. Barcelona 1987]

    El escritor afirma, que la “doctrina” trinitaria solo tomó una forma explícita hasta el concilio de Constantinopla en el año 381. En el año 325 ya se había dado una primera aproximación pero no estaba completamente ajustada. Así, creer a los credos ecuménicos, es darle mayor valor a enseñanzas ajenas a las Escrituras que a la misma Palabra de Dios. La “teología” trinitaria ha cometido el error de enseñarle a sus fieles, que por encima de los escritores sagrados – que recibieron la doctrina directamente de Dios – hubo personas que fueron capaces de enseñar la doctrina de una mejor manera. Esa “teología” no se ha conformado ni se ha ajustado a la Biblia sino con los credos inventados por hombres inicuos que no amaron la verdad.

    Nosotros, los verdaderos cristianos, los pentecostales apostólicos del nombre, consideramos un honor, el hecho de estar por fuera de esos credos ecuménicos, a fin de estar dentro de la Biblia.

    “El celo que siento por ustedes proviene de Dios, pues los tengo prometidos a un solo esposo, que es Cristo, para presentárselos como una virgen pura. Pero me temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, los pensamientos de ustedes sean desviados de un compromiso puro y sincero con Cristo. Si alguien llega a ustedes predicando a un Jesús diferente del que les hemos predicado nosotros, o si reciben un espíritu o un evangelio diferentes de los que ya recibieron, a ése lo aguantan con facilidad” (2. Corintios 11:2-4 – NVI).
    Publicado por Julio César Clavijo Sierra en 18:12 Etiquetas: académicos trinitarios, declaraciones trinitarias, doctrina adulterada, doctrina antibíblica, dogma falso, eiségesis trinitaria, herejía trinitaria, reinterpretación trinitaria
    0 comentarios:
    Publicar un comentario en la entrada

    Entrada más reciente Entradas antiguas Página principal Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom) Enlaces
    Jesús, El Único Dios
    Pentecostales del Nombre de Jesucristo
    Foro: Pentecostales Apostólicos del Nombre
    Datos personales

    Ver todo mi perfil
    Archivo del blog
    ► 2010 (10)
    ► marzo (1) Respuesta a Objeciones Contra el Bautismo en el No…
    ► febrero (5) Un Bautismo sin el Nombre, No es un Bautismo Válid… La Doctrina de la Trinidad se Opone a la Biblia La Trinidad se Opone a la Biblia Jesús es el Espíritu Santo Jesús es el Padre
    ► enero (4) De Pastor Trinitario a la Unicidad La Palabra Hebrea Elohim Elohim y los Pasajes Plurales ¿Es Dios Tres Personas?
    ▼ 2009 (47)
    ▼ diciembre (3)
    Instituto Bíblico Apostólico del Nombre Virtual He…
    Académicos Trinitarios Confiesan que La Teoría de …
    El Neotrinitarismo
    ► noviembre (3)
    Acerca de la Controversia Cristológica en el Siglo… La Añadidura: “Tres son los que dan Testimonio en … En el Nombre [Onoma] de Jesús
    ► octubre (1)
    El Mito Trinitario de los Dos Jehovás en Génesis 1…
    ► septiembre (6)
    Miqueas 5:2 y la Reinterpretación Trinitaria Pablo Santomauro y su Falso Testimonio de Deshones… No hay Trinidad – Vallenato No Hay Trinidad – Carlos Piña El Bautismo en el Nombre de Jesús. ¿Se Equivoco Pe… Dios Fue Manifestado en Carne
    ► agosto (5)
    El Bautismo en el Nombre, es el Bautismo Bíblico Bautismo en el Nombre de Jesús Shema Yisrael – Dios (Elohim) es Uno El Misterio de la Piedad (1. Timoteo 3:16) Jesús es el Dios Fuerte y el Padre Eterno
    ► julio (2)
    Unicidad Vs Trinidad Dios no es Tres Personas
    ► junio (5)
    Explicando a los Trinitarios el Significado Bíblic… Explicando a los Trinitarios el Significado Bíblic… Explicando a los Trinitarios, el Significado Bíbli… Explicando a los Trinitarios el Significado Bíblic… 2. Corintios 13:14 No es un Texto Trinitario, Como…
    ► mayo (7)
    Unicidad de Dios – Juan 1 – Verbo de Dios El Uso Incorrecto que Hace el Trinitarismo de los … La Palabra era Acerca de Dios La Palabra se Hizo Carne La Trinidad y su Imaginación Politeísta de Juan 1:… Frase Inarticulada: “y el Verbo era Dios” (kai the… Juan 1:1 “Con Dios” y Pros
    ► abril (7)
    Jesús es Yo Soy el Que Soy Jesús es Jehová el Padre Video: Bautismo en Agua en el Nombre de Jesús El Dogma de la Trinidad no Puede Refutar el Punto … Preguntas Frecuentes Sobre la Unicidad La Encarnación Desde la Visión de la Unicidad Respondiendo Acusaciones de los Trinitarios contra…
    ► marzo (4)
    Coma Juanina (Comma Johanneum)
    ► febrero (1)
    ► enero (3)
    ► 2008 (24)
    ► diciembre (4)
    ► noviembre (2)
    ► julio (5)
    ► junio (4)
    ► mayo (9)

  10. Rafael Perez dijo:

    Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras De Wikipedia, la enciclopedia libre
    Saltar a: navegación, búsqueda Existen desacuerdos sobre la neutralidad en el punto de vista de la versión actual de este artículo o sección.
    En la página de discusión puedes consultar el debate al respecto.

    Edición de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras en diversos idiomas.La Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (NM o TNM) es una edición de la Biblia publicada por la Watchtower Bible and Tract Society of New York, Inc. y la International Bible Students Association of Brooklyn, New York, dos entidades que pertenecen a los Testigos de Jehová. Existen versiones completas en unos 250 idiomas y Dialectos diferentes, además de otras que comprenden solo el texto griego del Nuevo Testamento y una edición interlinear del griego al inglés, también se ha publicado un DVD en lenguaje de señas. En las Escrituras Hebreas, el nombre Jehová aparece un total de 6973 veces, porque los traductores tomaron en cuenta, entre otras cosas, el hecho de que en algunos lugares los soferim habían cambiado el Tetragrámaton por ’Adho•nái y ’Elo•hím. La misma frecuencia con que aparece este nombre demuestra la importancia que tiene para su Portador, el Autor de la Biblia. El número de veces que se emplea en todas las Escrituras es muy superior al de cualquiera de los títulos que se le aplican, como “Señor Soberano” o “Dios”, es una de las traducciones literalmente más exacta de la biblia .

    Contenido [ocultar]
    1 Historia
    1.1 Con respecto al anonimato del comité de Traducción
    1.2 Idiomas disponibles
    1.3 Diferencias entre ediciones
    2 Características
    2.1 Objetivo
    2.2 Fuentes
    2.2.1 Texto Principal de la Obra
    2.2.2 Notas a Pie de página de la Edición con Referencias (1987) en español
    2.3 Uso del Tetragrámaton
    2.4 El Canon
    2.5 Uniformidad de Términos
    2.6 Traducción de Verbos
    2.7 Versículos Faltantes
    2.8 Lenguaje Moderno
    3 Comentarios favorables y desfavorables sobre la TNM
    3.1 Sobre la Sección Hebrea – Antiguo Testamento (A.T.)
    3.2 Sobre la Sección Griega Nuevo Testamento (N.T.)
    3.3 Juan 1:1
    3.3.1 El Verbo (o La Palabra) era Dios
    3.3.2 El Verbo (o la Palabra) era un dios
    3.3.3 El Verbo (o La Palabra) era divino (o tenía naturaleza divina)
    3.3.4 Comentarios
    3.4 Colosenses 1:15,16
    3.4.1 “Porque en él fueron creadas todas las cosas”
    3.4.2 Argumento Gramatical
    3.4.3 “Porque por medio de él todas las [otras] cosas fueron creadas”
    3.4.3.1 Ventajas de la Traducción del Nuevo Mundo
    4 Véase también
    5 Enlaces externos
    6 Referencias

    [editar] HistoriaEn 1946, se hizo a la Junta de Directores de la “Watchtower Bible & Tract Society of New York, and Pennsylvania. Inc.”, bajo la presidencia de Nathan Homer Knorr (1905 – 1977), quien hizo el anuncio formal, la propuesta de elaborar esta versión de la Biblia para “solucionar los problemas presentados por las traducciones antiguas al inglés”, en especial la “King James Version”, que regularmente utilizaban, cuyo lenguaje se consideraba desactualizado para oídos modernos. Según su explicación:

    “Los testigos de Jehová reconocen que están endeudados con las muchas versiones […] Sin embargo, todas esas traducciones, hasta las más recientes, tienen sus defectos. Hay inconsecuencias o maneras de verter no satisfactorias, que están infectadas de tradiciones sectarias o filosofías mundanas y, por lo tanto, no están en plena conformidad con las verdades sagradas que Jehová ha hecho que se escriban en su Palabra. Particularmente desde 1946 el presidente de la Sociedad Watch Tower Bible and Tract había estado buscando una traducción fiel de las Escrituras basada en los idiomas originales… una traducción que fuera entendible para los lectores modernos. […] El 3 de septiembre de 1949, en las oficinas centrales de la Sociedad en Brooklyn, el presidente anunció a la Junta Directiva la existencia del Comité de Traducción de la Biblia del Nuevo Mundo, y que aquel comité había completado una traducción moderna de las Escrituras Griegas Cristianas. […] en reconocimiento de la obra no sectaria de la Sociedad de fomentar la educación bíblica por toda la Tierra…”.

    (“Toda Escritura es Inspirada de Dios y Provechosa”, Watch Tower Bible & Tract Society, 1990. Estudio nº 7, p. 324, pr. 17 y 18).
    [editar] Con respecto al anonimato del comité de TraducciónQue el comité de Traducción prefiriera permanecer anónimo ha sido blanco de severas críticas. La traducción, según sus fuentes oficiales, fue realizada por un “comité de hombres capacitados”, llamado Comité del Nuevo Mundo, cuyos miembros pidieron expresamente que su identidad fuera dejada en anonimato durante su vida y después de su muerte inclusive.[1] Según sus declaraciones, la razón que dan para ello es “no glorificarse a sí mismos, sino dar la gloria a Dios”, y además que la obra debe “acreditarse a sí misma, y no por los que la hicieron”. La Sociedad Watchtower, a cuyo cargo fueron dejados los derechos de traducción, ha cumplido con esta solicitud hasta hoy.[2]

    De acuerdo con la revista La Atalaya del 1 de febrero de 1951, la razón del anonimato de los traductores se justificó así: “Los hombres que constituyen el comité de traducción han indicado [...] que su deseo es permanecer anónimos, y específicamente no desean que sus nombres sean publicados mientras vivan ni después de su muerte. El propósito de la traducción es exaltar el nombre del Dios viviente y verdadero”.

    Para 1960 se había completado la “Traducción del Nuevo mundo de las Santas Escrituras Hebreo-Arameas”, que incluye el Antiguo Testamento, así como la “Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras Griegas Cristianas”, que incluye el Nuevo Testamento, ambas en inglés. Durante aquellos años de traducción, el Comité de Traducción de la Biblia del Nuevo Mundo afirma haber “efectuado una investigación intensa y cuidadosa para asegurarse que la traducción tuviera consecuencia interna en la selección de palabras al inglés y usara el mejor texto posible de diversos manuscritos”. [cita requerida]

    La labor del comité de traducción no se terminó en 1960. Fue en 1961 cuando por primera vez se imprimió la Traducción del Nuevo Mundo en un solo volumen en inglés, edición que incorporó una revisión de toda la labor que se había efectuado anteriormente y algunas notas en el texto principal que se hallaban en las ediciones anteriores. La edición de 1961 fue la que se tradujo al español de 1967. En la segunda revisión en inglés, en 1970, se modificaron, por razones lingüísticas tanto del inglés como de los idiomas originales, más de 100 palabras o expresiones que se habían usado en la edición de 1961.

    Desde que se publicó la edición de 1961 en un solo tomo, se han publicado otras cuatro actualizaciones, en las cuales se han realizado correcciones; un ejemplo se apreció en La Atalaya del 1 de septiembre de 1979, pag. 4 sobre Levítico 23:21. En inglés la más reciente edición tuvo lugar en 1984 (en español 1987), cuando se publicó una edición de letra grande con un amplio apéndice, 12.500 referencias marginales, 11.400 notas instructivas y una concordancia.

    ¿Quiénes fueron los traductores? En el libro Razonamiento a partir de las Escrituras se explica que cuando presentó como regalo los derechos de publicación de su traducción, el Comité de Traducción de la Biblia del Nuevo Mundo pidió que sus miembros permanecieran anónimos. La Sociedad Watch Tower Bible and Tract of Pennsylvania ha aceptado su petición. Los traductores no buscaban prominencia para sí, sino solo honrar al Autor Divino de las Santas Escrituras. A través de los años, otros comités de traducción han adoptado un punto de vista similar. Por ejemplo, la sobrecubierta de la Edición con Referencias (1971) de la New American Standard Bible declara: “No hemos usado el nombre de ningún docto como referencia o para recomendaciones porque creemos que la Palabra de Dios debe ser juzgada por sus propios méritos”.

    [editar] Idiomas disponiblesPara 2012, esta traducción estaba disponible, completa o en parte, en 108 idiomas distintos y 174 millones de ejemplares.[3]

    Está disponible completa en afrikáans, albanés, alemán, árabe, armenio, búlgaro, cebuano, checo, chichewa, chino (en alfabeto tradicional, simplificado y pinyin), cibemba, cingalés, coreano, croata, danés, efik, eslovaco, esloveno, español (también en braille), finlandés, francés, georgiano, griego, holandés, húngaro, igbo, ilocano, indonesio, inglés (también en braille), italiano, japonés, kiniaruanda, kirguís, kirundi, lingala, macedonio, malgache, maltés, noruego, osetico, polaco, portugués (también en braille), rumano, ruso, samoano, sepedi, serbio (en alfabeto cirílico y latino), sesoto, shona, sranantongo, suajili, sueco, tagalo, tsonga, tswana, turco, twi (akuapem y ashanti), xhosa, yoruba y zulu.

    Además, hay partes disponibles (en general, el Nuevo testamento) en amhárico, azerí (en alfabeto cirilico y latino), birmano, camboyano, chitonga, estonio, ewé, fijiano, gilbertense, gun, criollo haitiano, hiligaynon, hindi, hiri motu, italiano en braille, kannada, kaonde, kazako, lenguaje de señas americano, lenguaje de señas brasileño, lenguaje de señas colombiano, lenguaje de señas italiano, lengua de señas mexicana, lenguaje de señas ruso, letón, lituano, luganda, luvale, malayalam, nepalí, pangasinán, papiamento (Curazao), panyabí, pidgin de las islas Salomón, sango, silozi, tailandés, tamil, tok pisin, tongano, tumbuka, tuvaluano, ucraniano, uzbeko y vietnamita.

    [editar] Diferencias entre ediciones
    Portada de la Traducción del Nuevo Mundo del año 1967 basada en la versión en inglés del año 1961Existen algunas diferencias entre las ediciones de 1961 y la de 1987, tal es el caso de Hebreos 1:6.[4] [5]

    Hebreos 1:6 Pero cuando introduce de nuevo a su Primogénito en la tierra habitada, dice: “Y que todos los ángeles de Dios le adoren”.

    Traducción del Nuevo Mundo de 1961.
    Hebreos 1:6 Pero cuando introduce de nuevo a su Primogénito en la tierra habitada, dice: “Y que todos los ángeles de Dios le rindan homenaje”.

    Traducción del Nuevo Mundo de 1987 con referencias..
    En dicha edición la cita es acompañada por la siguiente nota:

    “Podamos rendir [...] servicio sagrado.” Gr.: la‧tréu‧o‧men; J22(heb.): na‧‛avódh, “podamos servir (adorar)”. Véase Éx 3:12, n.

    Traducción del Nuevo Mundo 1987 con referencias..
    Sin ninguna justificación lingüística, las nuevas ediciones de la Nuevo Mundo traducen el verbo griego προσκυνέω (proskynéo) como “adorar” las 19 veces que se refieren al Padre, pero “rendir homenaje” las 15 veces que se refieren al Hijo. Esto sin importar que el acto signifique postrarse de rodillas

    [editar] CaracterísticasLa Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras fue presentada por el Comité del Nuevo Mundo de La Sociedad Watch Tower como “una traducción literal y confiable de la Biblia realizada a partir de las mejores copias de los manuscritos originales hoy disponibles”.Esta traducción de la Biblia posibilita una aproximación casi palabra por palabra del hebreo y griego al inglés y de allí a otros idiomas. Es la principal versión utilizada por los testigos de Jehová (aunque no la única) en su estudio personal, reuniones y obra pública.

    Según los traductores, se ha intentado ser lo más literal posible hasta donde lo permite el idioma de destino [inglés] sin perder comprensión, sabiendo que siempre es difícil alcanzar un consenso general, especialmente en la selección de palabras. En la versión con referencias (Rbi8-S), aparecen al pie de página lecturas alternativas donde, según lo han considerado los traductores, no ha sido posible seguir al pie de la letra en el texto principal.

    Cuando en el texto aparecen corchetes simples ([]), es porque se ha agregado una palabra o frase auxiliar que no aparece en el original con el fin de dar sentido a la oración.

    De los idiomas originales se tradujo al inglés, y se ha utilizado esa edición inglesa como base para la posterior traducción a otros idiomas modernos, entre ellos el español (que fue el primero en contar con la edición completa en el año de 1967) pero cotejando los manuscritos originales.

    [editar] ObjetivoEl objetivo de la obra en las palabras de los propios autores:

    “Es una gran responsabilidad traducir las Santas Escrituras de sus lenguas originales —el hebreo, el arameo y el griego— al habla moderna. Traducir las Santas Escrituras quiere decir verter a otro idioma los pensamientos y dichos de Jehová Dios, el Autor celestial de esta biblioteca sagrada de sesenta y seis libros que hombres santos de la antigüedad pusieron, por inspiración, en forma escrita para provecho de nosotros los que vivimos hoy. Ciertamente esta tarea impresiona por su seriedad. Los traductores de esta obra, que temen y aman al Autor Divino de las Santas Escrituras, sienten hacia Él la responsabilidad especial de transmitir Sus pensamientos y declaraciones con la mayor exactitud posible. También se sienten responsables ante los lectores anhelantes de conocimiento que dependen de una traducción de la Palabra inspirada del Dios Altísimo para su salvación eterna. Imbuidos del sentido de tan solemne responsabilidad, en el transcurso de muchos años este comité de hombres dedicados ha producido en inglés la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. Al principio, entre 1950 y 1960, la obra entera se presentó en seis tomos. Desde el comienzo fue el deseo de los traductores unificar todos los tomos en un solo libro, dado que las Santas Escrituras son en realidad un solo libro de un Solo Autor. Aunque los tomos originales contenían referencias marginales y notas a pie de página, la edición revisada que vio la luz pública en 1961, en forma de un solo volumen, no contuvo notas ni referencias marginales. En 1970 se presentó una segunda revisión, y en 1971 la tercera revisión, con notas a pie de página. En 1969 el comité presentó una traducción interlineal, The Kingdom Interlinear Translation of the Greek Scriptures, que bajo cada línea del texto griego revisado por Westcott y Hort (reimpresión de 1948) interpola una traducción literal, palabra por palabra, al inglés. Durante los pasados 36 años la Traducción del Nuevo Mundo ha sido traducida en parte o por entero a otros diez idiomas, y cuenta con una impresión y distribución total que sobrepasa los 48.000.000 de ejemplares. Para información sobre las características de esta edición revisada y cómo puede ayudar a sus usuarios, remitimos al lector a la Introducción. Hemos presentado la revisión de 1984 en inglés a la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania para su impresión, traducción a otros idiomas principales y distribución. La hacemos así asequible, con un profundo sentido de gratitud al Autor Divino de las Santas Escrituras, que nos ha favorecido con tal privilegio, y en cuyo espíritu hemos confiado al realizar esta revisión. Esperamos que Él bendiga a los que usen esta traducción para progresar en sentido espiritual.”

    Prologo de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (con Referencias) Edición 1987[6]
    [editar] Fuentes[editar] Texto Principal de la ObraPara la sección Hebreo-Aramea de las Escrituras (Antiguo Testamento), el comité traductor usó el texto refinado de la Biblia Hebraica de Rudolf Kittel, las ediciones 7ma., 8va. y 9na. (1951-1955), universalmente reconocido y base de la mayoría de las traducciones modernas del hebreo a distintos idiomas. Para actualizar las notas al pie de página de la Edición con Referencias de la Traducción del Nuevo Mundo se usó la Biblia Hebraica Stuttgartensia, de 1977.

    La sección griega de la Biblia (Nuevo Testamento) fue traducida principalmente del texto maestro preparado por Westcott y Hort, publicado en 1881, usando la reimpresión de 1948. Para las notas al pie de página de la edición con referencias se consultó también el texto griego de Nestlé entre otros.[7]

    [editar] Notas a Pie de página de la Edición con Referencias (1987) en españolSe lista a continuación algunas de las Obras consultadas para la elaboración de las notas a pie de página de la Versión con Referencias de la Traducción de Nuevo Mundo (Rbi-8S), con sus respectivas simbologías utilizadas en esta edición.

    א(’Álef) Códice Sinaítico, gr., siglo IV E.C., Museo Británico, E.H., E.G.
    A Códice Alejandrino, gr., siglo V E.C., Museo Británico, E.H., E.G.
    ad Aid to Bible Understanding, Watch Tower Bible and Tract Society, Brooklyn, 1971.
    Al Códice de Alepo, heb., c. 930 E.C., Israel, E.H.
    Aq Traducción gr. de Aquila de las E.H., siglo II E.C.
    Arm Versión Armenia, siglos IV a XIII E.C.; E.H., E.G.
    B Ms Vaticano 1209, gr., siglo IV E.C., Ciudad del Vaticano, Roma, E.H., E.G.
    B 19A Véase Leningrado.
    Bauer A Greek-English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature, de W. Bauer, segunda ed. en inglés, por F. W. Gingrich y F. W. Danker, Chicago y Londres (1979).
    BDB Hebrew and English Lexicon of the Old Testament, por Brown, Driver y Briggs, Oxford, reimpresión de 1978.
    BHK Biblia Hebraica, por Kittel, Kahle, Alt y Eissfeldt, Privilegierte Württembergische Bibelanstalt, Stuttgart, ed. séptima a novena, 1951-1955, E.H.
    BHS Biblia Hebraica Stuttgartensia, por Elliger y Rudolph, Deutsche Bibelstiftung, Stuttgart, 1977, E.H.
    C Códice Ephraemi rescriptus, gr., siglo V E.C., París, E.H., E.G.
    Ca Códice de El Cairo, heb., 895 E.C., El Cairo, Egipto, E.H.
    D Códices de Beza, gr. y lat., siglos V y VI E.C., Cambridge, Inglaterra, E.G.
    Gins. Massoretico-Critical Text of the Hebrew Bible, por C. D. Ginsburg, Londres, 1926.
    Gins.Int Introduction to the Massoretico-Critical Edition of the Hebrew Bible, por C. D. Ginsburg, Ktav Publishing House, Nueva York, reimpresión de 1966.
    Gins.Mas The Massorah, por C. D. Ginsburg, Ktav Publishing House, Nueva York, reimpresión de 1975.
    GK Gesenius’ Hebrew Grammar, por E. Kautzsch y A. E. Cowley, Oxford, Inglaterra (1910).
    Int The Kingdom Interlinear Translation of the Greek Scriptures, Watch Tower Bible and Tract Society, Brooklyn, 1985, una traducción palabra por palabra del griego al inglés
    It Antiguas versiones latinas, Ítala, siglos II al IV E.C.; E.H., E.G.
    J1 Mateo, heb., publicado por J. du Tillet, con una traducción lat. por J. Mercier, París, 1555.
    J2 Mateo, heb., incorporado como capítulo separado en ’É•ven bó•chan [“Piedra Probada”], de Shem-Tob ben Isaac Ibn Shaprut, 1385. Mss de los siglos XVI y XVII, Jewish Theological Seminary, Nueva York.
    J3 Mateo y Hebreos, heb. y lat., por Sebastian Münster, Basilea, 1537 y 1557 respectivamente.
    J4 Mateo, heb., por J. Quinquarboreus, París, 1551.
    J5 Evangelios litúrgicos, heb., por F. Petri, Wittemberg, 1573.
    J6 Evangelios litúrgicos, en alemán, lat., gr. y heb., por Johann Clajus, Leipzig, 1576.
    J7 Escrituras Griegas Cristianas en 12 idiomas, entre ellos heb., por Elias Hutter, Nuremberg, 1599.
    J8 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por William Robertson, Londres, 1661.
    J9 Evangelios, heb. y lat., por Giovanni Battista Jona, Roma, 1668.
    J10 The New Testament [...] in Hebrew and English, por Richard Caddick, tomos I-III, de Mateo a 1 Corintios, Londres, 1798-1805.
    J11 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por Thomas Fry y otros, Londres, 1817.
    J12 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por William Greenfield, Londres, 1831.
    J13 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por A. McCaul, M. S. Alexander, J. C. Reichardt y S. Hoga, Londres, 1838.
    J14 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por J. C. Reichardt, Londres, 1846.
    J15 Lucas, Hechos, Romanos y Hebreos, heb., por J. H. R. Biesenthal, Berlín, 1855, 1867, 1853 y 1858 respectivamente.
    J16 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por J. C. Reichardt y J. H. R. Biesenthal, Londres, 1866.
    J17 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por Franz Delitzsch, Londres, ed. de 1981.
    J18 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por Isaac Salkinson y C. D. Ginsburg, Londres.
    J19 Juan, heb., por Moshe I. Ben Maeir, Denver, Colorado, 1957.
    J20 A Concordance to the Greek Testament, por W. F. Moulton y A. S. Geden, cuarta ed., Edimburgo, 1963.
    J21 The Emphatic Diaglott (interlineal griego-inglés), por Benjamin Wilson, Nueva York, 1864, reimpresión por Watch Tower Bible and Tract Society, Brooklyn, 1942, derechos de autor expirados y no reimpreso más por la Sociedad, pero aparecido en una edición de los Estudiantes de la Biblia, conforme a esta misma, impreso en la India en el año de 2004.
    J22 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por United Bible Societies, Jerusalén, 1979.
    J23 Escrituras Griegas Cristianas, heb., por J. Bauchet, Roma, 1975.
    J24 A Literal Translation of the New Testament [...] From the Text of the Vatican Manuscript, por Herman Heinfetter, Londres, 1863.
    J25 St. Paul’s Epistle to the Romans, por W. G. Rutherford, Londres, 1900.
    J26 Salmos y Mateo 1:1–3:6, heb., por Anton Margaritha, Leipzig, 1533.
    J27 Die heilige Schrift des neuen Testaments, por Dominik von Brentano, tercera ed., Viena y Praga, 1796.
    J28 The New Covenant Commonly Called The New Testament—Peshitta Aramaic Text With a Hebrew Translation, publicado por The Bible Society, Jerusalén, 1986.
    JTS Journal of Theological Studies, Clarendon, Oxford.
    KB Lexicon in Veteris Testamenti Libros, por L. Koehler y W. Baumgartner, Leiden, Países Bajos, 1953.
    KB3 Hebräisches und Aramäisches Lexikon zum Alten Testament, por W. Baumgartner, tercera ed., Leiden, Países Bajos, 1967 —.
    Leningrado Códice de Leningrado B 19A, heb., 1008 E.C., E.H., Biblioteca Pública Estatal Saltykov-Shchedrin, Leningrado, U.R.S.S.
    LSJ A Greek-English Lexicon, de H. Liddell y R. Scott, revisado por H. S. Jones, Oxford, 1968.
    LXX Septuaginta (Versión de los Setenta), gr., originalmente producida en los siglos III y II a.E.C., E.H. (A. Rahlfs, Deutsche Bibelgesellschaft, Stuttgart, 1935).
    LXXא Véase א.
    LXXA Véase A.
    LXXB Véase B.
    LXXBagster Septuaginta (con una traducción en inglés de sir Lancelot Brenton, S. Bagster & Sons, Londres, 1851).
    LXXL Septuaginta (P. de Lagarde, Göttingen, Alemania, 1883).
    LXXThomson Septuaginta, traducida por C. Thomson, ed. Pells, Londres, 1904.
    M Texto masorético hebreo encontrado en el Códice de Leningrado B 19A, conforme se presenta en BHK y BHS.
    Nestle-Aland Novum Testamentum Graece, 26.a ed., Stuttgart, 1979.
    NM Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, Watch Tower Bible and Tract Society, Brooklyn, revisión de 1987.
    P45 Papiro Chester Beatty 1, gr., siglo III E.C., Dublín, E.G.
    P46 Papiro Chester Beatty 2, gr., c. 200 E.C., Dublín, Ann Arbor, Michigan, E.U.A., E.G.
    P47 Papiro Chester Beatty 3, gr., siglo III E.C., Dublín, E.G.
    P66 Papiro Bodmer 2, gr., c. 200 E.C., Ginebra, E.G.
    P74 Papiro Bodmer 17, gr., siglo VII E.C., Ginebra, E.G.
    P75 Papiro Bodmer 14, 15, gr., c. 200 E.C., Ginebra, E.G.
    1QIsa El Rollo del Mar Muerto de Isaías, Jerusalén, encontrado en 1947 en la Cueva Núm. 1 de Qumrán.
    Sam Pentateuco samaritano, originalmente producido alrededor del siglo IV a.E.C. (Ediciones: Biblia Polyglotta, por Brian Walton, Londres, tomo I, 1657; Der hebräische Pentateuch der Samaritaner, por A. von Gall, 1914-1918 [reimpreso en Berlín, 1963]).
    si-S “Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa”, Watch Tower Bible and Tract Society, Brooklyn, 1968.
    Sn Hebrew Old Testament, por N. H. Snaith, Israel, 1970.
    Sy, Syp Peshitta siríaca, aram. cristiana, originalmente producida en el siglo V E.C. (editada por S. Lee, Londres, 1826, y reimpresa por United Bible Societies, 1979).
    Syc Siríaca Curetoniana, originalmente producida en el siglo V (Edición: The Curetonian Version of the Four Gospels, por F. Crawford Burkitt, tomo I, Cambridge, Inglaterra, 1904).
    Syh Versión siríaca Filoxeniana-Harclense, siglos VI y VII E.C.; E.G.
    Syhi Versión de Jerusalén (Jerosolimitana), siríaco antiguo, siglo VI E.C.; E.G.
    Sys Códice Sinaítico siríaco, siglos IV y V E.C., Evangelios.
    Sym Traducción griega de las E.H., de Símaco, c. 200 E.C.
    T Targumes, paráfrasis aram. de partes de las E.H.
    TJ Targum de Jonatán, Targum de Jerusalén I (Pseudo-Jonatán) y Targum de Jerusalén II (Targum Fragmentario).
    TO Targum de Onkelos (Targum Babilónico), Pentateuco.
    TP Targum Palestinense, Ciudad del Vaticano, Roma, Pentateuco.
    TDOT Theological Dictionary of the Old Testament (ed. en inglés), Eerdmans Publishing Company, Grand Rapids, E.U.A., 1974 —.
    TDNT Theological Dictionary of the New Testament (ed. en inglés), Eerdmans Publishing Company, Grand Rapids, E.U.A., 1964-1976.
    Th Traducción griega de las E.H., de Teodoción, siglo II E.C.
    TR Textus Receptus (Texto Recibido) de las E.G., por R. Stephanus, 1550.
    UBS The Greek New Testament, por United Bible Societies, 3.a ed., 1975.
    Vg Vulgata latina, de Jerónimo, originalmente producida c. 400 E.C. (Iuxta Vulgatam Versionem, Württembergische Bibelanstalt, Stuttgart, 1975).
    Vgc Vulgata latina, recensión clementina (S. Bagster & Sons, Londres, 1977).
    Vgs Vulgata latina, recensión sixtina, 1590.
    Vgww Novum Testamentum Latine secundum editionem Sancti Hieronymi ad Codicum Manuscriptorum Fidem, por J. Wordsworth y H. J. White, Oxford, 1911.
    VT Vetus Testamentum, E. J. Brill, Leiden, Países Bajos.
    W Evangelios de Freer, siglo V E.C., Washington, D.C.
    WH The New Testament in the Original Greek, por Westcott y Hort, ed. de 1948 (reimpreso en Int).
    ZorellGr Lexicon Graecum Novi Testamenti, tercera ed., por F. Zorell, París, 1961.
    ZorellHeb Lexicon Hebraicum et Aramaicum Veteris Testamenti, por F. Zorell, Roma, 1968.
    [editar] Uso del TetragrámatonArtículo principal: Jehová.
    El Tetragrámaton Hebreo, que es el nombre de Dios, se ha traducido como Jehová cada vez que aparece en los textos originales; un total de 6.973 veces en el Antiguo Testamento. El término fue usado también 237 veces en las Escrituras Griegas Cristianas (Nuevo Testamento) al decidir el equipo de traductores eliminar el término griego kurios Señor o theos Dios e introducir en su lugar Jehová. Respecto a lo último, el comité de traducción afirma que se ha incluido el nombre divino en las Escrituras Griegas Cristianas, especialmente cuando los escritores cristianos hicieron citas directas a textos de las Escrituras Hebreas que contenían el nombre, y cuando el contexto indica que el personaje aludido corresponde al portador de dicho nombre. El uso del tetragrámaton en el nuevo testamento a levantado una ola de críticas, debido principalmente a que no existe ninguna copia griega que haya llegado a nuestros días que lo use. Con respecto a eso los traductores contestan que hace un tiempo tampoco existían copias de la Septuaginta que contuvieran el tetragrámaton ya que las copias más completas datan del siglo V. Sin embargo se han descubierto fragmentos más antiguos que si contienen el nombre, los cuales datan de la época de Jesús. En conclusión el nombre divino fue removido de las copias de la septuaginta posteriores el primer siglo y algunos creen que con el nuevo testamento ocurrió algo parecido, por ello los traductores no ven en este trabajo un inserción del nombre sino una restitución del mismo.

    Descubrimientos recientes hechos en Egipto y en el desierto de judea nos permiten ver de primera mano el empleo del nombre de Dios en tiempos precristianos. Estos descubrimientos son significativos para los estudios del N[uevo] T[estamento] porque forman una analogía literaria con los documentos cristianos más primitivos y quizás expliquen como usaron el nombre divino los autores del N.T. En las páginas siguientes presentaremos una teoría de que el nombre divino (y posiblemente abreviaturas de él) estaba originalmente escrito en el NT, en las citas hechas del A[ntiguo] T[estamento] y en alusiones a él y que, andando el tiempo, fue reemplazado principalmente con el sustitutivo κs (abreviatura para Kyrios,”Señor”). Esta eliminación del tetragrámaton, según nuestro parecer, creó en la mente de los cristianos gentiles primitivos una confusión en cuanto a la relación entre el “Señor Dios”, y el “Señor Cristo” que se reflejó en la tradición de MSS del texto mismo del NT

    George Howard, Universidad de Georgia E.U.A.,Journal of Biblical Literature, Vol 96,1977, pag. 63
    Sobre el uso del término Jehová, el Comité del Nuevo Mundo ha seguido la línea del Hebraísta Pfeiffer,[8] quien hizo la siguiente observación: “Prescindiendo de lo que se diga sobre su origen incierto, ‘Jehovah’” (Jehová en español), “es y debe seguir siendo la traducción apropiada de Yahweh al Inglés,”[9] Si bien existen muchos otros expertos que favorecen el término Yahvé, o incluso otros prefieren dejar las letras hebreas sin vocales YHVH, el uso de uno u otro es decisión de los traductores según su criterio lingüístico y dogmático.

    [editar] El CanonArtículo principal: Biblia.
    La Traducción del Nuevo Mundo no utiliza, como la mayoría de las versiones, los términos Antiguo Testamento y Nuevo Testamento, porque, según sus autores, no es la mejor forma de clasificar los libros. El uso del término “testamento”, proviene del hebreo berit (“alianza” o “disposiciones entre dos contratantes”) a través del griego diathéké y del latín testamentum. Por tanto, su significado original es el de Nueva Alianza. Y en ese contexto en la Biblia hay más de dos pactos o alianzas registrados. Por esa razón los libros se clasifican según el Idioma en que se escribieron originalmente:

    1.Escrituras Hebreo-Arameas con 39 Libros que comprenden de Génesis a Malaquías.
    2.Escrituras Griegas Cristianas con 27 Libros de Mateo a Revelación (Apocalipsis).
    De esta forma la traducción consta de 66 libros.

    Los libros deuterocanónicos que aparecen generalmente en las versiones católicas no han sido traducidos por ser considerados apócrifos o no inspirados.

    La división en capítulos y versículos se ha hecho en español según la distribución de la Versión Reina Valera, para facilitar la búsqueda y la comparación.

    [editar] Uniformidad de TérminosSegún los traductores, para cada palabra hebrea o griega en particular se ha procurado tener una traducción española equivalente hasta donde les ha sido posible; la idea es mantener la uniformidad dentro de la obra. Por ejemplo cada vez que en hebreo aparece la palabra néphesh se traduce alma; lo mismo se puede decir de su equivalente griego psykhé. Se hace también la distinción entre palabras similares pero con un matiz distinto por ejemplo el griego gnó•sis (conocimiento) se diferencia de e•pí•gno•sis (conocimiento exacto), o syn•té•lei•a (Conclusión) se diferencia de té•los (fin), solo para dar algunos ejemplos. Estas sutiles diferencias que comúnmente se pasan por alto, se presentan aquí para dar mayor claridad al lector.

    Cuando una palabra pudiera causar confusión, han optado por la transliteración para evitar interpretaciones. Ejemplo: las palabras Sheol (hebreo), Hades (griego) Y Gehena (griego), se han mantenido transliteradas en vez de traducirlas como infierno, como lo hace la mayoría de las versiones. De esta manera el lector puede llegar a su propia conclusión sobre el uso de estas palabras en el contexto bíblico.

    Para palabras que tienen más de un significado, se toma como base el contexto inmediato y el fondo histórico; en el caso del Nuevo Testamento se toma como base el Antiguo Testamento.

    Para diferenciar entre palabras que se escriben de manera idéntica pero tienen distinto significado, los traductores han aceptado como autoridades a peritos en palabras, como L. Koehler y W.Baumgartner.[10]

    [editar] Traducción de VerbosEn Hebreo los verbos no tienen tiempos, sino estados, acción completa o incompleta, de modo que usualmente se deben usar auxiliares para dar el sentido correcto. Se ha tenido cuidado especial en transmitir con precisión lo que el original muestra.

    Ejemplo:

    Génesis 2:2. La mayoría de las versiones utiliza términos como descansó, o cesó, para referirse a la acción que Dios hizo el séptimo Día creativo. Sin embargo en hebreo el verbo está en un estado imperfecto, una acción iniciada pero no terminada. Por lo tanto la Traducción del nuevo mundo usa el término procedió a descansar, para transmitir la idea correcta de la acción, que indica una acción incompleta o continua, o acción en progreso.

    Por lo tanto, en hebreo la acción que tomara lugar en el pasado podría indicarse mediante verbos en el estado imperfecto si tal acción se considerara incompleta, mientras que la acción que tiene lugar en el futuro podría indicarse mediante verbos en el estado perfecto si esa acción se considerara completa. El estado imperfecto del verbo hebreo podría verterse al español empleando palabras auxiliares como “procedió a”, “pasó a”, “continuó”, etc. y mediante el pretérito imperfecto.

    En cuanto a la característica fundamental del estado imperfecto en hebreo:

    “La característica fundamental de todos los imperfectos es lo inacabado o incompleto de lo implicado. [...] Lo inacabado de estos imperfectos, cuando están en el modo indicativo, aparece o en forma progresiva o en forma frecuentativa. Se depende del contexto como indicación de una o de la otra forma, pues la estructura del verbo es la misma en ambos casos.
    Si el contexto indica un solo acto o estado, la fuerza es progresiva. La acción se pinta en proceso de desarrollarse. En tal caso la idea primaria del verbo en inglés no es suficiente para comunicar de lleno su significado. Hay que añadir un auxiliar como ‘proceder’, o un adverbio como ‘gradualmente’, si el traductor ve que la ocasión requiere hacer resaltar todo el vigor. Cuando una narración va desenvolviéndose con rapidez y la secuencia de acontecimientos es más importante que el cuadro vívido del progreso de algún suceso en particular, el traductor quizás dependa únicamente de adverbios conjuntivos como ‘después’ para indicar tanto la secuencia como el progreso. En este caso el progreso no queda resaltado de lleno. Hay simplemente movimiento de un acto o estado a otro sin que se pinte claramente progreso dentro del segundo. Este uso restringido en la traducción significa que el traductor no ve ninguna razón especial para destacar más aún en ese lugar la idea de una acción en progreso. Si hiciera eso, el relato se haría pesado en inglés [y en español]. Por otra parte, si el traductor ve que la narración se enriquece al destacar todo el contenido expresivo del verbo, puede hacer eso. Si el contexto indica que el estado o acto tiene lugar más de una vez, la fuerza es frecuentativa. De nuevo, la idea principal del verbo en inglés [y en español] no basta para comunicar de lleno el significado. Hay que añadir un auxiliar como ‘continuó’, o un adverbio como ‘frecuentemente’, para revelar el significado pleno de repetición o suceso habitual”.

    James Washington Watts[11]
    La Traducción del Nuevo Mundo no sigue la teoría de la WAW Consecutiva o Conversiva, que trae confusión e inexactitud a la traducción correcta de los verbos.

    Una característica importante y distintiva del griego y que contribuye a su exactitud es su uso de los tiempos verbales. En los tiempos de los verbos entran en juego dos factores: el aspecto de la acción (factor principal) y el grado temporal de la acción (factor secundario). En griego hay tres aspectos principales de la acción verbal, cada uno de ellos con características modificantes:

    1.La acción continua (“estar haciendo”), expresada principalmente en tiempo presente, la cual es una acción progresiva o que se repite habitual o sucesivamente;
    2.La acción acabada (“haber hecho”), normalmente en tiempo perfecto.
    3.La acción puntual o instantánea (“hacer”), en tiempo aoristo.
    También hay otros tiempos, como, por ejemplo, el imperfecto, el pluscuamperfecto y el futuro.

    A continuación se ilustra la diferencia entre los tiempos griegos. En 1 Juan 2:1, el apóstol dice: “Si alguno peca, abogado tenemos ante el Padre” (NC[12] ). En este pasaje el verbo griego para “pecar” está en aoristo, de modo que la acción es puntual o instantánea. En esta ocasión el tiempo aoristo indica un solo acto de pecar, mientras que el tiempo presente denotaría la condición de ser un pecador, o la acción continua o progresiva de pecar. De manera que Juan no se refiere a alguien que persiste en una práctica de pecar, sino a alguien que “comete un pecado”. (Compárese con Mt 4:9 NM, donde el aoristo indica que el Diablo no le pidió a Jesús que le adorase constante o continuamente, sino tan solo, “un acto de adoración”.).

    El no distinguir entre los tiempos presente y aoristo cuando se traduce, dificulta la comprensión de la idea original. Por ejemplo, en la traducción Nácar-Colunga puede parecer que el apóstol Juan se contradice al comparar el pasaje citado antes con las palabras de 1 Juan 3:6, 9. Esta traducción dice: “Todo el que permanece en Él no peca” y “Quien ha nacido de Dios no peca”. Esta traducción no transmite con claridad la acción continua que da a entender el tiempo presente de los verbos griegos empleados. Sin embargo, algunas versiones modernas, en lugar de traducir esta expresión por “no peca”, tienen en cuenta la acción continua y traducen los verbos correspondientes: “No practica el pecado”, “no se ocupa en el pecado” (NM); “no sigue en el pecado”, “[no] vive entregado al pecado” (FS[13] ); “no continúa pecando”, “no practica el pecado” (Valera), y “no anda en pecado”, “no practica el pecado” (PNT[14] ) (véanse también NTI,[15] NVI[16] ). Del mismo modo, Jesús mandó a sus seguidores: “Sigan, pues, buscando primero el reino”, más bien que simplemente, “buscad primero su Reino”; con el uso del tiempo presente indica un esfuerzo continuo. (Mt 6:33; NM; BJ[17] ).

    Igualmente, cuando se trata de prohibiciones, los tiempos presente y aoristo son claramente distintos. En el tiempo presente una prohibición significa más que no hacer una cosa: significa dejar de hacerla. Por lo tanto, cuando Jesucristo iba al Gólgotha, no les dijo meramente a las mujeres que le seguían: “No lloren”, sino: “Dejen de llorar por mí”, pues ya estaban llorando. (Lu 23:28.) Asimismo, a aquellos que vendían palomas en el templo, Jesús les dijo: “¡Dejen de hacer de la casa de mi Padre una casa de mercancías!”. (Jn 2:16.) En el Sermón del Monte dijo: “Dejen de inquietarse” en cuanto a la comida, la bebida o la ropa. (Mt 6:25.) Por otro lado, en el aoristo la prohibición era una orden de no hacer una cosa en ningún tiempo o momento. Jesús dijo a sus oyentes: “Por lo tanto, nunca se inquieten [es decir, no se inquieten en ningún momento] acerca del día siguiente”. (Mat 6:34.) De modo que en este texto se emplea el aoristo para significar que los discípulos no solo no deberían inquietarse, sino que no deberían inquietarse en ningún momento.

    Otro ejemplo de lo importante que es tener en cuenta el tiempo del verbo griego a la hora de traducir se halla en Hebreos 11:17. Algunas traducciones pasan por alto su significado especial en este caso. La traducción Bover-Cantera dice con referencia a Abrahán: “El que había recibido las promesas ofrecía al unigénito”. El verbo griego que aquí se traduce “ofrecía” está en el tiempo imperfecto, lo que transmite la idea de que se pretendió o se intentó realizar la acción, pero de hecho no se llevó a cabo. Por lo tanto, según lo que sucedió en realidad, es más exacto traducir el verbo griego por “trató de ofrecer”. Asimismo, cuando en Lucas 1:59 se hace referencia al tiempo de la circuncisión del hijo de Zacarías y Elisabet, se emplea el tiempo imperfecto, lo que indica que en lugar de la traducción “le llamaban con el nombre de su padre, Zacarías” (Val, 1960), el pasaje debería decir “iban a llamarlo por el nombre de su padre, Zacarías” (NM). Esto concuerda con lo que realmente sucedió: que al niño se le llamó Juan, según las instrucciones del ángel Gabriel. (Lu 1:13.)[18]

    La Traducción del Nuevo Mundo toma en cuenta estos aspectos a la hora de traducir, se intenta transcribir con la mayor precisión posible, no solo el acontecimiento, sino también el tiempo y la duración de este. Muchas veces este afán ha hecho que se produzcan lecturas que sin ser incorrectas gramaticalmente, sean distintas a las formas clásicas.

    [editar] Versículos FaltantesSe ha dicho que la Traducción de Nuevo Mundo está incompleta o mutilada porque tiene algunos versículos menos que otras ediciones[cita requerida], esto se debe a que se ha tomado como base el texto crítico (también llamado texto científico) de Westcott y Hort.

    El texto de Westcott y Hort al hacer un análisis comparativo de los distintos manuscritos disponibles, y discriminarlos según antigüedad, clasificó algunos versículos como no originales, o repeticiones posteriores no necesarias (los cuales si aparecen en el llamado Textus Receptus), y esto se refleja en todas las traducciones hechas a partir de este texto maestro, la Traducción del Nuevo Mundo, edición regular (TNM) se limita a dejar el vacío en aquellos pasajes. Ejemplo de ellos son: Marcos 9:44,46; 11:26; Hechos 28:29; en estos casos aparece el número del versículo seguido de un guion (-). En 1 Juan 5:7 solo dice: “Porque hay tres que dan testimonio:”, omitiendo lo que se considera una añadidura posterior de índole trinitaria. En la Versión de la Traducción del Nuevo Mundo con Referencias, se explica (tanto en una nota a pie de página como en un apéndice) que el pasaje es una añadidura que no sale en los manuscritos más antiguos. Sin embargo, todos los versículos cuestionados han sido conservados en las notas al pie, en la Traducción del Nuevo Mundo, con Referencias (RBI-8).

    Ejemplo de otra traducción basada en los mismos manuscritos antiguos y con algunos de los mismos versículos faltantes es la evangélica Nueva Versión Internacional editada por la Sociedad Bíblica Internacional. También la Biblia de Jerusalén, de imprimatur católico, La Nacar Colunga, La Torres Amat, Nestle Alan 27ª Ed. y la Biblia latinoamericana (1995).

    Algunos textos marcados como discutidos pero que se han incorporado con notas explicativas son:

    Final Largo de Marcos contiene la siguiente nota:
    Ciertos manuscritos (ACD) y versiones (VgSyc,p) antiguos añaden la siguiente conclusión larga, pero אBSysArm la omiten:

    Final corto de Marcos contiene la siguiente nota:
    Algunos manuscritos y versiones recientes contienen una conclusión corta después de Marcos 16:8, como sigue:

    Relato de la mujer Adúltera tiene la siguiente nota:
    Los manuscritos אBSys omiten los versículos 53 hasta el capítulo 8, versículo 11, que dicen (con algunas variantes en los diversos textos y versiones griegos) como sigue:

    [editar] Lenguaje ModernoEn vista del desarrollo del idioma español, se ha procurado eliminar terminologías que, siendo correctas, ya no son tan frecuentemente usadas por la totalidad de los hispano-hablantes modernos.

    La Biblia originalmente se escribió en el lenguaje común de la gente y se pretende mantener esa característica. Ejemplos de ello son las siguientes:

    Vos o Vosotros, cambiado por usted, ustedes o Tú
    Gracia, cambiado a bondad inmerecida
    Calcañar, cambiado a talón
    Anatema, cambiado a Maldito
    Concupiscencia, cambiado por Deseo
    Bienaventurados, cambiado por Felices
    [editar] Comentarios favorables y desfavorables sobre la TNMPor ejemplo, La New Catholic Encyclopedia dice sobre la edición con referencias de la TNM que tiene “un impresionante aparato crítico. La obra es excelente excepto cuando el conocimiento científico entra en conflicto con las doctrinas aceptadas por el movimiento”. Específicamente se critica la traducción de Kyrios como “Jehová” en 237 ejemplos en el NT, la traducción de “significa” en vez de “es” en Mateo 26:26 y la adición de la palabra “otras” en Colosenses 1:16-17.[19] También el erudito evangélico Daniel B. Wallace afirma que la Traducción del Nuevo Mundo es la peor traducción al inglés debido a una “polarización sectaria del grupo y falta de erudición bíblica genuina”.[20]

    Por otro lado, varios eruditos han expresado comentarios favorables de esta traducción bíblica, como los siguientes:

    [editar] Sobre la Sección Hebrea – Antiguo Testamento (A.T.)”En mi investigación lingüística relacionada con la Biblia hebrea y sus traducciones, a menudo hago referencia a la edición en inglés de la que se conoce como la Traducción del Nuevo Mundo. Al hacerlo, se confirma repetidas veces mi impresión de que esta obra refleja un esfuerzo honesto de alcanzar una comprensión del texto lo más exacta posible. Da evidencia de un amplio dominio del idioma original y vierte las palabras originales a otro idioma de forma fácil de entender y sin desviarse innecesariamente de la estructura específica del hebreo. (…) Toda declaración en un idioma permite un cierto margen de interpretación o de traducción, de modo que la solución lingüística en cualquier caso dado puede estar sujeta a debate. Pero nunca he descubierto en la Traducción del Nuevo Mundo ningún intento tendencioso de leer algo que el texto no dice.”

    Benjamin Kedar (catedrático en la Universidad Hebrea de Jerusalén)
    Con respecto a los críticos el mismo autor expresó:

    “Hace varios años cité de la llamada Traducción del Nuevo Mundo entre varias versiones de la Biblia en artículos que tratan sobre cuestiones puramente filológicas (como la forma de verter el hiphil causativo del participio hotel). En el curso de mis estudios comparativos hallé la TNM bastante iluminadora: da evidencia de una aguda comprensión de las características estructurales del hebreo así como de un esfuerzo honesto de verter estas de forma fiel en el idioma destino. Una traducción está obligada a ser un compromiso, y como tal, sus detalles están sujetos a crítica; esto también aplica a la TNM. Pero en la porción correspondiente a la Biblia hebrea, nunca he encontrado una traducción obviamente tan errónea que pueda tener su explicación en un prejuicio dogmático. A los antagonistas de la Biblia de la Watchtower que acuden a mí para que clarifique mis puntos de vista, les he pedido repetidas veces que nombren versículos específicos para examinarlos de nuevo; pero, o bien no lo han hecho, o bien los versículos mencionados (p.ej. Génesis 4:13; 6:3; 10:9; 15:5; 18:20; etc.) no demostraban su aseveración de que se trata de una traducción tendenciosa.”

    Benjamin Kedar (catedrático en la Universidad Hebrea de Jerusalén)
    “Las traducciones originales de las Escrituras Hebreas al idioma inglés son muy pocas. Por lo tanto, con mucho gusto damos la bienvenida a la publicación de la primera parte de la Traducción del Nuevo Mundo [de las Escrituras Hebreas], de Génesis a Rut. [...] Es patente que se ha hecho un esfuerzo especial para que esta versión sea completamente fácil de leer. Nadie podría decir que carece de frescura y originalidad. Su terminología no toma nada de versiones previas”…“Vale la pena adquirir la Versión del Nuevo Mundo. Es animada y natural, y estimula al lector a pensar y estudiar. No es obra de representantes de la Alta Crítica, sino de doctos que honran a Dios y Su Palabra”.

    (Alexander Thomson, The Differentiator, junio de 1954, página 131,136)
    [editar] Sobre la Sección Griega Nuevo Testamento (N.T.)Por ejemplo, la revista Andover Newton Quarterly de enero de 1963 dijo: “La traducción del Nuevo Testamento es prueba de que en ese movimiento hay eruditos cualificados para resolver inteligentemente los muchos problemas de la traducción bíblica”.

    El hebraísta y helenista Alexander Thomson escribió: “Está claro que la traducción es obra de eruditos cualificados e inteligentes que han procurado presentar en inglés tanto del sentido verdadero del texto griego como es posible expresar” (The Differentiator, abril de 1952, págs. 52-57).

    “Está claro que esta traducción es obra de doctos hábiles, que se han esforzado por extraer del texto griego, la máxima expresión, en inglés, de su sentido verdadero. El objetivo de esta versión es adherirse a un solo significado en inglés para cada una de las palabras griegas principales, y ser lo más literal posible.[..]. La palabra que por lo general se vierte ‘justificar’ se vierte por lo común muy correctamente ‘declarar justo’.[...]. La palabra para ‘cruz’ se vierte ‘madero de tormento’ y esto es otra mejora.[...]. Lucas 23:43 se vierte bien: ‘Verdaderamente te digo hoy: Estarás conmigo en el paraíso’. Esta lectura es mucho mejor que la que presenta la mayoría de las versiones”

    (Alexander Thomson, comentarista sobre Hebreo y griego)[21]
    El texto completo de este artículo puede encontrarse aquí. Cabe señalar que el señor Alexander Thomson, del que se hacen algunos comentarios aquí, es considerado de poca importancia por los detractores de la Traducción del Nuevo Mundo.

    “Soy especialista diplomado en textos bíblicos, conozco bien las obras que se utilizan actualmente en el estudio de la Biblia y, por cierto, no soy testigo de Jehová. Pero sé reconocer una publicación de calidad cuando la veo, y su ‘Comité de la Traducción del Nuevo Mundo’ ha hecho un trabajo de gran calidad. La ‘Traducción del Nuevo Mundo’ es una traducción literal de primera calidad que es fiel al griego y evita las imprecisiones tradicionales. En muchos aspectos es superior a las traducciones más conocidas de la actualidad”.|Texto del profesor Jason BeDuhn de la Northern Arizona University[22] }}

    “La traducción del Nuevo Testamento es prueba de que en ese movimiento hay eruditos que están capacitados para tratar inteligentemente con los muchos problemas de la traducción bíblica.”

    (Andover Newton Quarterly, enero de 1963.)[23]
    [editar] Juan 1:1Artículo principal: Prólogo del Evangelio de Juan.
    Griego: kai the.ós en ho ló.gos (και θεος ην ό λογος).
    Una crítica común tiene que ver con la identidad de La Palabra o El Verbo que aparece en Juan 1:1, todos concuerdan en que se trata de Jesucristo. Sin embargo muchas versiones tradicionales, traducen el término señalando que Jesús es Dios, mientras que la Traducción del Nuevo Mundo señala que es un dios.

    «En el principio era el Verbo, el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios. »

    (Juan 1:1 Versión Reina Valera 1995)
    « En [el] principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era un dios.»

    (Juan 1:1 Traducción del Nuevo Mundo)
    [editar] El Verbo (o La Palabra) era DiosArgumento gramatical

    Los que favorecen esta traducción, argumentan que al no emplearse el artículo definido lo que quiere expresar el autor es la consustancialidad del “Verbo”(Jesús) y “El Dios”, aplicándole el mismo término θεὸς, de forma más atributiva que sustantiva.

    Se afirma que al designar a Cristo como un dios, no solo se le rebaja sino que se atenta contra reglas básicas del Griego Koiné al intepretar el término θεὸς como sustantivo común, de hecho de ser así el autor usaría la palabra θεῖος [G2304: theios (dseíos)], parecido a dios (neutro como sustantivo, divinidad), divino. Algunas traducciones que vierten en forma similar a la Versión Valera: Nueva Versión Internacional, Castilian, Biblia en Lenguaje Sencillo, La Biblia de las Américas, etc. De hecho la misma Traducción del Nuevo Mundo en Juan 20:28 entre otras citas, vierte de la misma manera θεὸς, en Juan 1:1 hay una excepción al respecto.

    [editar] El Verbo (o la Palabra) era un diosArgumento gramatical

    Los Traductores de la TNM, afirman que si bien en el Griego original no existían los artículos indefinidos, y que son necesarios para dar el sentido correcto a las oraciones españolas. Su argumento puede expresarse como sigue:

    En Griego un sustantivo precedido de un artículo definido señala una identidad, mientras que un sustantivo sin artículo precedente delante de un verbo señala una cualidad. Por ejemplo en Juan 4:24 el Texto griego dice pneuma o Theos (Literalmente «espíritu el Dios»), aquí la mayoría de las traducciones sobreentienden un verbo (πνευμα [εστιν] ό θεος) es así como la versión Valera dice: «Dios es Espíritu» (se agrega la palabra « es»), esto porque el artículo está delante de la palabra Dios señalando identidad y quedando como sujeto de la oración. Sin embargo, algunas versiones consideran que la palabra «espíritu» pasa a ser un complemento predicativo sin artículo que antecede al verbo, al ser así se considera indefinido, un ejemplo de ello lo encontramos en la King James Version y la American Standard Version que dicen: «God is a Spirit» (Dios es un espíritu), la Traducción del Nuevo Mundo lo vierte de forma similar. El caso de Juan 1:1 es muy similar al anterior en griego «theós en ho ló.gos» («dios era la palabra»), el sujeto «La Palabra», tiene artículo por lo que es definido, el predicado («dios») carece de artículo, y al igual que el término «espíritu» del ejemplo anterior está precediendo al verbo, por lo que si es admisible decir «Dios es un espíritu», también se puede decir «La palabra era un dios», puesto que ambos textos son gramaticalmente similares.

    Por otra parte en Juan 1:1 aparece dos veces la palabra «Theós» (Dios), en la primera se dice que «la Palabra (Jesús) estaba con (griego πρός lit. ‹hacia›) Dios» (Gr. ho Theós = El Dios (Padre)) este primer «Theos» tiene artículo por lo que se identifica con un personaje definido (el Padre), sin embargo el segundo «theos» está sin artículo (Gr. kai «theós en ho lógos». Literalmente: «y dios era La Palabra» [gr. ό λογος = «La Palabra» (identidad: Jesús)]). Al no llevar artículo, no se trata que «la Palabra sea Dios», sino que la Palabra tiene «cualidad» de ser «theos»,«un dios» (un ser divino), pero no «el theos» con quien estaba «en el principio».

    Un ejemplo de cómo se debe agregar el artículo indefinido en Español es la construcción gramatical que aparece en Hechos 28:6.

    «Ellos estaban esperando que él» [El Apóstol Pablo] «se hinchara o cayera muerto de repente; pero habiendo esperado mucho, y viendo que ningún mal le venía, cambiaron de parecer y dijeron que era un dios»(theon : dios en acusativo)”

    Hechos 28:6 Versión Reina Valera 1995)
    [editar] El Verbo (o La Palabra) era divino (o tenía naturaleza divina)Argumento gramatical

    Philip Harner presenta cinco diferentes formas de organizar las palabras de Juan 1:1c, resultando de ello diferentes oraciones que ofrecen cinco informaciones diferentes.

    “A la luz de este examen del uso de Juan, nosotros podemos dar atención especial al versículo al cual estamos interesados, Juan 1:1. Nuestro estudio sugiere que el predicado anarthrou (sin artículo) en este versículo es primariamente cualitativo en significado y que sería definido únicamente si hubiera alguna indicación del contexto o el significado. Como una ayuda en el entendimiento de este versículo sería de ayuda preguntar qué pudo Juan haber escrito tanto como lo que él escribió. En términos de los diversos órdenes de palabras y el vocabulario disponible para él, Juan podría haber escrito lo siguiente:

    A. ό λογος ην ό θεος (“la palabra era el Dios”).
    B. θεος ην ό λογος (“Dios era la palabra”).
    C. ό λογος θεος ην (“la palabra Dios era”).
    D. ό λογος ην θεος (“la palabra era un dios”).
    E. ό λογος ην θειος (“la palabra era divina”).
    Obsérvese que la explicación de Harner muestra que, si lo que Juan quería era decir que el Hijo era divino, debió escribir ό λογος ην θειος, o al menos ό λογος ην θεος. Pero lo que Juan escribió fue θεος ην ό λογος, y por ello Philip Harner explica: “la cláusula pudiera traducirse: «El Verbo era de la misma naturaleza que Dios»”.[24] Y además: “Esta sería una forma de representar el pensamiento de Juan, que es, como yo lo entiendo, que ho lógos, no menos que ho theós, tiene la naturaleza de theós”.[25] Pero decir que el Padre y el Hijo tienen la misma naturaleza, no es otra cosa que equipararlos.Pero hay que recordar que no existe manuscrito griego que contenga, la palabra era un dios.

    “Por último, Juan nos dice que la Palabra era Dios. Este es un dicho difícil de entender para nosotros; y es difícil porque el griego, la lengua en que escribió Juan, tiene una manera de decir las cosas que es diferente del español. Cuando se usa un nombre en griego, casi siempre se le antepone el artículo determinado. La palabra para Dios es theós, y el artículo determinado correspondiente es ho. Cuando se habla de Dios en griego, no se usa solamente theós, sino ho theós. Ahora bien, cuando no se usa el artículo determinado con un nombre, ese nombre se usa como adjetivo. Juan no dijo que la Palabra era ho theós, lo que habría querido decir que la Palabra era el mismo que Dios. Dijo que la Palabra era theós—sin artículo definido—, lo que quiere decir que la Palabra era, podríamos decir, del mismo carácter y cualidad y esencia y ser que Dios. Cuando Juan dijo que la Palabra era Dios, no estaba diciendo que Jesús es el mismo que Dios, sino que Jesús es lo mismo que Dios. De dos personas íntimamente compenetradas se dice que piensan y sienten lo mismo de tal manera que, si se conoce a una, es como si se conociera a la otra. Jesús está tan íntima y totalmente identificado con Dios en pensamientos, sentimientos y carácter que, conociéndole a Él, conocemos perfectamente a Dios.”

    (Dr. William Barclay,Comentario al Nuevo Testamento, volumen 5, Juan I; ed. CLIE, 1996, pág. 53 y 54)[26]
    El sacerdote jesuita John Mckenzie expone por su parte:

    “En las palabras de Jesús y mucho del resto del NT, el Dios de Israel (griego: ό θεος) es el Padre de Jesucristo. Es por esta razón que el título ό θεος, el cual ahora designa al Padre como una realidad personal, no es aplicado en el NT a Jesús mismo; Jesús es el Hijo de Dios (de ό θεος). Esta es una materia de uso y no una regla, y el sustantivo es aplicado a Jesús pocas veces. Juan 1:1 debería ser traducido rigurosamente: ‹La Palabra esta con Dios (el Padre), y la Palabra era un ser divino›”

    John L. McKenzie, S.J.[27]
    No obstante, el NT sí emplea la cláusula ό θεος para aplicarla al Hijo, en Juan 20:28, donde Tomás lo llama “mi Señor y mi Dios” empleando el artículo definido.

    [editar] ComentariosA continuación, algunas citas de académicos modernos y antiguos sobre la forma de traducir Juan 1:1, no necesariamente con respecto a la Traducción del Nuevo Mundo:

    “Nosotros notamos el uso del artículo (HO) que Juan tiene en esta sentencia. Él no escribe sin cuidado a este respecto, no es que él no esté familiarizado con las sutilezas de la lengua griega. En algunos casos él usa el artículo, y en otros lo omite. Él añade el artículo para el “LOGOS”, pero para el nombre “THEOS” lo añade algunas veces. Él usa el artículo cuando el nombre “THEOS” se refiere al que es Increado y Causante de todas las cosas, y el lo omite cuando El LOGOS es llamado THEOS(dios)….El Dios verdadero es “HO THEOS”…”

    (Orígenes de Alejandría,[28] )
    “Cuando la Divina Escritura antepone el artículo a sustantivos, entonces esto significa algo que es solo propio y verdadero de lo cual dice ser, pero cuando carece de artículo, esta hace una declaración más general de cada cosa que se dice, como por ejemplo…muchos son llamados dioses, pero cuando se dice ” el Dios ” (ho theos) significa aquel quien solo y apropiadamente lo es; y más simple sin el artículo, de aquellos que son llamados a esto por gracia”

    (Cirilo de Alejandría,[29] )
    ” Por consiguiente el Dios verdadero es uno, pero esos que son llamados dioses, por un abuso del lenguage, son numerosos, por eso, la Sagrada Escritura… indica que este es el Dios verdadero que esta señalado por el uso del artículo”

    (Filón de Alejandría[30] )
    Dr. J.R. Mantey (que es citado en las páginas 1158-1159 de la Traducción Interlineal del Reino de la Sociedad Watchtower en inglés): “Una sorprendente mala traducción”. “Obsoleta e incorrecta”,”No es ni erudito ni razonable traducir Juan 1:1 ‘La palabra era un dios’”.[31] “Entonces la siguiente declaración de Juan es que la palabra era Dios, es decir, de la misma familia o esencia que caracteriza al Creador. O, en otras palabras, que ambos son de la misma naturaleza, y que esa naturaleza es la existencia más alta, esto es, divina”.[32]

    Dr. Philip B. Harner de la Universidad de Heidelberg: “El verbo precedente a una forma anártrica probablemente significaría que el LOGOS era ‘un dios’ o persona divina de cierta clase, perteneciente a la categoría general de TEOS, pero un ser distinto de HO TEOS. En la forma que Juan uso, la palabra TEOS está colocada al principio para énfasis”. Sugería la traducción: “la Palabra tenía la misma naturaleza que Dios”[33]

    En cuanto al uso de la Traducción del Nuevo Mundo de Inglés en el volumen primero de 1953 los Territorios del Noroeste (Génesis a Ruth), el Dr. Harold H. Rowley (1890-1969) criticó lo que llamó “la literalidad de madera” y “la construcción dura”. Se caracteriza esto como “un insulto a la Palabra de Dios”, citando a Génesis 15:05, 04:13, 06:03, 18:20, 04:08, 19:22, 24:32 y 24:66 como ejemplos. Rowley concluyó: “De principio a fin el [primer] volumen es un ejemplo brillante de cómo la Biblia no debe ser traducido.”[34] de revisión publicado Rowley es de fecha enero de 1953, seis meses antes de que el volumen fue lanzado en realidad,[35] [36] Rowley no ha actualizado su revisión después de la edición de julio 1953 o la revisión de 1961, y murió antes de la publicación de revisiones posteriores en 1970, 1971 y 1984.[37]

    [editar] Colosenses 1:15,16Griego pan’ta (παντα).

    Aquí la crítica común tiene que ver con la relación que tiene Jesús con el resto de la Creación. ¿Fue creado por Dios o él es el Dios creador?.

    “15 Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación; 16 porque por medio de él todas las [otras] cosas fueron creadas en los cielos y sobre la tierra, las cosas visibles y las cosas invisibles, no importa que sean tronos, o señoríos, o gobiernos, o autoridades. Todas las [otras] cosas han sido creadas mediante él y para él.

    Colosenses 1:15,16 Traducción del Nuevo Mundo
    “15 Cristo es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación, 16 porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hayen la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.”

    Colosenses 1:15,16 Versión Reina Valera 1995
    [editar] “Porque en él fueron creadas todas las cosas”Todas las traducciones establecen que Jesús es el “Primogénito de toda la Creación”, pero esta declaración es entendida de modos diferentes. Para unos el término Primogénito tiene que ver con excelencia, lo que significaría que Jesús no fue creado sino que fue el más grande con relación a la creación sin ser parte de ella. Por eso el versículo 16 afirma que “porque en él fueron creadas todas las cosas” (Versión Reina-Valera).

    Según este entendimiento Jesús como parte de una Trinidad, jamás fue creado sino que él es también el Dios Creador.

    [editar] Argumento GramaticalAnte esto, son críticas por parte de trinitarios, incluso del clero de la cristiandad. Aunque hay quienes argumentan a favor de una Trinidad, existe una avalancha de textos hebreos y griegos en los cuales dicha doctrina queda sin base y fundamento bíblico. Lo que hay que explicar, según el punto de vista bíblico original -contrario a la Trinidad-, fue que Dios creo primero a Jesucristo, y esta creación inteligente fue el “obrero maestro” de toda la demás Creación. Tal confusión sobre un concepto trinitario se debe por una errónea interpretación, o, en algunos casos, por la indetallada traducción de algunas biblias.

    [editar] “Porque por medio de él todas las [otras] cosas fueron creadas”Los que afirman que primogénito tiene el significado exclusivo de “primer hijo”, consideran que Jesús fue creado y por lo tanto es parte de la creación de Dios, y que él ayudó a Dios a hacer el resto. Por esta razón

  11. JESSE dijo:

    En colosenses cap. 1:16,17 en el Griego original hace mención a Jesucristo como “creador de todas las cosas” la watchtower ha AÑADIDO sin ninguna razón 4 veces la palabra “OTRAS” para apoyar engañosamente su doctrina de que Jesus es una cosa creada. ¿Que dicen al respecto? Será que esta sociedad ha pasado por alto las palabras que Jesús declaró en apocalipsis respecto a todo aquel que AÑADA a esta escritura?

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s